Chad White: modelo.

Tenía pendiente el traeros aquí alguna foto más de Chad White. Si os acordáis, es el chico que protagoniza el fondo de escritorio de mi nuevo portátil.

Como podéis comprobar, es un chico todo sensualidad. Morboso como pocos. Nació en 1985 en Portland, Oregón. Si queréis contratarle, tenéis en la primera foto sus medidas, y la dirección de su agencia. Ha trabajado para las mejores firmas de moda, y ha protagonizado grandes editoriales en las mejores revistas.

¿A que está bien este chico? ¿A que tiene morbo? Chispicas, confiesa… te gusta. Dilo… hombre.

ains.

23 de junio, la noche de San Juan.

Aserrín, aserrán.

Es la Noche de San Juan.

La tradición dice que, en esta noche, se queman las cosas malas del último año. Que el fuego sirva de purificación.

Veamos. ¿Qué quemamos?

Yo poco a poco iré poniendo cosas que se me vaya ocurriendo. ¿Me ayudáis a hacer una buena hoguera?

La hoguera, la hoguera:

– Miedos. Quememos todos nuestros miedos. A ser nosotros. Miedo a que no nos quieran como somos. Miedo a fracasar. Miedo a no gustar. Miedo a enamorarnos.

– La soledad. Es un tema recurrente en mí. A veces me siento solo, y no necesariamente cuando estoy solo. Y creo que es un mal que nos acompaña con mucha frecuencia. Pero a veces somos nosotros mismos los que la propiciamos. No quejamos de estar solos, pero luego, ni confiamos en quienes se nos acercan, ni hacemos nada por cuidar su compañía, su amistad. Esperamos que nos llamen, esperamos que nos den su atención, sin dársela nosotros. Luego nos quejaremos de estar solos, pero a menudo, lo propiciamos. Quizás pensemos que no somos dignos de esa compañía. O quizás tengamos miedo a defraudar y ese miedo, a su vez, nos hace defraudar.

– Quememos a los posesivos. A aquellos que van por el mundo queriendo dominar a los demás. que marcan su territorio. Que absorben a las personas completamente, hasta ahogarlas. Hasta que nada, a parte de ellos, tiene razón de ser en los poseídos. A esas personas que con pequeños gestos, aparentemente inocuos, dejan bien claro a los demás, que esa persona es suya. Que demuestran siempre que saben más que nadie de ellos, que conocen sus más íntimos secretos, y que, por tanto, esa persona es suya. Y no hablamos solo de amor, hablamos de amistad, y de otros tipos de relaciones. Eso es lo que luego da pie a maltratos, físicos y psicológicos. A la falta de autoestima de los poseídos.

– Quememos los radicalismos. Los extremos suelen ser malos. Porque desprecian a los que no son o piensan como ellos. Que pena ¿no?

– Quememos a la homofobia. A ese sentimiento que tiene algunos de odiar, y despreciar, a los que no tenemos las mismas opciones sexuales que la mayoría. No sé que les va o que les viene… salvo destruir a los diferentes. El amor creo que es bello de cualquiera de las formas. Pero no, según algunos, hay que amar de una forma, y a quien se debe amar.

– Saiz se apunta a la quema: él quemaría a los gilipollas. Él en concreto quema a tres. A tres que querían amar como hombres, y luego fueron unos bebés. Niños irresponsables que no sabía ni lo que es amar, ni lo que conlleva. Amar es dar y recibir, no solo dar. Algunos cuando aman, solo piensan en ellos. O piensan que amar es un juego, que con cuantos más se practique a la vez, mejor.

Quememos, quememos… aserrín, aserrán… en la noche de San Juan

sip

PD. Casi se me olvida… voy a quemar también una camisa vieja… sip. Ya está la pobre… ains.

10 líneas de sexo: meme y premio de Thiago.

Pues aquí estamos con un mandado. Un mandado, por cierto, que he tardado en responder. Las lenguas maledicentes, piensan que es porque no me considero capaz de escribir algo en 10 líneas… desde luego…

Pues Thiago ha tenido a bien acordarse de mí, para este meme. Se trata de lo siguiente:

Contar una historia acerca de sexo en 10 renglones.
Utilizar una fotografía ilustrativa al final de los 10 renglones.
Estilo libre, poesía, narrativa, noticia; la creatividad es lo mejor.
Debe ser algo que aplique a su vida.
Entenderse como sexo lo primero que se les venga a la cabeza.
Nominar a 3 personas a contarnos sus 10 líneas sobre el sexo.

El meme tiene el siguiente identificativo:

Así, además, sabemos de quién partió la idea.

Diez líneas.

Hala, vamos:

No podía dormir. Por más que daba vueltas y vueltas… no lo conseguía.

