Podría…

Llevo todo el día pensando que publicar. No es que no tenga cosas. Pero hoy me pasa algo curioso y es que nada de lo que tengo preparado o en la cabeza, me apetece colgarlo. Es como si una barrera invisible me impidiera subir un nuevo capítulo de “Una mañana para correr” o uno de los varios relatos que tengo escritos, o incluso alguno de los que publiqué cuando tatojimmy era tatojimi, y que ya que los escribí, deberían estar aquí. Estuve pensando incluso en empezar a publicar una cosa larga que tengo escrita. Algo así como una novela, que total, como no verá nunca la imprenta de una editorial, pues este es el sitio adecuado para darla salida.

Pero no me apetece publicar nada de eso hoy.

Podría sacar un post de River Viiperi, que el otro día descubrí que está el 35 de la lista de modelos masculinos que hace models.com. O podría subir otro post de Joan Pedrola, el modelo de cabecera de este blog (no el modelo en la cabecera, ejem). El otro día encontré su facebook, y no me atreví a pedirle que me aceptara como “amigo”. Y no tiene nada que ver con que no me invite a café. ¿O sí? O podría colgar más fotos de Alejandro Rodríguez, modelo, para dar satisfacción a sus amigos que van pasando por aquí, alguno incluso dejando algún comentario. Hecho que agradezco enormemente. (mandadme fotos Alejandro, Joan)

Podría publicar una foto de Lázaro Mur, el enfermo de “Pan negro” y que tanto interés parece que despierta, por la cantidad de visitas que llegan aquí buscándole. Una foto que me envió hace tiempo Mariohasdisapier, de una alfombra roja. Na, tranquilos, viste smoking. Pero sonríe.

Pero no me apetece nada de esto.

Luis Miguel, hablaba en un comentario hace unos días de su baja auto estima últimamente, y pedía consejo. ¿Qué puede hacer? Tenía pensado escribir algo al respecto, pero no me sale nada. ¿Qué se puede escribir sobre la baja auto estima? ¿A quién se puede recurrir? Me imagino que un psicólogo es la mejor opción. Pero posiblemente hay muchas cosas que podemos hacer nosotros mismos para luchar contra ese sentimiento. Una de ellas posiblemente, es cambiar de ambiente, porque a veces nos dejamos influir por él, o por personas que tenemos cerca, y que muchas  veces sin ser consciente de ello, nos van minando poco a poco. Porque muchas personas necesitan para ser ellos algo, pisar al que tienen al lado. Yo tengo un caso cerca. Y no creo que sea malo, pero lo hace. Y te machaca.

Pero no tengo respuesta para ello, y no me apetece elucubrar al respecto. Quizás alguno de los que pasa por aquí pueda decirnos algo.

También tenía pensado escribir sobre un chico rubio que me ha obnubilado estos días en el autobús. Ir a casa al mediodía es maravilloso últimamente. Pero va, no me apetece inventarme una historia, al menos hoy. Aunque a lo mejor lee esto y se da por aludido, y mañana puedo escribir sobre ello, porque me he encontrado un mail suyo.

También me hubiera gustado escribir sobre ese rapero en Medellín, al que han matado una de las bandas que se rifan a golpe de asesinato, el control de la droga en esa ciudad e Colombia. Porque además, Jacobo, que me leía antes con atención, es de allí., y parece que esas cosas las ves con otros ojos cuando conoces a alguien allí. Me gustaría escribir, sobre como un chico de 17 años, cantando, puede intentar luchar contra esas mafias, y como parece que a alguien de ellas, le dio miedo, y le ha mandado matar. 17 años, asesinado por cantar a la vida. Triste.

Quizás es que deba darme un descanso en esto de escribir y de bloguear. Será algo que deba meditar en estos días. Aunque ya llevo tiempo con esa idea.

No he celebrado el segundo aniversario de este blog, ni de “Y… vuelven mis dedos a volar sobre el teclado”. Podría anunciar mi cumpleaños, pare recibir cientos de parabienes y demás. Pero no… tampoco me apetece.

Podría hablar de Japón, de sus héroes. De personas cuadriculadas, y de personas con capacidad de improvisación. O de las zafiedades de las campañas electorales. Las medias verdades de nuestros dirigentes, que todos critican, pero que nadie hace nada por arreglarlo. Y nosotros parecemos contentos con los mensajes que nos envían nuestros partidos. Sí, los nuestros, no los otros. Y todo dirigido por gabinetes de comunicación que saben lo que nos gusta a la gente. Nos llenan los oídos de medias verdades, pero da igual, todo vale. Así que deberemos pensar que somos nosotros los culpables, porque los sociólogos y demás profesionales de estos gabinetes, nos tendrán estudiados. Esto es como la televisión: Mucho Belén Esteban es no sé qué, y ahí están las audiencias. Y 4 gatos ven a Punset, que es extraordinario. Pregunta, pregunta y verás lo que te dice la gente de Punset. Pero no me apetece meterme en esos berenjenales.

