Empiezo en Madrid… y acabo… ni se sabe.

¡Qué estuve en Madrid el finde pasado!

Un finde sin escuchar males, quejas. Sin ver a familia ni a gentes del trabajo. Sin tener que hacer la compra. Sin pensar en las miles de cosas que tengo que hacer, y no me da tiempo, o no tengo ganas.

¡¡ayyyyyyyyyy!!!!!

Vi encima a algunos amigos. Conocí a Alex sin sentido, aunque no le pude poner nervioso en Chueca… jijijiji. Ni me pagó la tarta que me debe… en fin. Todo ello se lo guardo para la próxima.

Probé un restaurante nuevo (gracias rem por la recomendación… espero alguna recomendación más… y que a la próxima me lleves tú…), cené un bocata de jamón estupendo y baratísimo, volví a un italiano que me suele gustar, y me gustó otra vez, escribí sin distracciones, así que me está saliendo una historia larga… larga… jijijiji. Leí en mi Starbucks preferido, paseé por Madrid hasta que caí agotado… comprobé una vez más que Iago no me quiere… menos mal que otros sí… ains.

No puede ver a todos los amigos que quería. A Sonia se me olvidó citarla, perdóname, dentro de unos días espero tomar un cafecito contigo, y espero que se unan algunos otros blogueros, viejos amigos, y nuevas incorporaciones.

Un finde tranquilo… con buenas conversaciones… buena compañía… un finde de relax. Un finde que me ha sentado de puta madre. Sí señor.

Y ayer… es curioso, hablando con uno de los amigos que vi en Madrid, hablaba del cierre de mi cuenta de Google. Y comentaba el hecho curioso de que el blog antiguo sin palabras, todavía se podía ver… Era lo único de mi cuenta antigua de tatojimi que estaba visible. Y mira por dónde, creo que fue decirlo en voz alta, y desaparecer. Ayer comprobé que, ya tampoco estaba accesible. Yo que iba con la intención de copiar un post que escribí, uno de los últimos, con una música determinada que no tengo  apuntada, y resulta que… ya no está tampoco. Pues me ha recordado la rabia que sentí cuando perdí todo lo que había acumulado y creado durante tantos meses. Ya hace más de dos meses que pasó todo aquello, y no hay noticias. Los indicios apuntan a que nunca más lo recuperaré. Pero no hay respuesta de Google al respecto.

Fuera por la causa que fuera, el caso es que, no puedes alegar, no puedes saber, no puedes ni defenderte, en caso de que haya algo de qué defenderse, que no lo creo. Y no soy mucho de seguir dándole vueltas. Es mucho el tiempo que perdería investigando por dónde podría buscar alguna respuesta. Y encima, sería en foros en inglés, muchos de ellos. Porque eso es lo malo que tiene Google también, que según vas pidiendo más información, o más completa, ya todo está en inglés. Y eso me agota.

En uno de mis paseos por el Foro, vi la convocatoria a una manifestación convocada por  los amigos y familiares de un chico al que mataron hace unas semanas de forma brutal. No he podido saber las causas, porque luego se me ha olvidado el nombre del chico y no he podido buscarlo. Pero, me ha recordado, el chico que mataron hace un par de semanas en Burgos, de una paliza, porque el chico no quiso dar un cigarrillo a unos chicos. Chicos de 18 años todos ellos. Recuerdo también otro caso parecido de otro chico al que mataron en Burgos, hace unos meses. Chicos muy jóvenes, como joven era el fallecido. Poto en su blog, habla también de la paliza que le dieron a un chico… porque sí. Y como uno que pasaba por allí, sin saber nada de nada del tema, se puso también a pegarle. Y como había mucha gente mirando. Y como la policía no llegaba. ¿La llamaría alguien?

La semana pasada me pasee por algunos blogs, digamos con un espíritu un poco contrario a los gays. Y la verdad es que me asusté un poco de comprobar la ira que destilaban algunos de los que comentaban, en contra de los gays. Las manipulaciones de las que hacían gala. Y la censura que tienen instaurada en esos blogs, eliminando comentarios de las personas que no piensan como ellos.

¿Por qué toda esta violencia física y verbal? Unos tienen esa violencia contra los gays… ¿A ellos que les va ni les viene que otros tengan una opción sexual distinta a la suya? Otros tienen esa violencia contra… contra el que se cruce en su camino y no le caiga bien. O no le guste la sudadera que lleva, o las zapas. O porque no le da un cigarrillo… ¡¡un cigarrillo!!, que viene a ser, más o menos, te pego porque me da la gana. Y si palmas… “mira chico, mala suerte”.

Podemos recordar los chicos esos de “buena familia”, o sea, sin venir de una familia desestructurada, que parece que da al menos un camino para “disculpar” al agresor, que patearon a una “sin techo” y la prendieron fuego. Pero no,… no querían matarla. Esos chicos que pegan a sus compañeros de instituto y lo graban en sus móviles.

Podemos pensar que todo esto es un mal de la juventud… pero en esos blogs o foros o lo que fueran dónde se atacaba a los gays con saña, no eran muy jóvenes precisamente. Incluso algún sacerdote estaba por allí. ¿Dónde queda lo del amor al prójimo de lo que hablaba Jesús con tanta insistencia?

Porque cuando ves conducir a mucha gente con brusquedad, obligándote casi a apartarte de la carretera para dejarles pasar, y te fijas en el que conduce, unas veces sí, son jóvenes. Pero otros… son como más talluditos.

¿Estamos tan frustrados que tenemos que demostrar a golpes lo guays que somos?

¡¡Calla Jaime, calla!! No sigas… estábamos en que estuviste a gusto en Madrid, que te relajaste y esas cosas… y mira dónde acabaste…

Me callo.

PD. Solucionado el problema de los 5 chicos de Madrid. Este tema queda bajo secreto de sumario. No hace falta que hagáis indagaciones ni nada de eso. Os agradezco vuestro interés… “absolutamente desinteresado”… ejem. ¡¡Hala!! ¡¡A cascarla!! Jijijijiji.

Resumen para LuisM:

LuisM, que este finde pasado estuve en Madrid. Estuve con unos amigos, que tú no conoces. Algún día te les presento… sip.

Ya sabes que a veces parezco una cotorra, pues así estuve el domingo con Alex sin sentido. No, no es ninguno de los Alex que conocimos hace tiempo.

Pero no me fui de fiesta. Si es que sin ti, esas cosas no son lo mismo.

Y después de esto, pues me he liado, y me he metido un poco con Google. ¿Sabes que el blog sin palabras antiguo ya no se ve tampoco? Estos de Google son unos capullos… en fin.

Y después… me he metido en un jardín sobre la violencia sin sentido… no, no tiene nada que ver con el Alex que he citado antes. No. Alex sin sentido es una cosa, y la violencia sin sentido es otra cosa distinta.

Tengo que hacérmelo mirar… empiezo a escribir, y no sé ni dónde voy a empezar, y mucho menos dónde acabo.

LuisM, pero estas cosas que comento aquí hoy, son para que me escribas como cuando tú coges interés por un tema.

Por cierto LuisM, eso de facebook, me da mucha pereza. Pero mucha.