Noche de sábado.

Si nos atenemos a las encuestas, en esas en las que nadie dice la verdad, como por ejemplo las veces que se folla a la semana, o el tamaño del miembro viril del hombre, o lo cariñosos que somos con nuestra pareja, lo que hacemos disfrutar del sexo a nuestro partenaire, porque no pensamos en nosotros solo cuando follamos, para nada, incluso esas encuestas en las que una gran mayoría aceptan a los gays, y dicen: “qué chicos más majos estos maricas” O incluso en esas encuestas en las que decimos todos que na, no somos para nada racistas, y que somos un dechado de tolerancia, y que no somos nada violentos, ni machistas, y que los hombres hacen las labores del hogar como si les hubieran educado para ello, ejem, como si sintieran que es su obligación en la misma medida que lo es de la mujer (sí, sí, he empleado el término hombre, y me he excluido… es que “mi arma”, a los gays esto de los roles de la casa, como que no nos atañe, que le vamos a hacer)… bueno, pues decía… espera que relea todo el speach…




Vale.
Os decía que la noche del sábado es… “La noche”.
Así que, os pongo unas fotos para… inspirar la noche. Huy perdón, que las fotos cachondas no están aquí, sino en el otro blog… el enlace en la barra de la derecha.
Pero, y digo yo… si la noche del sábado es la noche de ir a cenar, de ir a beber, de salir, de ir a bailar, de ir de compras, antes de todo esto, de ir al cine, o al teatro, o al fútbol… ¿Con qué cuerpo llega uno a… “cum…

…plir”?
Uffffffff.
Noche de sábado.
Hala.

 

PD. ahora que lo pienso, Alejandro Rodríguez, el del cumple… ¿A qué dedicará la noche de su celebración allá en NY? ¿Habrá ido al cine? Ains.