La red social – la peli

Tengo dudas sobre si hablar sobre una película o sobre el tema que trata. Y cuando se tienen dudas y se empieza a escribir, por lo menos a mí, me suele quedar una especie de “aquí cabe todo”.

Veamos.

“La red social”

Una peli de David Fincher. Sí, sí, el de “Seven” y el de “El club de la Lucha”. Con Jesse Eisenberg en el papel protagonista y cuasi omnipresente a lo largo de toda la peli.

En el guión nos encontramos a Aaron Sorkin. Esto nos asegura una cosa: unos diálogos difícilmente mejorables. Este hombre es el creador de “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, una de las series con mejores diálogos de los últimos años.

¿Y qué cuenta la peli?

Es fácil de explicar. Cuenta como fue la creación de Facebook. Y no, no os voy a explicar que es eso. ¡Hala! Y esto no es spoiler. ¡Qué conste!

Y ya está.

Suena aburrido ¿A qué sí?

Pues… no lo es.

Está guay la peli. Y no se hace larga para nada. Al revés, es entretenida. Eso es lo que hace un buen guión y una dirección adecuada.

Mezcla dos tiempos distintos: el momento en que el Mark Zuckerberg (por mucho que insistáis, no voy a volver a escribir el nombre de este chico) crea Facebook, y el momento de las vistas judiciales por las demandas que le interponen su amigo y primer socio, y unos chicos que tuvieron la misma idea y que le contrataron para desarrollarla, pero a los cuales dejó tirados, y no les escribió ni una sola línea de programación.

Esa mezcla quizás, es la que hace que se vea con facilidad. Y una cierta intriga que impregna la estructura de la película. Tampoco abundan los términos demasiado técnicos. Porque en realidad… en realidad se trata de una peli que habla de relaciones sociales, de amigos, de socios. De traiciones e incomprensiones.

En la película, el creador de Facebook, digamos que en una primera lectura no sale muy bien. Eso sí, habría que escuchar su versión de las cosas. He leído muchos juicios estos días atrás sobre este hombre. Y en muchos de ellos no estoy de acuerdo. Y también he leído mucho sobre su aparente asocialidad. Y sí, eso parece, que tiene ciertas dificultades para socializar. Pero… es curioso… le criticamos por ello… y todos vamos como locos a crearnos un Facebook, buscando un tipo de socialidad artificial y exuberante, cuando lo normal hoy es encontrarnos con personas que no son capaces de tener una amistad de verdad. Quejarse se quejan mucho… de incomprensión, de no encontrar gente que de verdad sea amiga de uno… cuando luego ellos mismos no son capaces de hacer la “O” con un canuto.

Estoy viendo que me voy a entretener un poco con ese tema… y creo que al final, será mejor que lo hable en otro momento. Aunque, como casi todo que dejo para otro momento, posiblemente duerma el sueño eterno de los justos.

La película empieza con un diálogo entre Mark Zuckerberg y una supuesta novia. Es uno de los diálogos mejor escritos que he disfrutado últimamente. Y por ende, mejor interpretados. Me imagino la de ensayos que tuvieron que hacer los dos actores, para que saliera convincente.

Por cierto, sale en la peli un chico que antes cantaba, Justin Timberlake. El personaje que hace, ese sí que queda un poco como a la altura del betún. Es Sean Parker, uno de los creadores de Napster, y luego socio de Facebook, y durante un tiempo, su Presidente. Por cierto, es curioso: un cantante, interpretando al que “destruyó” de alguna forma a las discográficas.

Al final, he hablado solo de la peli. Cambiaría en principio del post… pero así queda como más natural… ¿no?

:p