Burgos, identidad cultural: Los Gigantillos…

gigantones

Ahora mismo estoy poniendo cara de bobo. Qué le voy a hacer…

Pensaba en… cuando era peque. Una de mis pasiones relacionadas con Burgos, eran los Gigantillos y los Gigantones. Siempre tuvieron la capacidad de fascinarme, de… dejarme con la boca abierta. De hacerme soñar con un día meterme dentro de ellos y llevarles… y hacerles bailar…

Ahora, les veo poco. Son estas cosas que vas perdiendo cuando te vas haciendo mayor. No encuentras tiempo para verles cuando salen a pasear, o cuando bailan, como tampoco encuentras tiempo, o ganas, o fuerzas para hacer otras muchas cosas. Pero… el año pasado, les pude ver otra vez, y fotografiar. Y… bueno, la misma cara de bobo que tengo ahora recordando estas cosas, me salió al ver a los niños ahora, sacarse fotos y fotos a su lado, tocarles la mano, y salir corriendo, o llorar cuando sus padres intentan que se acerquen.

gigantillo

Los Gigantillos y Gigantones, son imprescindibles en las fiestas de Burgos. Las Fiestas de San Pedro y San Pablo, que son las fiestas por antonomasia de Burgos, salen también en el Curpillos, fiesta también típica y única en Burgos, salen en  el Corpus, y los Gigantillos, salen también el 30 de enero, o el domingo que se elija para sustituir a, la fiesta del patrón de Burgos, San Lesmes.

gigantilla bailando

¿Qué representan?

Los gigantillos, que son los más bajitos, representan al alcalde, y la alcaldesa. El alcalde anda todo erguido, serio, como siendo consciente de su cargo. La Gigantilla anda moviendo la cadera, alegre y vital… siempre con un ramo de flores en su mano. Sombrero para el Gigantillo y capa parda, capa castellana. Traje regional burgalés, para la Gigantilla. Sus porteadores, llevan calzado para hacer juego. Incluso el que lleva la Gigantilla, lleva el zapato típico del traje regional femenino.

Los gigantones, representan las distintas razas. Representan a sus Reyes, o Jefes, o como queráis llamarles. Los blancos, son los Reyes Católicos. Luego están los  Chinos, los Indios, los Negros. A estos se añadieron posteriormente, El Cid, y Doña Jimena. Pero estos últimos, no forman parte de mi infancia. Son majos sí… pero… los fetén, son el resto.

Caminan y andan al son de un pitero. Pitero es el que toca el pito. No, no es un silbato. Es un pito. Para que os hagáis una idea,  es parecido al Txistu vasco. El pitero, toca la música característica tocando el pito con una mano, y el tamboril con la otra. Es también el encargado de poner música al baile tanto de los Gigantillos como de los Gigantones. Porque bailan…

Son más majos…

gigantilla

Es de los pocos recuerdos que tengo de peque. Al principio me daban miedo. Al cabo de un par de años, les seguía y seguía a todas partes. Mi padre creo que les llegó a odiar. Yo creo que fue cuando mi padre me cogió tirria… jijijijiji. Y es que antes, cuando se trasladaban por ejemplo a  las Huelgas, para el Curpillos, iban andando. Y cuando volvían… igual. Y yo… detrás. Ahora no. Ahora llegan en camiones, les descargan… y ya. Desfilan, bailan, y al camión otra vez. Pero esos paseos a través de la Castellana… por favor…

Pues así ha quedado la segunda parte de la Identidad Cultural: Burgos.

George tiene la culpa.

Y yo con esta cara de bobo… ains.