O de las dos últimas películas que he visto, y sobre las cuales por cierto, ya tengo escritas las crónicas. Pero no me apetece subirlas.

O podría hablar de que ha muerto Farley Granger, un gran actor que no se quiso someter a la dictadura de los estudios, allá en los años 50, a los que obligaba a casarse con una bella mujer para evitar las habladurías sobre su homosexualidad.bisexualidad .Y eso le costó su carrera en el cine. Eso y su enfermiza obsesión por decir lo que pensaba. Pero va, me imagino que lo harán otros, con mejor pericia que yo. Ved “La soga” de Hitchcock. O “Extraños en un tren”. Grandes películas las dos. Si veis la soga, os propongo que busquéis cuando cortó el director, a ver si lo descubrís. La soga fue una película maldita… era tan evidente que los protagonistas eran homosexuales, que para la época fue difícil de digerir.

Podría hablar de esos a los que un día consideré y valoré para ser una posibilidad de relación. Algunos de ellos, me he dado cuenta de que hubiera sido un desastre. Así que al menos me  he ahorrado alguna ruptura. No hubiera pasado nada, porque ellos no parecían estar por la labor, pero uno también tiene derecho a soñar. Y me he dado cuenta, repito, de que no me merecían como pareja, y dudo de que me merezcan como amigo. Pero eso ya se verá.

Pero no, no me apetece.

O podría hablar de como nos dejamos manipular, o engañar. Veo a un amigo que va acabar mal. O como cambian algunos cuando la vida les sonríe. Podría hablar de los que no escriben en un blog personal lo que quisieran, porque no quieren que algunos que le leen se enteren, y como otros, mandan mensajes envenenados en sus post.

Pero va, no merece la pena.

Podría poner música. Una foto erótica. Saludar a Peibols que atendí una recomendación de sonia, y citó este blog en su resumen semanal. Podría saludar a sonia. Venga va, les saludo:

¡Hola sonia!

¡Hola Peibols!

¡Hola ambiente G!

Ya que estamos podría saludar a los modelos fijos en este blog:

¡Hola Alejandro!

¡Hola Joan!

¡Hola River!

¡Hola Ash!

¡Hola Simon!

¡Hola Jon!

Podría saludar a mis comentaristas de cabecera en “El rincón de tatojimmy”:

¡Hola Peace for ever!

¡Hola Virginia!

¡Hola Olwen!

A sonia ya la he saludado.

¡Hola Luis Miguel! ¡¡Vamosssssssssssss!!!

¡Hola Kotei!

¡Hola Edgard!

No son todos, pero sí los más constantes.

Podría saludar a los que leen:

¡Hola a los que leéis!

PODRÍA GRITAR… pero no sé gritar, aunque a veces hable muy alto.

Podría hablar de soledad. Pero creo que la practicaré, en lugar de hablar de ella.

Podría hablar de sueños, pero todo esto ya es un sueño… no existe en realidad… ni siquiera yo existo en realidad… ¿No os habíais dado cuenta?

Podría deciros que escribierais vosotros, pero… no lo vais a hacer…

Chicos y chicas, señoras y señores, guapos y guapas todas… mañana será otro día.

Saludo a quienes me he olvidado de citar.

¡Hola olvidados!

Ya está.

¡Hala!

 

6 pensamientos en “Podría…

  1. Hola Tato, no te preocupes, yo tampoco tengo ganas de hablar y aquí estoy escribiendo. Estaba leyéndote y, al terminar, me encuentro a mí mismo haciendo click en “añadir un comentario”. Y me pregunto: ¿y ahora?, si no tengo nada que decir… pero el hecho es que estoy escribiendo.

    ¿No te pasa a veces que estando perfectamente consciente, te sientes como lejos, observando lo que haces como si fueras un extraño, sin tener ni idea del siguiente movimiento que vas a realizar?

    Tiene su miga y su atracción, porque uno puede instalarse cómodamente en la distancia y esperar acontecimientos sin responsabilidad alguna; la única vinculación es la mirada.

    Se tiene una ingrávida sensación, como si el cerebro bailara una suave danza de ritmo lento y cadencioso, pero que lejos de adormecer, situara los sentidos al límite de su potencial… y ello, mientras un cuerpo, que reconoces como el tuyo, actúa, sin ninguna pertenencia orgánica.

