Y todo sigue iguallllllllllll… como decía la canción.

¿Qué canción diréis? Pues no sé muy bien… pero alguna canción, seguro dice eso. ¿No?

Cuando te vas de vacaciones y cambias las rutinas, sueles desconectar un poco de todo. No ya del trabajo y esas cosas, sino también de las noticias. No escuchas la radio a todas horas, o ves el telediario cuando echas la siesta. Ni siquiera tienes puesta la tele en el canal 24 horas de noticias, todo noticias, las más noticiosas.

Y a veces tienes la impresión de que todo, el mundo, la vida, la gente, los amigos, la familia, el trabajo… habrá cambiado radicalmente cuando vuelvas a la normalidad. Definamos normalidad… no, deja… mejor no… porque me niego a que mi vida diaria sea “normal”. Que me toque la primitiva… y ya le iba a dar yo normalidad a mi vida… sisisisisisisi. Y por cierto, si me toca la primi, que sepáis que de momento ninguno os habéis ganado un presente por mi parte. Nada… no me mimáis, no me cuidáis… nada de nada.

A lo que íbamos…

Cuando me fui de vacaciones, estábamos con la gripe. Gripe arriba, gripe abajo. Vuelvo, y seguimos con la gripe. No entendía hace un mes tanta insistencia con esta gripe… y sigo sintenderlo…. huy, quería decir que seguía sin entenderlo… ains. ¿La gripe del año pasado no era peligrosa? Pero… si resulta que mató a más gente… ¿Por qué no nos prohibieron dar besos el año pasado? Y.. ¿Por qué no nos dijeron que nos laváramos las manos hace tres años? ¿No será una campaña de “La Toja”, para vender jabones de tocador? ¿No será una campaña retrógrada de lucha contra el beso y el contacto físico, para prevenir la promiscuidad y el sexo? ¿Hay que prevenir el sexo? ¿O es que la Ministra de Defensa le gusta eso de decir… “Atención… ¡¡¡¡firmes!!!!”. Y no, cuando en este contexto se dice ¡firmes! No significa que… ejem… pongamos el… ejem… recto mirando al cielo. O al infinito… dependiendo de… ejem… en concreto.

¡¡NO!! No es eso.

El caso es que tenemos la espada de Damocles sobre nuestra… ejem… cabeza… y si te das un beso casto en la mejilla, parece que mil rayos y truenos caerán irremisiblemente sobre tu pobre… ejem… cabecita.

Estamos todos en Copenhague. Madrid 2016. Juegos Olímpicos. Todavía no se nos ha olvidado aquello de Madrid 2012, y enlazamos una con otra. ¡¡Dios!! Espero que nos den las Olimpiadas para el 2016. Si nop,  empalmaremos la de 2020. ¿Lo soportaríamos? Todos los días hablando de Madrid 2016. Que si Gallardón, que si el Rey, la Reina, que si ESPE, que si el Zapa, que si el alto ese que juega al baloncesto… Pau Gasol… que si no somos favoritos, que si lo merece Madrid, que si Obama y Chicago, que si Río…    que si Nadal va con sus piratas, o que al final no va… pero sí va Raúl… ¿Florentino el presi del Real Madrid está en Copenhague? Éste se me ha despistado…

Si el lobby gay tuviera poder, traería las Olimpiadas a Madrid. Sip. Es la ciudad, de las propuestas, más… gay. Y encima el colorido de la mano esa… ¡¡hummmmmmmmm!!. Mañana todos a Cibeles, a bañarse. Por cierto, esta pobre fuente… lleva una racha… que si la noche en Blanco, que si la vuelta ciclista, que si la fiesta del otro día… esa de la corazonada… en pro de Madrid 2016… por cierto… eso de la corazonada… ¡¡¡es muy gay!!! (léase esto en el tono habitual de Boris Izaguirre.)

Creo que al final, Madrid 2016, ha entendido que, en el deporte, hay mucho gay. Oculto… pero mucho gay. Y vete tú a saber si, han investigado al COI entero, y han descubierto que, hay una gran proporción de gays entre sus miembros. Así que, atentos al voto oculto… no seremos favoritos.. .pero… vete tú a saber. Seguro que la Espe, está  presumiendo de amigos gays a todo pasto. Incluso al Reina… sisisisisisisi…

Y si perdemos, siempre podemos decir que, es un ataque homófobo de los gays escondidos del COI, que para disimular, votaron a Tokio.

Fijaos que nada ha cambiado en estos días de vacaciones… que no he encontrado novio, que sigo siendo transparente, que estoy decidido a dejar mi romanticismo y positivismo solo para mis historias, que los capullos siguen siendo unos capullos, que sigo sin entender la forma de pensar de mucha gente… y que mi jefe, uno de ellos, sigue siendo un mal educado, un gilipollas, y un chulo de mierda. Y no es malo no… pero me da que, le va a aguantar, su p…

Y no digo nada más.

Porque sabéis… me acabo de dar cuenta que, estoy enfadado con todo el mundo. Sip. hasta conmigo mismo. Por bobo.

¡¡Hala!!

¡¡Viva Madrid 2016!! La olimpiada más… ¡¡humm!!! Gayyyyyyyyyy. (léase esto con voz sugerente…) ¡¡Hummmmmmmm!!!!