Hace dos semanas…

Pues… Hace ya dos semanas que ocurrió. Hace dos semanas que me quedé en pelota picada en lo referente al mundo virtual. De golpe me quedé sin blogs, sin cuenta de mail, sin reader, sin contactos, sin enlaces…

 Y aquí estamos…

 No sé ni por qué… ni si algún día recuperaré algo. Aquí estoy en estos blogs nuevos, empezando de nuevo, pero recuperando algo de lo que dejé atrás. En muchas cosas, a la fuerza ahorcan. Tenía preparada para publicar, la segunda parte de la correspondencia de Mario y Daniel… y habrá algunos de los que lleguen aquí que, no leyó los post publicados en el blog anterior. Así que, antes de publicar la segunda parte de la correspondencia, habrá que empezar por el relato original, y por la primera parte de esa correspondencia, que surgió de forma además un poco espontánea, con la colaboración inestimable de Mariohasdisapiar.

 Pero bueno, habrá que empezar a mirar hacia delante… y escribir cosas nuevas, o al menos publicar las nuevas que tengo por ahí… porque he de reconocer que, desde que me pasó esto, no he podido escribir ninguna de las historias que tenía en la cabeza. Alguna de ellas, incluso, ya se ha disuelto en el olvido…

 A mi la verdad es que no me suele gustar ser excesivamente protagonista. Y bueno, siempre me ha preocupado mucho el qué dirán. Así me va… hay que ser un poco más descarado… Y el otro día, me di cuenta, hablando con un bloguero por el MSN, que, vale… me han cerrado el blog… es un hecho que ponía fotos de chicos desnudos, algunos de ellos haciendo manitas… ergo… a Jaime le han cerrado el blog por pornográfico. Resuenan en mis oídos ese comentario…  como justificando el hecho de que lo cerraran… Incluso veo claramente y escucho las conversaciones… “si es que era de esperar…” “con esas fotos que colgaba”… aunque a mí me dirán cosas como… “qué putada” “con lo bien que estaba el blog” “con esos chicos tan estupendos que ponías”… “con lo bien que escribías y el gusto que tenías para las fotos”… Porque el erotismo, o el porno, tienen estas cosas. A unos gusta, a otros no. Y algunos… como que desprecian un poco a quien le gusta o hace consumo de ello. O al menos al que lo reconoce. Es como si perdieras puntos.

 Hombre, pudiera ser que fuera… pero no sé… con la de miles de blogs de porno duro que hay… si el mío era de monjitas… Pero pudiera ser… sí, que me hayan cerrado el blog por obsceno. O porque alguien denunció mi blog… a saber con que motivos. Porque el aviso que me colocaron… era ya claro, y quien no quisiera ver desnudos, o contenido “peligroso”, estaba avisado. O no quisiera ver hombres besándose. O que hablara de amor entre personas del mismo sexo.

 Y en ese discurso… ¿dónde cabe la cuenta de mail? ¿Y las demás opciones de mi cuenta de google?

 Y podría haber sido también por otras cientos de cosas. Por ataque de hackers, por usurpación de contraseñas, porque alguno de los blogs dónde he comentado y me haya suscrito a los comentarios siguientes haya sido atacado por spam, y se me haya llenado el correo de ello… ¿Pero quién lo sabe?

 Así que, si no he contestado algún mail, ya me perdonaréis, pero no tengo vuestros mails. Y no tengo tampoco muchos de los enlaces de personas que visitaban mi blog. Poco a poco iré recuperándolos. Pero… es un trabajo un poco largo… ir buscando de blog en blog un enlace de… y otro enlace de… Así que, según vayáis llegando… os iré marcando… hummmmmmmmmmm… y si me mandáis un mail a tatojimmy (arroba) yahoo (punto) es… os ficharé también el mail.

 Tampoco puedo acceder  a los blogs privados que visitaba. Así que si alguno pasa por aquí, que me envía una nueva invitación a la nueva cuenta.

 Por lo menos esto ha servido para darme cuenta de que no conviene fiar todo a una entidad, o a una empresa. Google está muy bien, hasta que tienes problemas. Ahí te das cuenta, primero, de que en sus condiciones generales incluyen la posibilidad de cerrarte toda la cuenta por mil y un motivos, sin avisar, y porque sí. Y que no hay forma de conectar con ellos. Todo se resuelve con mails programados, que contestan lo mismo si les dices que hace sol en Málaga, como si les llamas bobos a la cara. Que todas los formularios que te hacen rellenar, no valen para nada, porque te van a contestar lo mismo. Que solo sirven para tenerte un rato entretenido. Y que al fin y al cabo, estás completamente indefenso. Porque entre otras cosas, no sabes, primero, si te tienes que defender de algo. Y segundo, en caso de tenerte que defender, no sabes de qué.

 Y todavía hoy, a ratos,  me dan ataques de rabia. Es una sensación de indefensión, de estar a merced de cualquiera. Aun hoy, a veces me dan ganas otra vez de no continuar. De dejar este mundo bloguero, que tantas alegrías me ha dado, pero que también, últimamente, tantos sinsabores me ha traído.

 Los servicios que ofrece google, me gustaban. Pero lo único que puedo hacer es, a día de hoy, hacerle un poco de boicot, y no usar esos servicios más que en lo estrictamente necesario. El mail ya no es de google. Uno de los blogs, ya no es de google. Y algunas otras cosas, intentaré en un futuro que no sean de google.

 Recuerdo a los que pasen por aquí, que hay dos versiones del blog. Una con fotos de desnudos,  y otra con los textos y fotos de menos voltaje. Esta vez, posiblemente, no sean exactamente iguales los dos blogs. El Rincón de tatojimmy, por si las moscas, lo he abierto en wordpress. No domino wordpress, así que me costará… porque ahí es todo un poco distinto. Y hay cosas que todavía no tengo ni idea, ni para lo que sirven. Pero por lo menos… si uno falla, estará el otro.

 Quisiera agradecer a los que os habéis acordado de mi, y me echasteis en falta. A los que me mandasteis sms, o me llamasteis por teléfono, o a los que me mandasteis un mail a las cuentas que tenía de reserva. O a la del MSN. O a las referencias que he visto en algún blog. Muchas gracias.

 Y con  esto y un bizcocho…