Un hombre soltero – la peli

Una de las cosas que siempre me han gustado, es el cine. Y suelo ver bastantes películas al año. Antes era más exagerado. Había semanas que iba cuatro o cinco días.

Unas películas me gustan, otra ni fú ni fa, y otras asesinaría con alevosía a sus artífices. Y muy pocas me llegan de una forma que… no sabes muy bien como explicarlo. Antes, cuando no escribía sobre estas cosas, me daba igual. Me ha llegado, y ya está. Pero ahora hay que ponerle causas. Y eso es un problema.

“Un hombre soltero” es una de esas películas. Una de esas películas que quieres ver una y otra vez, para percibir detalles nuevos. No, no es solo por ver a Nicolas Hoult desnudo. Que también. O su mirada, que también. Es por todo.

Un hombre soltero es una película de Tom Ford. Es un hombre proveniente de la moda. Tiene en su haber el levantar de la ruina a Gucci en unos pocos años, con sus diseños y  dirección. Un hombre que ha montado sus empresas de moda, sus agencias de modelos, y alguna otra cosa. Y ahora ha decidido gastarse sus dineros en hacer una película. Y está claro que este hombre, es uno de estos maestros renacentistas que tocaban distintos palos de las artes, y en todos eran buenos. Porque ha hecho una gran película. Por lo menos desde mi punto de vista.

Y es arriesgada. Primero, por ser una historia de gays. Y eso, no es de lo más comercial. Porque es arriesgada, en cuanto a la forma de narrar. Porque busca a veces la perfección excesiva en los planos, en la ropa, en lso encuadres. Y encima habla de amor.

Está ambientada en los años 60. en USA. En plena crisis de los misiles con Cuba. Era una época no fácil para los gays. Dónde los hombres que vivían juntos, eran hombres que compartían piso y gastos. Era una época en que las medias palabras era lo habitual. Y eso está fielmente trasladado en las conversaciones que tienen los protagonistas. Aun dónde ya parece claras las preferencias sexuales de los que mantienen una conversación, ni aún así lo dicen claramente. Todo son juegos de palabras, de miradas, de gestos.

Habla del dolor que siente el personaje de Colin Firth por haber perdido a su pareja en un accidente. El dolor acrecentado porque no puede llorarle más que dentro de su casa. No puede ni ir a su funeral, porque la familia no quiere verle  por ahí. Un dolor que, quizás por no poder exhibirlo, va acrecentándose, y hace que la vida de un considerado profesor de Universidad, pierda su sentido.

Habla también de la búsqueda de un chico, de su identidad, el personaje de Nicolas Hoult. Un chico que intuye que su profesor, tiene muchas de las claves para que él pueda sentirse menos raro. Un chico que intuye que algo no va bien en la vida de su profesor. Y no quiere perder ese salvavidas para su propia existencia.

Habla también del amor de una mujer, Julianne Moore,  por el personaje de Colin Firth. Un amor que no ha encontrado en otro hombre, a pesar de haber estado casada. Un desamor que, a pesar de contar con su amistad, produce en ella una cierta tendencia autodestructiva. La amistad no compensa ese amor no correspondido.

Creo que una de las virtudes de esta película son sus actores. Creo que están todos estupendos. Incluso Jon Kortajarena, ese bilbaíno que encabeza los rankings de modelos del mundo. Jon, es modelo, aunque creo que no será la última vez que le veamos en una película.

Es una historia tierna. De salvación. De medias palabras, de miradas. De buena música, de una fotografía maravillosa, de otro español, por cierto. Eduard Grau. De tentaciones, de sensualidad, de bellos cuerpos… esos cuerpos sudorosos jugando al tenis en el campus de la universidad.

¿Por qué me ha gustado tanto? Pues por todo esto… y qué se yo. Hoy no puedo sacarle pegas. Bueno, sí, una. Pero me la callo.

Me acabo de dar cuenta que, Nicolas Hoult estaba en el blog que me borraron, pero no está en éste. Deberé recuperar sus fotos. Se lo ha ganado con esta peli. Y Jon tampoco ha salido todavía. Deberé corregir ese fallo.

Yo de vosotros, no me la perdería.

Sip.

Se me olvidaba, está basada en una novela de Christopher Isherwood. No he leído sus novelas, pero me han dado ganas también de echarlas un vistazo.

Colin Firth está nominado al Oscar al mejor actor.  Y ganó el premio al mejor actor en el Festival de Venecia. Y no me extraña. Es una gran, gran actuación.