Al final, abrí los ojos. Me puse boca arriba. No quise… pero al final miré. La puerta estaba cerrada… pero a través del cristal traslúcido, vi sus sombras. Juanma… Juanma e Israel. Vi sus sombras mientras se besaban. Como Juanma fue recorriendo el cuerpo de Israel con su boca. Ví… el miembro erecto, rutilante, retador de Israel, tumbado boca arriba… lo vi mientras la lengua de Juanma lo recorría despacio, como paladeándolo.

Vi… vi como Israel recorría la espalda de Juanma… vi… vi como Juanma le mostraba su culo… como le invitaba… como…

Me levanté. No podía seguir mirando como Juanma, mi amor, le prefería a él… Me vestí, y salí a dar un paseo. Fuera llovía. Daba igual. Dentro de mí, llovía también.

Y ahora toca decir a qué 3 les paso la pelota. Veamos:

El pensador.

Chevy.

Saiz.

Hala, la suerte esté echada.

Aunque ahora que lo pienso… estas líneas, merecen casi una historia completa. Veremos.

jijijijiji.

Huy, se me olvidaba: La foto.

Una buena mañana para correr (25)

– ¿De verdad hubieras follado conmigo esta noche?

– Carlos se le quedó mirando antes de contestar.

– Sí. Eres morboso.

– Todavía lo podríamos hacer.

– No creo que ahora ya…

– Diego bajó un poco la mirada. No quería que Carlos le viera su cara de decepción.

– Se quedaron en silencio.

– Claro, ahora a la luz del día, y habrá alguien con quien hayas quedado esta tarde para follar, que esté más bueno que yo

– No, no es eso.

– ¿Entonces que es? Tú creo que eres de los que follan todos los días con alguien distinto. ¿Eres de los que solo lo hacen con hombres perfectos? – no se pudo contener y lo soltó.

– No, a ver… – Carlos de repente se acordó de Ricardo… se acordó de Fernando, de Rodrigo… y de Gregorio… y de Felipe… y al final se acordó de Fermín, y el estómago que se le había tranquilizado un poco con el desayuno que se estaba tomando, se le volvió a revolver – es largo de explicar…

– Tengo todo el día.

Diego se le quedó mirando con los brazos cruzados. Carlos bajó la mirada. Pensaba en el maldito minuto en que decidió bajar a ver a su amiga al Plaza Nueva…pensó que al menos solo le quedaba ese día para que acabara esta semana horribilis, pensó en que… en que se estaba equivocando en todo. No le gustó esta reflexión.

– ¿Y por qué no te comes un rosco Diego?

– Estaba preguntando yo.

– No me suelo confesar con cualquiera. Te he conocido hace media hora saliendo en pelotas de la ducha, mientras yo estaba meando.

– ¿Alguna forma más íntima de conocerse?

– Conozco tu cuerpo, pero eso no es lo importante.

– ¿Me vas a decir que para ti el cuerpo no en lo importante para follar? ¿O para conocer a alguien?

– No no es eso… tenías razón antes. Soy muy especial para buscar un polvo. No me han faltado, no me puedo quejar, pero tengo muchos cadáveres en el armario. Pero esto es distinto. Quieres que te cuente mis más íntimos secretos. Eso no lo hago ni con mis amigos.

– Entonces es que no tienes amigos.

Otra vez Carlos se quedó pensando. Esta conversación le estaba empezando a joder sobremanera. Este Diego iba de listo. Un gordo seboso que pregunta con puñetazos al estómago. Un gilipollas sabiondo.

– Me ibas a contar lo de tu amigo Juancar.

– No es mi amigo.

– Vives con él. ¿No te ha follado a ti? Durmiendo en la habitación de al lado, no necesitaría ni somníferos.

– No soy de su tipo. Estoy gordo. ¿No ves?

– Eres guapo.

– Eso no importa. Tú ya has cambiado de opinión. Ya no quieres follarme.

– Si tanto interés tienes, follamos.

– NO quiero obras de caridad.

– ¿Me cuentas de une puta vez esas insinuaciones que me has hecho en el ascensor?

– No recuerdo. Tu no respondes a nada de lo que te pregunto. No sé por qué…

– Pues mira tío, porque tú me preguntas por mis intimidades, por mis sentimientos, y yo te pregunto por el imbécil con el que vives, que me ha sedado, y… miente como un bellaco sobre lo que ha pasado esta noche.

– Me la suda.

– Eres gilipollas. No me extraña que no tengas amigos y que no folles ni a la de tres.

– Tienes razón. Soy gilipollas y no follo ni a la de tres.

– Qué imbécil eres. No tengo ganas de gilipolladas. ¡Que te den!

– Carlos se levantó de repente, le enseñó el dedo anular a Diego, y se dio la vuelta para irse.

