Celebremos el día del libro. ¿Os apuntáis?

Oye… que se acerca el día del libro.

Oye… que hay que leer, que ya lo decían esos sesudos escritores.

Oye, que este es un medio en el que predomina la palabra… habrá que hacer algo.

Y digo yo, amable amigo que lees y lees estos textos que os lanzo a la cara todos los días (bueno de vez en cuando os lanzo también algún muslo de hombre estupendo, o algún torso, o algún pezón, o alguna mirada interesante), creo que podrías colaborar conmigo en esta celebración.

El día 23, dejaré programado un post en el que incluiré un trocito de un libro o dos que os recomendaré. No serán best-sellers. Serán libros pequeñitos, que me han llamado la atención. Lo que podríais hacer, es acompañar esos pedacitos de libro, con uno vuestro. Un libro que os haya gustado, o que por alguna razón haya quedado ahí… en el espíritu, o en el corazón.

Así además, me cuidáis el blog, que estaré fuera ese finde.

¿Os parece?

El 23 tenemos entonces una cita.