Vendo blog, o lo dura que es la vida de bloguero.

El otro día, vi que se vendía un blog. 3,500 €.

Y me he quedado pensando.

Me ha dado una idea. Sip. ¿Y si vendo el blog? Pero claro, ¿cuánto pido?

Va, claro, el mío no tiene publicidad.

Pero tiene grandes obras de la literatura contemporánea, que no es moco de pavo. Y una selección de fotos insuperable. Ejem.

Además, esto de hacer un blog, parece una tontería, pero… tiene su miga. Es un mar de problemas. Un agobio. Y todo eso hay que pagarlo. Claro. Y ya son dos años, más otros 2 al menos haciéndome un nombre.

Estudiemos el tema con detenimiento.

Si tienes un blog, debes pensar que poner. Debes de tener una idea para escribir. Y si pones unas fotos, pues no sé, darlas un aire, poner una tontería para que la gente se ría un poco, o sueñe… o sienta (y no me refiero necesariamente al gustirrinín de… bueno, eso). Sí, claro, puedes poner un chico desnudo sin más comentarios. O una foto con arte, y ya. O muchas juntas.

¡Ja! Pero elegir las fotos tiene su miga. Porque sabes, no vale cualquier foto. Debe tener un tamaño adecuado, ser atractivas, que se vean bien, y procurar que la foto que subas, no la hayan colgado en los días anteriores 38475 blogueros. Y eso lleva su tiempo.

Escribir también lleva su tiempo. Es tener la idea, y luego darle forma. Leerlo, y ver si ha quedado bien. Y releerlo al día siguiente, con otro estado de ánimo, para darle el OK definitivo. Además, si escribes un relato y quieres transmitir lo que siente un personaje, a veces es necesario sentir lo mismo que él, y eso la verdad cansa. Y a veces es agobiante. Te deja tocado.

Otras veces, sirven de desahogo. Pero bueno… aún así te deja agotado. Y puede que te deje tan vacío, que necesites conectarte a una bombona de oxígeno para recuperar fuerzas. O retirarte durante una semana a un Balneario.

Al final, además, por mucho que intentes, acabas condicionando un poco tu vida por el blog. Sí porque piensas en muchos momentos cosas para escribir, estás pendiente de los comentarios, de las visitas… te preguntas por qué esa maravilla que has escrito no la ha comentado nadie, o por qué tus amigos no te leen. Vale, vale, dicen que sí, pero un día haces un examen, porque tú te hueles la tostada, y resulta que se demuestra que no es verdad. Mienten. ¡¡No te leen!! Y eso te deja tocado… claro. Deprimente.

Luego, debes leer a otros blogueros. Ya se sabe que en este negociado, se lleva lo de comenta para que me comentes, y esas cosas. Intentas abarcar a todos los que te interesan, y a todos los que se han acercado al tuyo. Pero no te da el tiempo. Si lees a los demás, no escribes tú. En el caso de leer y comentar, te puede pasar que te conviertas en el hombre invisible. Vas a un blog cojonudo. Lees. Te gusta. Comentas. El autor del blog contesta a los comentarios. A todos menos al tuyo. Bueno, te dices, se ha despistado. Vas al día siguiente. Lees. Se te ocurre algo que comentar. Lo haces. ¡Cáspitas! Otra vez eres el único de los 78 comentarios que no contesta. Te deprimes. Porque o eres invisible, o no interesas una caca. Mejor no pienso con cual quedarme.

Y claro está, quién no tiene blog, no comenta. Ningún bloguero se ha comido a nadie que comente sin tener blog, que yo me haya enterado, y ya llevo unos años en esto… pero no hay tu tía. Sin blog, no hay comentarios.

Y luego están los comentarios por compromiso, y eso es penoso también.

Deprimente otra vez.

Capítulo de comentarios spam. El tío se que te hace un comentario y te dice: “He enlazado tu blog. Enlázame a mí” Y te pone 4857 enlaces. Visitas unos cuantos de ellos, tampoco vas a ir a todos, no harías otra cosa en una semana. Y por más que le das vueltas a los blogs en cuestión, no ves por ningún lado el enlace al tuyo. Ni al tuyo, ni al de nadie, más que a los que él mismo te ha dado. Te quedas pensando si estás ciego, o tienes cara de bobo. Te limpias las gafas para ver mejor, sigues sin ver el nombre de tu blog, y al final decides: “parezco bobo”. Deprimente otra vez. Claro, no le enlazas ninguno, porque la verdad, son unos blogs de caca, y todo llenos de publicidad.

Más comentarios chorras: los que son simplemente enlaces a blogs, llenos de publicidad. Te dices: “al menos sacaré alguna foto de ellos”. Pero si son 4 fotos mal puestas, y pequeñas, encima. Y por la mañana, abres el correo, y encuentras 3847 comentarios con esos enlaces. Una caca. Deprimente.

