Ágora – la peli

agora-cartel

Hacía tiempo que no tenía tantas ganas de ver una película. Y desde que vi un trailer de “Ágora” de Amenábar, contaba los días para verla.  La he intentado ver al menos 5 veces. Y en su lugar he visto otras 5 películas. Me he imaginado cantidad de veces esta crónica, desechando las críticas e incitando a todo el mundo a ir a verla. Una de “romanos”, con chicos en esos trajes tan insinuantes que usaban en Roma. Una peli española con empaque de peli americana. Grandes decorados. Grandes actores… Raquel Weitz está bien…  y Amenábar en la dirección, con su mejor compañero de guión, Mateo Gil, haciendo los honores. Y encima éste dirigía la Segunda Unidad.

agora01

Y al final lo conseguí… Y entré con la crónica hecha… ¡¡Maravillosa!! ¡¡Obra de arte!! ¡¡En España no se aprecia a sus genios!! Porque escuchaba muchas críticas que yo pensaba típicas de aquí… y completamente infundadas…

…Y salí del cine rompiendo la crónica escrita en mi mente. Haciendo pedacitos el papel imaginario dónde la había escrito. Porque me defraudó. Porque no me gustó. Porque me aburrió. Porque me pareció completamente fallida… Y fallida en gran medida, desde el guión. Y me dan igual los 50 millones de euros que costó. Y los figurantes. Y los chicos en faldita corta… que tampoco sale casi ninguno, el único debía salir en el trailer… Me gustó tan poco, que casi me salgo de la película antes de que acabara. Porque con esos mimbres… me pareció una oportunidad absolutamente fallida y perdida. Me pasó lo mismo con “El capitán Alatriste”. Han sido dos oportunidades de hacer cine con mayúsculas en España, con dinero… y han sido dos oportunidades tiradas. Y las dos desde el guión.

agora02

En Ágora, que es lo que hoy me ocupa, se podrían haber dado dos posibilidades de desarrollo. Una peli de acción, de aventuras, o una peli de personajes. Una peli de acción,  desde luego no es. Por mucho que tenga unas escenas de masas. Un paréntesis para estas escenas: el mover una gran cantidad de gente en pantalla, tiene su arte. Pocos cineastas han sido especialistas en estas lides. Y desde luego Amenábar o Mateo Gil quien se encargara de estas escenas, no es el caso. Estas escenas necesitan de una coreografía muy cuidada.  Muy cuidada en el descuido, que es como la gente se mueve por la calle. No se trata de llenar una plaza de gente, sino conseguir que se muevan como lo haría la gente. La gente anda, requiebra, se choca, cambia de camino porque se encuentra con un carro, o con un asno… se encuentra con otros, se para… se saluda… no andan todos a una, unos hacia la derecha y otros hacia la izquierda. Y todo esto requiere de una planificación, de una coreografía… y eso no la hay en estas escenas de masas. Son irreales… Se ve sobre todo en una escena, casi al final, cuando Hipatia sale del centro del gobierno de Alejandría. Baja la escalinata, y se encuentra con una marea de gente que camina descuidadamente en filas, unos hacia la derecha, y otros hacia la izquierda.

agora03

Cerramos paréntesis de escenas de masas. En las que se atacan los defensores de las religiones antiguas y los cristianos, pasa lo mismo. Y no es que estuviera atento a estas nimiedades. Es que cantan… o es que, la historia es tan poco…. interesante… que al final acabas por fijarte en otras cosas. Ahora sí cierro paréntesis.

Si no es una peli de acción, podríamos definirla como una peli de personajes, con alguna escena de acción. Pero es que no hay personajes. Son planos. No tienen matices. Acabas por no conocer a ninguno de ellos. No sabes por qué actúan así. Te dan cuatro detalles, que si un esclavo, Davo (Max Minguella) está enamorado de su ama, Hipatia, pero ésta, claro, como solo mira a las estrellas, ni se entera. Y en realidad es el segundo personaje de la historia… pero no sabes por qué actúa como lo hace. No entiendes sus reacciones. Ni la de otro esclavo compañero suyo. La misma Hipatia, tiene algún acceso de ira a lo largo de la historia… que no vienen a cuento… y es que  no la acabas de conocer, salvo que su obsesión es mirar las estrellas.

agora04

Y pensaba yo… a lo mejor va subiendo el ritmo al final. Ya se sabe que una película debe tener un ritmo de tensión in crescendo. Con distintos picos a lo largo de la misma… y con valles también, para no agotar al espectador… para luego acabar en una traca final. Pero… de los muchos desarrollos que se podían haber elegido… eligieron el más plano… sin chispa, sin emoción… no fue un pico… el gran pico… fue un valle más…

agora05

Aunque quizás, todo lo fallido se podría resumir en que es una peli plana, sin alma, sin pasión, sin espíritu… con planos grandilocuentes, como las vistas aéreas, que acaban por hartarte… porque aunque tengan posiblemente una finalidad simbólica… las ves artificiales…  igual de artificiales que suenan las apreciaciones históricas que se hacen en momentos determinados de la película… será porque en Ben Hur, se hacía… no sé.

Y la música… para una vez que no la hace Amenábar… es igual de plana, de sin espíritu que la peli entera.

Y los actores… pues igual de planos que la historia y que la música.

Y la fotografía… pues igual de plana que el resto…

Así que, como podéis comprobar, esos párrafos escritos en papiro en mi mente, antes de ir a verla, se han quedado rotos en trocitos, en la primera papelera al salir del cine. Junto con la ilusión que tenía por esta peli.

Venga, va… el trailer. Aunque me imagino que ya lo habréis visto todos… sip.