Y tienen un gozo en el cuerpo… ¡¡gozo!!

 Ya se jugó la Champions.

Y por si alguien no se ha enterado, el Manchester perdió, y el Barcelona ganó.

Para algunos, seguro que es una mera excusa para salir de fiesta, para beber con los amigos, y hacer nuevos rodeando a una botella de litros. Pero para otros, no. Para otros es un momento verdaderamente especial.

Hemos podido ver, y seguiremos viendo celebraciones multitudinarias. Personas verdaderamente felices. Que no es que se hayan alegrado mucho por que su equipo de fútbol gane, sino es que parece que están en éxtasis.

Me les imagino con ese estado interior, ese subidón que te da cuando te llega una buena noticia, o has aprobado la carrera, o te han renovado el contrato de trabajo. Ese gozo interno que te hace pensar que todo en la vida es posible en esos momentos.

5 minutos después de acabar el partido, pasé en coche por la Plaza de España, en Burgos. Ahí hay una fuente que todos llamamos de los delfines. Vale, sí, somos originales, la llamamos así, porque tiene delfines. Es la fuente de celebración de Burgos. Van los del Madrid, cuando toca. Los de la selección, cuando toca. Y los del Barcelona, no iban a ser menos. Incluso los del Burgos, cuando han tenido algo que celebrar, también van allí. No, no, la defunción de los 3 equipos de fútbol que cerraron por quiebra, esos no se celebraron en esa fuente.

Pues ya en ese momento, 5 minutos después del pitido final, había como cien personas allí. 20 de las cuales, estaban en el agua. ¿Sabéis el frío que hacía en Burgos? ¿El aire asqueroso del norte que soplaba? Y ahí estaban, vestidos y empapados. Al grito claro, de ¡Campeoooooones, Campeooooooooooones!!! ¡¡Ohé, ohé, ohé!!

Pero solo puedo imaginar lo que sienten. Empatizar un poco con ellos, y durante un momento sentir ese subidón. Y a veces, no puedo negarlo, tengo envidia…  debe ser estupendo vivir esa experiencia, olvidarte de todo, y gozar… porque tu equipo de fútbol ha ganado. Bebes, te diviertes, te abrazas con amigos y desconocidos… ríes, lloras de felicidad… ¡¡ha ganado tu equipo!! Y tienes cosas de las que hablar, al menos, durante 4 meses. Tienes disculpa para trabajar a medio gas al día siguiente, tienes disculpa para no haber hecho la comida… no necesitas poner la excusa a tu pareja del dolor de cabeza… ¡¡¡es que ha ganado tu equipo!!

Y es que tanta gente disfruta con ello…

¡¡ayyyyyyyyyyyyyyy!!!!

Es que tener un orgasmo de felicidad ahí, en el agua, con un frío que pela… debe ser una experiencia inenarrable. Y como es inenarrable… no la podré narrar…

Soy raro… ¿verdad?