Ayer hizo calor…

Y es que en Burgos no suelen ser normales estos días en que a las 12 de la noche hay 27 graditos.

Y pues que queréis que os diga, hay que buscar métodos para refrescarse. Yo he buscado este de arriba.

Na, tranquilos, que mañana nos pondremos una cazadora, que llega el aire del norte.

Por cierto, recomendaría a alguna señora o señor, que airee la ropa de verano un poco, para que se le quite el olor a naftalina. Es agobiante con 30 grados, rodeados de una multitud, viendo los fuegos artificiales. Yo ayer casi palmo. Casi echo la primera papilla.

Huy, ahora que me doy cuenta, es que no os he dicho que, estamos en fiestas… y os las vais a perder… una pena.

😛