Tras las rejas…

jimmy090309-rejas
No hace falta que sean de hierro. O de acero. O del material del que las hagan.
No hace falta haber hecho nada. Ser culpable de nada.
No hace falta que nadie nos acuse. Aunque a veces alguien acuse en silencio.
Muchas veces nos sentimos ahí, dentro. Sin escapatoria. Y gritamos, pero nadie nos escucha. A veces no somos conscientes siquiera que estamos ahí dentro.
Estamos en manos de multinacionales, de gobiernos. Estamos en manos de familias. En manos de nuestros amigos. A veces funcionamos tal y como parece que quieren los demás que funcionemos.
Alguien escribió hace ya algunos años, un tratado que se titulaba “Miedo a la Libertad”. Aunque quizás ahora, en muchos sentidos, habría que empezar por definir… “Libertad”.