Pero tío, si quieres ganar pasta, en lugar de ir poniendo esos enlaces por todo blog viviente, haz algo medianamente interesante, si te va a costar lo mismo, y al final vas a ganar más… Y encima como es interesante, te voy a enlazar, y no hace falta que me llenes el blog de tus comentarios ofreciendo “bulges”.

Seguimos. Otro tema… no sé ni como calificarlo: los enlaces. Tener actualizados los enlaces, es tarea de chinos. En cuanto parece que los tienes todos operativos, vas al día siguiente, y al menos 5 ya han cerrado. Otros 5, han dejado de escribir en el 3º post. ¡¡3 post y te has cansado!! Pero si tardo yo más en enlazarte y desenlazarte… si no te ha dado tiempo a aburrirte… Pero qué pensabas ¿que ibas a llegar y te ibas a encontrar con 48575 comentarios, y el doble de visitantes? ¿O pensabas encontrar novio el 3º día? ¿O arreglar tus dudas en media hora? Si has estado 23 años dudando, y buscándote, pues sigue al menos un par de meses… que a lo mejor te sirve de algo. Y si lo único que quieres es escribir, macho, no lo querías mucho, porque has escrito 3 líneas y media… Y claro, tampoco es cuestión de eliminar el enlace, porque en el fondo, te interesa lo que escribía, o lo que decía que iba a escribir. ¿Y si lo borras y al día siguiente vuelve? Un mar de dudas… caca.

Sigamos.

La emoción de los blogs, la pone google y sus robots. Otra vez proliferan los blogs cerrados. A peace for ever le podéis encontrar aquí ahora. Le han cerrado sus dos blogs anteriores. A luckitas algo parecido. También le podéis encontrar en uno de sus blogs antiguos. Puede ser que los robots hayan detectado actividad peligrosa, o sea, un ataque de spam, o que alguien se haya apropiado de sus cuentas indebidamente. El caso es que están cerrados. Así que ya por la mañana, cuando enciendes el ordenador y vas a ver tu blog, ya no es para comprobar si te han comentado o no, ya es para ver si está tu blog todavía en línea. Y si resulta que no está, y luego vuelve a estar, al final no tendrás claro por qué te lo han cerrado, o por qué te lo vuelven a abrir. Sí, sí, es una actividad de riesgo. Deprimente. Caca.

Luego está el tema de la suplantación. Hablaba Fran frannao de ello el otro día. Que te pirateen la cuenta de MSN, del correo, del Facebook, del blog… Tú imagínate. Yo. Voy a ver mi blog por la mañanita, para comprobar que está. Y como cabecera, me encuentro a Britney. Y como primero post, una rubia con un par de melones de estos enormes, por los que suspiran algunos hombres. Me puedo caer para atrás con silla y todo, y darme un golpe en la cabeza. Y luego la ansiedad de no poder entrar en tu cuenta porque el tío ese te ha cambiado las contraseñas. Que si lo hace para ligar conmigo, oye, que yo soy muy fácil, si a mí con un café y una sonrisa me conquistas… y si todo ello va unido a tu desnudez, pues mucho mejor… que no necesitas llamar mi atención de esa forma…

Así que, después de todo lo aquí expuesto, yo creo que no es mala idea vender el blog. Porque además, fíjate tú la de tiempo que tendría. Podría limpiar los cristales de casa, tirarme en el sofá a leer libros, o a mirar al techo. Podría ver las 9378474 pelis gays que tengo pendientes. Y las 39847575575 de las otras. Dejaría de estar enganchado a Internet, que dicen los psicólogos que es una patología preocupante y en ascenso. Malísimo, vamos. Creo que lo van a prohibir, como el tabaco.

Todo son ventajas.

¡¡Vendo!!

Si este pide 3.500,00 €, y solo tiene fotos, yo al menos el doble, que tengo letras también. 7.000,00.

Por el toque genial que tiene, otros 1.500,00. Por los 280 seguidores: que menos que a 100 € seguidor.

Y un plus, porque yo lo valgo… total… 15.000,00 €.

Ea.

Y hablaremos de los derechos de autor de mis relatos.

Sip.

¡Vendo!

Espera, mejor cojo un margen para negociar:

50.000,00 €.

No me gustan los números redondos:

57.380,50 €

¡Vendo! ¡Barato!

Me voy a tumbar al sofá del salón a la espera de ofertas. ¡Qué jodida es la vida del bloguero! En fin.

Voy a leer un rato. Ahora leo “El lápiz del carpintero” de Manuel Rivas. Por si tenéis curiosidad, vamos. Y si os da igual, haced como si no lo he puesto.