    Y como percibes la disolución de cualquier volición activa, quedas a la espera, lúcida y pasiva, de acontecimientos…

    Lo que ahora está sucediendo es muy sencillo: un cuerpo mío, pero desvinculado de mí, escribe en un teclado. Dicho así, parece insulso y poco o nada motivador, pero la “salsa” estriba en que todo está plenamente abierto: no hay captación alguna de intención, de forma que cada instante es una completa incógnita; ninguna actividad mental y neurológica presupone un movimiento; no hay etiqueta alguna y por lo tanto TODO ES POSIBLE.

    ¿Captas la belleza de esta situación?…
    Como intensidad, es semejante a los mejores paisajes de alta montaña que tanto me fascinan. Aire fresco, renovación, libertad… Ni un atisbo de rutina…
    ¿Es esto el presente?

    ¡Vaya!, acabo de perder la situación privilegiada de observador y, como el que tropieza, he vuelto a caer en mi cuerpo. Le tengo aprecio, no creas, pero ya se han puesto en marcha los pensamientos, sensaciones y sentimientos y he perdido todo deseo de seguir escribiendo… Y como hace tiempo que firmé un contrato conmigo mismo para no hacer lo que no deseo, aquí lo dejo, con un saludo cálido y amigable para tí y para cuantos te leen.

    Besos.

  2. Bueno, que decir…. Creo que orfeo lo ha plasmado de tal manera, que nos ahorra a los demás ser repetitivos en la ausencia de magia a la hora de expresarnos ante una cuartilla en blanco o ante la pantalla de un pc… yo lo denomino magia externa, pues desconozco la fuerza creadora que nos impulsa y nos ayuda a divagar o a desarrollar mediante escritura cualquier tema que, aunque aparentemente desconocido para nosotros en gran parte, nos asombramos de cuanta sabiduría se encierra en nuestro interior…. Te has preguntado querido Tatto de donde te viene tanta información o conocimiento, la cual compartes con todos los que te leemos …? no dudo de tus conocimientos y experiencias literarias, amen de otras vividas en primera persona… Pero tenemos que reconocer que cuando las musas no están todo se complica y la apatía se adueña de nosotros sin piedad… agradezco tu mención como bálsamo confortable y purificador, aliviando una falta de coraje donde el miedo a una supuesta “humillación publica” de momento imaginaria hizo tambalear mis cimientos mas de lo que yo deseara… esperando que tus musas regresen y tu magia literaria haga renacer en ti, todo lo que guardas en tu interior y que fue puesto dentro de ti con la misión de expresarlo desde ti para deleite, conocimiento y ayuda a los demás, te espeto a que divulgues sin mas transcendencia todo lo que ya tienes escrito….
    perdón por esta ultima osadía…
    Mil Besitoabrazos.

  3. ¡Hola! Gracias por acordarte de mí en tus saludos, la verdad es que me gusta que te hayas acordado de saludarme. Me viene bien, muchas gracias.

    Eso que cuentas debe ser fruta del tiempo, esa famosa astenia primaveral, porque me está pasando algo parecido, hace días que no guiso un solo post, por suerte tengo unos cuantos programados y vivo de renta, pero cualquier día se me acaban y… Y yo no sé hacer como tú que sin querer hablar de nada escribes de todo lo que tienes en mente y nos sueltas el post más largo de la temporada.

    La verdad es que yo lo achacaba a que mi hombre ha tenido que irse a cuidar de su madre que cayó enferma, seriamente enferma, y me ha dejado triste y solo, pero puede que no sea eso que sea solo esa maldita primavera que la sangre nos altera.

    Espero que se nos pase pronto.

    Un abrazo y muchos besos

  4. Pues para no querer decir nada has dicho muchas cosas. Es un placer que tus dedos vuelen por el teclado….
    Gracias por el saludo, me has hecho sentirme importante y todo.
    Respecto a la autoestima, ojalá tuviera una receta para subirla, la compartiría contigo y con los que te leen, pero lamentablemente no creo que existan fórmulas mágicas, supongo que es más un trabajo del día a día, y en el fondo todos lidiamos un poco con lo mismo.

    Un saludo, muy muy afectuoso. Envuelto, desenvuelto y vuelto a envolver.

  5. ¡holaaaaaa!
    no tengo mi ordenador y estoy con el portatilin, asi que si ves que no comento, tranquilo que voy despacio ;).
    Un besito

  6. Pingback: Hablábamos el otro día… « el rincón de tatojimmy v.2.0

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s