Amor y otras drogas – la peli.

El amor… ¿Es una droga? ¿Si caes en sus redes no puedes salir, por mucho que patalees? ¿El amor es una reacción alérgica a la conveniencia y a los amigos que te dicen que “no es para tanto” “no te conviene” “te pone los cuernos”? ¿O por contra es una reacción alérgica a la familia y sirve como tapadera para darles un corte de mangas? El amor… ¿nace o se enriquece? ¿Es una explosión, o es un continuo caminar por la carretera que indefectiblemente nos lleva al paraíso?

Para enamorarse… ¿hay que tomar drogas? ¿Qué tipo de drogas? ¿La adicción a los lacasitos les convierte a estos en droga? ¿Cuenta para este estudio, de ser así? ¿Y la adicción a los pañuelos de papel? (Iba a poner kleenex, pero como ahora todos usamos “Bosque Verde”, ains).

Pues sí, lo habéis adivinado, fui a ver “Amor y otras drogas”. ¿qué no os lo imaginabais? ¡Ah! Me has dejado epatado… sí, sí, de verdad… yo que creía haber hilado perfectamente la introducción…

Pues sí, fui a verla. Pero no pensaba hablar de ella. Y el otro día leí en algún sitio algo que me hizo cambiar de opinión.

Venga, empecemos como siempre en una reseña cinematográfica de las mías que se precie. Todos juntos preguntadme… ¿De qué va? Tú… sí tú… que te he visto… tú no me has preguntado… pregunta, pregunta… que no te voy a comer… (o sí que está muy bueno… pero eso no lo sabe él… jijijiji)…

 

“¿De qué va?”.

 

Bien, así me gusta… ves, no ha pasado nada. Y tienes una voz bonita… ¿Me das tu teléfono? Huy, perdón se me ha escapado… sigamos.

Pues es una comedia romántica.

¿Qué explique más? Pero si ya está claro… Venga va. Pues es un chico muy, muy ligón. Sí, aquél que se enamoraba en la montaña de su compañero, y de apellido in-escribible… a ver, voy a probar… Jake Gyllenhaal (¿Habré acertado?). Bueno pues el personaje de este chico se tira a una, a dos a tres, a cuatro… un polvo, muesca en el cinturón… y a otra cosa mariposa.

Por otro lado tenemos a la Hathaway. Chica igual de viva la virgen. Chico por allí, chico por acullá, y… muesca en su cinturón, y a otra cosa, mariposa. Nada de amor… ¡¡Caca!!

Pero un día… un día… se encuentran estos dos. Y ¡¡Zas!! Cupido les atraviesa con su flecha envenenada, con esa pócima que hace efecto poco a poco, sibilinamente, sin que se den cuenta los protagonistas. Porque ninguno quiere enamorarse. Pero, es una comedia romántica. O sea que ya sabéis que se enamoran. Pero… ya sabéis también que tendrán dudas, pelearán en contra de sus sentimientos… y todas esas cosas. Una escena tierna, es… cuando Jake nosequé, se sienta al lado de la chica, con temblores en todo el cuerpo… y dice” Te quiero Hathaway”, ella se apiada, le coge las manos… ¿Qué te pasa Jake nosequé? Es que no estoy acostumbrado a decir “te quiero”… ¡¡¡Que bonitooooooooooooooooooooo!!!!! Y él sigue con sus espasmos.

Ya, no os cuento más de la peli. Y muchos os he contado porque en la definición del género, están todos esos mimbres. ¿qué que me ha parecido?… Casi me duermo… lo siento.

Sí, sí, me aburrí. Te ríes un par de veces, pero… a parte no sé, Jake nosequé (Gyllenhaal), no me convenció, y Anne Hathaway, pues… es más de comedia, pero quizás su personaje tenía un tinte dramático… y no sé… no es de estas parejas que digas “qué bien pegan”. Vale, vale, muchos diréis que el Jake este pega con vosotros… como sois…

Este tipo de pelis me gustan. No me hace falta reírme a carcajada para pasar un rato agradable. Muchas veces, por lo menos para mí, las comedias son más de sonrisas, no de carcajadas continuas. Pero aquí, en esta peli, no funciona, por lo menos para mí. Tampoco creo que se deban hacer cosas rompedoras… yo con Notting Hill me lo pasé pipa, y lo sigo haciendo si alguna vez la veo. Para la comedia creo que son imprescindibles un diseño de personaje certero, un actor adecuado al personaje, la comedia creo que es un género difícil al que pocos actores son llamados, unos diálogos chispeantes, y, hacer interactuar a la pareja con gracia, creando situaciones que peguen con diseño de los personajes que has hecho. Luego hay que incluir a un personaje secundario con chispa y gancho, que cuando salga se coma a los protagonistas, y poco más…

Pero, y ahora llegamos a por qué al final me he decidido a escribir sobre esta peli (y bien que me está quedando esta reseña… hum), es por ese plus de dificultad que toda relación de enamorados de comedia romántica, debe tener.

Leía el otro día, que en algunas universidades, se ponen películas para estudiar ciertas enfermedades, o problemas. Que el cine puede servir para dar clases, no de cine, sino de psicología, de medicina, o de otras ciencias. En esa peli, el personaje de Anne Hathaway, tiene esclerosis múltiple. La esclerosis es una enfermedad horrible, degenerativa, y absolutamente alienante para quien la padece, y para quién tiene al lado. Y durante un buen rato, esta peli se convierte en poco menos que un documental sobre esta enfermedad, y sobre las personas que la pasan junto a sus seres queridos. Pero no sé, no es que esté en contra de que se usen las películas para mandar mensajes, y menos cuando son este tipo de mensajes, de esperanza para una comunidad de enfermos y familiares, o para poner un punto de humor y risas en sus vidas… y para que los demás conozcamos esa enfermedad, y les entendamos mejor… pero yo creo que hay que hacerlo con medida y meterlo de tal forma que no lastre la trama, porque si no el mensaje perderá efectividad, y sobre todo audiencia. Y aquí, en esta película, para mi gusto, está forzado ese tema, y suena a panfleto… y cuando vas al cine a ver una comedia, un panfleto suena a decepción.

Quizás un día pongan esta película en una facultad de medicina, o de trabajo social, para ayudar a comprender a los que padecen esta dolencia. Pero desde luego, no creo que la pongan en una escuela de cine, como ejemplo de comedia.

No es esta la causa de que la peli no funcione. Para cuando esta parte de la trama se desarrolla, ya estaba yo pensando en el siguiente capítulo de “Una buena mañana para correr” que tenía planeado escribir al día siguiente. En todo caso ahonda un poco en que esta cinta, a mi entender, no funcione en absoluto. Pero es que las tramas secundarias tampoco creo que tengan chispa, son planas… solo algunos golpes sueltos consiguieron que sacara una sonrisa… y evitaron mis ronquidos…

Y ya vale, Jaime, menos mal que no ibas a escribir sobre el tema…

6 pensamientos en “Amor y otras drogas – la peli.

  1. Pues si lo llevo a saber me ahorro el psicólogo y me meto en una sala de cine todos los viernes, jajajaj. Ay el amor, que puñetero que es el jodio. No se, voy a dejar de la lado la peli que no soy critico de cine,pero esto del amor, me da a mi que se puede ir construyendo poco a poco, que ponemos ir caminando de su mano y construirlo, aunque tbm es posible, que como no haya un algo al principio, poca leches puedes llegar hacer, no?

    UN beso cielo

  2. Pingback: Psicología: ¿Está interesado en ti?

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s