Diego se le quedó mirando con expresión indefinida. Su cabeza estaba a punto de estallar. Sus frustraciones, sus miedos, todos se agolpaban de pronto en su cabeza… esa frase de Carlos hacía unos minutos de que hubiera follado con él, y su rectificación de ahora…

– Juancar te va a hacer chantaje.

Carlos se paró en seco. Se giró poco a poco mientras procesaba la información que le había dado Diego.

– ¿Chantaje?

– Enviará una foto tuya desnudo abrazado a él, a alguien de tu entorno. A algún amigo tuyo.

– ¿Y qué quiere conseguir?

– Que vengas como un corderito a que te folle unas cuantas veces. A que hagas todas las guarradas que se le ocurran. Te amenazará con enviarle las fotos a tu novio.

– Pero yo no tengo novio.

– Pues él piensa que lo tienes. O quizás no lo tengas, pero a lo mejor estás detrás de alguien.

– Joan…

– ¿Ves?

– Pero no hay nada entre él y yo, y creo que no lo habrá. Me lo dejó claro el otro día. No me dijo eso exactamente… pero… era claro que me insinuaba que ni follar con él…

– Pues que se las envíe. Me la suda. No hay ni habrá nada.Tus fotos en pelotas circularán por ahí… tu mismo.

– Pues ahí lo tienes. Alguien recibirá una foto tuya, para que te lo diga antes de que se las envíe al Joan ese.

Carlos meditaba las consecuencias. Le daba lo mismo, en realidad No tenía nada con nadie, su desnudo era bonito, él lo sabía, su miembro era la envidia de muchos, lo sabía también… ¿Sus amigos? No tenía amigos… aunque a Joan quisiera… quisiera acabar con él como amigo… no creía que pudiera aspirar a nada más… pero Joan le importaba, y los amigos de Joan también… pensó en Ricardo, en su experiencia pasada con él, y como aunque discutieron mucho el viernes anterior, al final parecía incluso que pudieran ser amigos… era buena gente ese Ricardo, se había portado como una mierda con él…

– ¿Y qué propones que haga?

– Ni zorra. Yo creo que algunos han pagado en lugar de acostarse.

– ¿Pagar? No tengo un chavo.

– ¿Y si le pego una paliza?

– Tiene algún cómplice. Las fotos llegarían a su destino.

Sonó el teléfono de Carlos: un mensaje.

– Joder – dijo Carlos al leerlo – Creo que ya es tarde.

– Lo siento. ¿Quién era?

– Un… bueno, un amigo. Quiere verme esta tarde con urgencia.

– ¿Y qué vas a hacer?

– Ni puta idea. Me duele la cabeza… el estómago… ni puta idea. No puedo pensar… ¡¡Hostias!!

Carlos se derrumbó en la silla. Todo lo que estos días estaba construyendo, se hacía pedazos. Más escombros sobre la ruina que era él.

_______

Historia completa seguida (nuevo)

Historia por capítulos.

Juguetes Rotos: Tom Nicon

Pongámonos serios hoy.

Hablemos de la vida, y de la muerte. De la belleza. De lo que unos tienen y los demás envidian. De lo que para unos es un sueño, y para otros una carga.

Hablemos de los juguetes rotos.

El viernes 18 de junio, un chico de 22 años se cayó por una ventana. Un cuarto piso.

Se llamaba Tom. Un chico cualquiera, pensaréis.

Su apellido era Nicon. Lo dicho, un chico cualquiera.

Era francés. Pero murió en Milán.

Su profesión era… modelo.

22 años.

Un modelo de éxito. Llevaba dos años, si no me equivoco siendo la imagen de Burberry.

Ya, ya sé que su nombre no os dice nada, salvo que hayáis leído el periódico y hayáis visto la noticia.

La belleza es un atributo que produce envidia en los que no lo tenemos. Esa profesión, modelo, como la de actor, presentador de televisión, locutor de radio, o músico, es de las que todos quisiéramos tener cualidades para desarrollar. Pensamos… que es muy guay, que viajas, conoces mucha gente, ganas dinero posando para un fotógrafo, o paseando por una pasarela, recibes aplausos, halagos… rodeado siempre de gente, amigos… y seguro que pensamos también… “y follas casi chascando los dedos”, sean cual sean tu opción sexual.

Pero sabes, este año creo que es el cuarto modelo que ha perdido la vida, en extrañas circunstancias. Creo que actores jóvenes y exitosos, tenemos en mente unos cuantos. Chicos y chicas que nos han encandilado desde las pantallas, desde las revistas de moda, desde las marquesinas. Chicos y chicas que nos han conquistado, a las que amamos en sueños, con las que tomamos cafés, o charlamos, de las que somos amigos… siempre en sueños claro. A las que muchos quisieran parecerse.

Pero, a veces las cosas se ven distintas desde dentro.

