…de mensajes del destino y sus interpretaciones… ains…

La madre del cordero. Que es una oveja.

¡¡uffffffffffff!!

Me duelen las cervicales hoy que es un primor. Ya podría venir alguien a darme un m masajito… ¿Qué no decís? Desde luego sois unos desaboridos. No sé por qué os sigo llamando amigos, colegas, seguidores o lo que coño os llame a cada uno. Huy, que equivocación más así… acabo de corregir “seguidores”, porque había puesto “segadores”. Hummmmmmmmmm… ¿Será que las musas quieren decirme algo? ¿Será que alguno de vosotros se alegra de mis padecimientos con las cervicales, y quiere “segarme” la cabeza? ¿Quién de vosotros me va a hacer una cosa así? ¿Eh? ¿eh? ¿Serás tú Jacobo? ¿Serás tú, Mafer? ¿O tú Josep? Por cierto, Josep, si alguna vez tu nombre aparece con h al final, es que no me he dado cuenta de que el corrector la ha puesto sin pedirme permiso. Aunque ahora que lo pienso, a lo mejor es que son las musas que me envían otro mensaje… porque quieren que me de cuenta que en realidad te llamas Joseph, y te apellidas, por ejemplo, Finnes. Y eres un gran actor del Jolibud ese…

Yo tratando con grandes personajes nacionales y extranjeros, incluso interesteral, y yo con estas pintas… sin peinarme, sin afeitarme, y con este pijama viejo y raído… Así que no se fijan en mí, claro, y no me toman en cuenta  para proponerme relaciones, y luego matrimonio… ni audiencias reales con la Reina de Inglaterra… o con Mr. President Obama…

Está claro que esa investigación que fue publicada estos días atrás, en no sé que revista, sobre los pájaros solteros y resignados… Los pájaros feos que se quedan solteros, porque no encandilan a la pájara… Y se resignan… porque se miran al espejo y no se ven  atractivos. Y claro… no hay gimnasios para pájaros, ni botox, ni cremas hidratantes… ni dietas para quitarse esos gramitos de más…

Mis pobres pájaros, solitarios, cantando melancólicamente por las mañanas, por las tardes, en la soledad de su rama de soltero, en su rama de toda la vida, llena de libros, de pelis de DVD… lo que le gustaría decir que la pájara no se cual, va a venir a casa a ver una peli. Porque eso ya sabéis que significa que “nuestro pájaro y la pájara de la rama de al lado, van a jugar a médicos”. Con la peli puesta o no… eso es secundario y completamente indiferente.

Y nuestro pájaro tendrá la estantería llena con juegos como el trivial, el monopoly, el cluedo, “Adivina que hay detrás de esa pluma”… juegos todos de reuniones, de juegos… juegos llenos de hojas secas de hace por lo menos 5 años… los años en que no los saca de la estantería, porque no hay pájara de la segunda rama a la izquierda del sauce llorón de enfrente.

Porque nuestro pájaro es feo.

Porque nuestro pájaro se queda solo.

En fin.

Ahora que lo pienso… ¿esta noticia no será un mensaje subliminal del destino? ¿Me querrá decir algo? ¿Será que como yo me veo estupendo y guapísimo, estará a punto de llamar a mi puerta el pájaro de mi vida? Hummmmmm… ¿O será que ya le conozco, solo que, no lo sabemos ninguno? Hummmm…

Voy a quitar las hojas de encima del Trivial  Strip-tease. ¿Se escribe así? Huy, las hojas no… será en todo caso el polvo… ¿Quién ha dicho polvo? ¿Polvo?

Huy, que tarde es… la cervicales me confunden… me voy volando… que llego tarde a todos los sitios…

PD. Estoy desolado. No… no era que el destino me dijera que estaba cerca mi pareja… la noticia de esos pájaros solteros solo me avisaba que iban a celebrar una convención encima de mi coche, e iban a cagar profusamente en él.

Sip.

Cancelo el quitar el polvo al Trivial Strip-tease.

Cancelo el comprarme un batín para recibir visitas.

Ains.

Me vuelvo a ir, que sigo llegando tardísimo… que además, ahora, debo ir a limpiar el coche… ahora que lo pienso, debería quitarle un  poco el polvo por dentro… al coche digo…