¡Qué dura es la vida de bloguero!

 

 

 

18 pensamientos en “Vendo blog, o lo dura que es la vida de bloguero.

        • sonia, mi alma no tiene precio: es gratis.
          😛
          Y lo de “no se te ocurra venderlo” es la mejor táctica para subir el precio.
          😛

          besos.
          muchos.
          envueltos.

  1. Qué bueno! Me ha encantado la descripción de todas las fases por las que pasa un blogero…

    ¿Hay tasadores de blogs? Yo creo que tú podrías empezar el gremio, en serio. Igual te encargo un informe del mío a ver si con lo que saque me voy un mesecito a la Isla de Pascua, jejeje

    En cuanto a vender el alma (símil de blog?)… dicen que todos tenemos un precio. Ainss, lo malo es que se quedan eternamente con el copyright.

    Te dejo aquí 57380,50 besos. ¿Hacen? 😛

    • nada Olwen, según dice Edgard en un comentario posterior al tuyo, resulta que ya hay tasadores de blogs. En fin.
      Fíjate Olwen que curioso lo de tu simil, hace unos días hablaba yo del precio que tenemos todos. De las cosas que en principio no haríamos y que al final, dependiendo de lo que paguen, lo hacemos.
      ains.

      y sobre los beso, anda, ya dame 57381, no dejes a ese pobre beo a medias… ains. Que estoy muy necesitado… jijijijijiji.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Muy fino… Realmente le has dado un buen repaso a eso de ser bloguero. Siempre tan lúcido… Es como para pensárselo ¿Cuanto pedirías por el mío 81.350,22 €? XDD

    Muchas gracias por mencionar-me y hablar de mi nuevo/viejo blog.

    Me has alegrado el día, muchas gracias.

    Un abrazo.

    • Oye, oye, PFE, en todo caso el tuyo sería más barato que el mío… hummmmmmmmmmm.
      Qué no se diga.
      ¿te he alegrado el día? Eres fácil de alegrar… ains.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  3. Como en materia de tratar de ganarse algunos dinerillos (y si es estafando gente, mucho mejor) tambien hay quienes se han puesto a “tasadores de blogs”.

    En alguno de esos que uno va pasando por casualidad, y ni puedes acordarte de quien ha sido, me encontré un anuncio que decía “este blog vale xxxx ¿cuánto vale el tuyo?” y si tocabas con el mouse estaba el link correspondiente para ir a lo del “tasador”.

    En cuanto a todo lo que has puesto sobre lo que significa dedicarse a un blog, es una muestra que puede resultar humorística para quien la lea desde afuera, pero que tiene aristas muy poco gratas para los que tienen que pasarla desde adentro.

    Hasta cualquier momento, Tato

    • Edgard, me alucinas con lo de tasadores de blogs. Si sigo con la venta, veré de contratarles… ains.
      Y sobre el tema en cuestión, mejor es reírse. Este mundo blogueril tiene muchas cosa buenas, te da muhas alegrías, peor como seas un poco sensible, puedes acabar muchos días con mal sabor de boca.
      Pero bueno.
      Y ahora releyendo, no he hablado de los egos, de los seres superiores, de la soledad… quizás deba escribir otro post.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. blog, blog, blog. Santo y Bendito blog, aunque hay veces que nos lleva por la calle de la amargura, pero en definitiva, creo que es positivo todo lo que sacamos, ¿verdad?. Puede que nos sintamos algunas veces mal, pero si hacemos resumen, las cosas son positivas, creo.

    Un beso

    • elmo, pues sí, creo que es positivo. Aunque empiezo a pensar que unas vacaciones blogueras de vez en cuando son necesarias. Quizás es un medio al que es muy fácil dedicarle demasiada atención.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

    • El mejor bloggero, gracias por tener la amabilidad de indicarnos lo que hay que hacer para tener un buen blog. Tu comentario ha sido muy instructivo.
      Además he podido comprobar que has cogido el sentido del post, por lo cual estoy profundamente satisfecho. Y encima, lo has hecho mientras jugaba el Barcelona y el Valencia, lo cual teniendo un blog de fútbol, tiene su mérito. Aunque me imagino que loq ue pasa es que eres del Madrid.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  5. Pingback: El otro día me dieron una opinión sobre el blog. (I) « el rincón de tatojimmy v.2.0

  6. Pingback: El otro día me dieron una opinión sobre el blog (II): sigo meditando. « el rincón de tatojimmy v.2.0

  7. Pingback: El otro día me dieron una opinión sobre el blog (III): La meditación (I) « el rincón de tatojimmy v.2.0

  8. Pingback: Esto si que es una locura… “La Eurocopa”. Con pompa y una chorrotada de coña. « el rincón de tatojimmy v.2.0

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s