Los modelos de moda, son personas. Ya, ya… parece obvio. Pero en realidad, a veces en realidad, son un trozo de carne, con las curvas puestas en el sitio adecuado, para producir las reacciones pertinentes en los que abren el dominical de “El Pais”, y los que van a coger el autobús, y en el panel publicitario se encuentran una foto enorme de Joan Pedrola, de Simon Nessman, de Alejandro Rodríguez, de River Viiperi o de Tom Nicon.

Pero de un modelo de moda, apenas conocemos ni el nombre. Los modelos que son conocidos son la mayor parte de las veces por razones fuera de trabajo. Y si son hombres, no te quiero ni contar. En España son conocidos Jon Kortajarena, y Andres Velencoso, y para de contar. Y lo son porque llevan ya unos años, y eran prácticamente los únicos modelos españoles que triunfaban fuera. Yo he conseguido que mis lectores fieles, y algunos amigos, ¿15? conozcan a Joan Pedrola… y sepan su nombre, o conozcan a River Viiperi, o a Simon Nessman. O a Ash Stymest. No está mal. Pero en general, estos chicos o chicas, son solo eso: carne sin nombre.

En la mayor parte de los editoriales que participan, o de los muestrarios o catálogos, no salen sus nombres. Ves los desfiles de moda, y no te dicen quienes salen. Recuerdo Cibeles, por ejemplo. Ni en chicas ni en chicos, decían en televisión quienes eran los modelos. Y salen los desfiles, siquiera en las páginas que se dedican a la moda, y tampoco salen sus nombres. Vas a las webs de las firmas que hacen los desfiles, y no cuentan quienes son los modelos que van a pasar sus ropas o complementos.

Son trozos de carne. Yo pongo fotos de un modelo, y muchos lo primero que piensan es si “es follable o no”. Yo debo ser tonto, porque por mucho que me guste físicamente, siempre me imagino conociéndole, charlando con él. No me imagino con él en la cama… vale, vale, alguna vez también, no soy de piedra, pero en general me imagino siendo su amigo. Hablando por teléfono mientras le maquillan en el backstage de la pasarela de NY, o mientras Biron limpia sus objetivos para sacar la siguiente sesión de fotos. Todos pensamos que esa gente tendrá miles de amigos. Pero posiblemente estén más solos que el que esté más solo de nosotros. Porque, con toda probabilidad, las personas que se acerquen a él, es para rozar siquiera un poquito de éxito, de belleza. Sus compañeros modelos, en realidad, vale, podrán ser amigos… pero en realidad son competidores. Todos quieren trabajar… todos compiten casi por los mismos trabajos. ¿en quien te apoyas si un día tienes bajón? ¿A quién le cuentas que tu novia te ha dado boleta? ¿Le vas acontar a tu compañero de piso, que no te han cogido para el desfile de Versace, que te hacía ilusión, o que era vital para ti por cualquier motivo, si es él quien va a desfilar en tu lugar? ¿Que esa chica a la que tu quieres, te ha dicho que no, cuando tienes 384759 chicas que quieran llevarte a la cama, pero a las que no te interesan lo más mínimo? ¿O a quien cuentas que eres gay, en un mundo aparentemente más liberal que los demás, pero que ya te ha avisado tu agencia que, limitará tus posibilidades de trabajo de saberse? ¿En que hombro te apoyas? Los que te rodean o quieren sacarte algo, o son tus competidores, y la gente de siempre, la dejaste en casa, a miles de kilómetros de dónde estás, y posiblemente, la relación haya cambiado, y se haya enfriado… has perdido a los tuyos de siempre, y no has logrado sustituirles por otros.

Un mundo en el que tú ganas dinero, aparentemente fácil, pero que viven de ti un montón de gente. La agencia madre, que te descubre, las agencias de NY, de Milán, de Madrid, de París, Londres, que te “venden” en esos mercados. Los directores de casting. Y seguro que alguno más, que por desconocimiento de ese mundo, no sé. Todos se llevan una tajada de lo que ganas con esas curvas tan bien puestas, a las que pocos ponen nombre, salvo los que viven de ellas.

Tom Nicon, tenía 22 años. Era guapo a rabiar. Seguro que ganaba bastante dinero. Lo poco que he leído, dicen todos de él, que era alegre, de fácil convivencia. Al día siguiente debía participar en un desfile de Burberry en Milán. El espectáculo debe continuar.

No sé… ese mundo que a todos, en mayor o menor medida nos seduce, parece que va dejando muchos juguetes rotos por el camino. Parece lo que muchos envidiamos, puede ser una pesadilla para los que lo tienen.

A veces me gustaría poder hacer algo por esa gente que no se da cuenta de lo maravillosos que son. Aunque no consigo hacerlo con la gente maravillosa que tengo cerca, como para conseguir algo con los que ni siquiera conozco.

No sé.

Blogroll:

http://www.isaaclikes.com/2010/06/1295-french-model-tom-nicon-found-dead.html ,