Cosas de gays…

Venga, va, hoy toca una de gays. Sí, sí…cositas de gays.

 ¡¡Qué está de moda!!!!! ¿No lo sabíais?

 ¿No, no lo está?

 Pues en Marruecos, no. No lo está. Parece que  las autoridades han decidido erradicar esta lacra de la sociedad. Bueno, no creáis que aquí… que en este nuestro país que es España, todavía hay unos cuantos que les gustaría levantar un cadalso para guillotinarnos a todos. Pero… esperemos que no lo consigan… yo es que tengo un cuello estupendo… sip. Y bueno, me gustaría conservarlo durante un tiempo más. Unos 100 o 200 años… sip.

 Y es que, no acabo de entender a muchos que andan por ahí. El otro día, un blog de una pareja gay, los papis gays, en un momento dado, se convirtió en un mensaje amenazante. Una foto de un chico completamente plagado de contusiones, y unas palabras “tremendamente amables” hacia los dueños del blog. Tengo una captura de pantalla, y mi primera intención era el incluirla aquí, pero he pensado que mejor no. Aunque ahora que lo escribo… pero no… creo que no.

 Yo es que no acabo de entender. NO. Debo ser bobo. Yo soy gay. Vale. Yo voy a tener sexo con un hombre. Sip. Con un hombre gay. Si tu eres heterosexual… ¿qué más te da que me vaya a la cama con un hombre? Si yo me caso con ese hombre ¿En que se ven menoscabados tus derechos?

 Sigo sin entender esa manía que tienen algunos de convencernos a todos para que sigamos sus creencias. Y su forma de ver las cosas. Me parece estupendo que un hombre hetero, no quiera follar con un hombre. Yo no voy a intentar convencer a todo hetero que me encuentre, en que se folle a otro hombre. Yo no creo que, el que yo sea gay, anime a nadie a serlo. Es que… partimos de la base de que esto de ser gay, pues un día vamos por la calle, se nos enciende una lucecita, damos un respingo y gritamos… ¿¿¿¿Voy a ser gay!!!! ¡¡¡Mundo… enteraos… acabo de decidir follar con hombres!!!!!

 Sí, sí, porque tú, sí… tú… seguro que viste a dos hombres besarse en la calle, y de repente se te puso picota, y te convertiste.

 Es que debemos ser masoquistas. Porque, vamos a ver. Los cuatro que están en Chueca, o en la zona equivalente de Barcelona, o de Bilbao, o de alguna gran ciudad… puede que les de igual, que mole un montón ir de gay fashion… pero eso, aun en esas ciudades, en otros ambientes, para muchos, sigue siendo un suplicio. Sigue dando mucho miedo. Y sigue costando un montón encontrar alguien siquiera con quien desahogarte, con quien compartir miedos, temores… y no digo ya mantener una relación.

 Así que debemos ser masoquistas. Porque elegimos el camino más difícil. Elegimos lágrimas y ansiedad. Y algunos, porque no ven otra salida, eligen estar en silencio toda su vida. Ocultarse. Y no ya ocultarse a los demás,… sino ocultarse a sí mismos, que es lo peor.  Porque no ven a nadie a su alrededor que sea gay. Y cuando lo ven, no se siente identificado… para nada. Porque muchos se encuentran solos. Y porque muchos, esa lucha interna en contra de ellos mismos, a veces les impide hasta respirar.

 Sí, sí, avanzamos mucho. Pero no todo el mundo lo ve así de claro. No todo el mundo puede ni tiene valentía para enfrentarse a los suyos. Enfrentarse en su pueblo a sus convecinos. No todo el mundo, acaba por aceptarse a sí mismo tal y como es.

 Es que todo se reduce a eso. A que nos dejen ser como somos. Pero parece que algunos no quieren. Y para ello, no dejan de insultar, de amenazar, o de mentir.

 Chicos, chicas… que sí… que no pasa nada… que somos gays… que somos como somos… y qué narices, aunque a veces os parezca que no hay nadie como vosotros, no es cierto. Siempre hay alguien parecido. Aunque no les veáis en la tele…

 Pero eso sí… Marruecos estos días, no es buen lugar para hacer de gay. No.

 Por cierto… Irán, yo tampoco os lo recomendaría.

 Venga, va, tomemos un café… ¿a quién le toca pagar hoy?