La piel que habito – la peli.

Hoy toca cine. Cine, cine cine…

Almodóvar.

¡Qué tema! Es el hombre que reúne a su alrededor más opiniones encontradas e irreconciliables del cine español. Los que le quieren y le admiran y gustan de todo lo que hace, y los que denostan cualquier trabajo suyo sin apenas verlo ni saber de que va. Yo como siempre, en tierra de nadie. Unas me gustan más que otras. Con algunas vibré. Con otras… no.

La piel que habito.

Me parece un gran título. Él solo tiene un post. Pero para otro día.

¿De qué va? Pues hoy me vais a permitir que copie la sinopsis que viene en “La Butaca”:

Desde que su mujer murió quemada en un accidente de coche, el doctor Ledgard, eminente cirujano plástico, se interesa por la creación de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla. Doce años después consigue cultivarla en su laboratorio, aprovechando los avances de la terapia celular. Para ello no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos. Pero ése no será el único crimen que cometerá en “La piel que habito”.

¿Y por qué copio y no hago la mía? Pues porque es muy fácil que se me escape algo de lo que pasa que os chafe la película, si no la habéis visto. Y me parece fundamental en este caso una cierta ignorancia de por dónde va la historia exactamente.

Salen en la película, Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Jan Cornet y Eduard Fernández. Y Blanca Suárez, que también tiene un papel importante. Barbara Lennie, tiene un papelito. Y José Luis Gómez, otro papelito. Un elenco impresionante. Yo tengo una queja y es que Almodóvar no desnuda a Jan Cornet. Una pena. Lo que me hubiera gustado que lo desnudara… en fin. Otro motivo para la frustración.

Y preguntaréis… Jaime ¿te ha gustado la película? Preguntad… preguntad…

Pues a medias, os contesto. Divaguemos al respecto.

El mundo de Almodóvar es especial, único. Todos sus personajes rondan el límite de lo estrabótico, de lo irreal, y de lo real. Ha pasado así en “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, en “Átame”, en “¿Qué he hecho para merecer esto?”, para mí una de sus mejores películas, en la maravillosa “Todo sobre mi madre”. Quizás en el engarce de ese toque mágico con la irrealidad característica de su mundo, está para mi gusto, la clave de si funciona o no funciona la película. Y aquí creo que es lo que falla.

A Almodóvar, nadie le puede negar, y quién lo haga creo que se deja llevar por el odio hacía su imagen o su personaje, que sabe como nadie manejarse en esto del cine. Sus imágenes denotan saber y dominio del lenguaje cinematográfico. A los cinco minutos ves que estás ante uno de los grandes del cine mundial. Lo mismo pasa con Garci, por ejemplo, con otro estilo. Podrán gustarte más o menos sus historias, pero han aprendido lo que es el cine, y lo han aplicado con maestría.

Yo cuando voy al cine, me dejo llevar. Si no es así, es que ya desde un principio, la película me repele. Hace unos días, por ejemplo, fui a ver una comedia italiana, “Gianni y sus mujeres”, y casi la disecciono completamente, hasta que casi me dormí, con ronquidos incluidos. Vale, vale, era una comedia, y seguro que a alguno le habrá gustado… pero lo siento… yo me quedé dormido. Me vino bien, porque me fui a casa corriendo y me metí en la cama, y dormí como hacía días que no conseguía. Creo que me la compraré cuando salga en DVD para coger el sueño.

Ya me he ido del tema…

Os decía que no voy a sacar pegas o a dar palmas cuando veo una película. La veo y percibo las sensaciones que me produce. Mido la forma en que la historia entra en mí y me hace sentir, alegrarme, llorar, me hace ponerme rabioso, o me pone de mala leche… y eso es lo que no consiguió completamente “La piel que habito”.

Luego, pensando en por qué… creo que el personaje de Elena Anaya me dejó un poco frío. No sé si porque no estaba bien definido, o porque ella hizo una interpretación equivocada de las claves con las que Almodóvar le había dotado. Creo que la evolución de ese personaje no es plausible. Partimos de personajes normales, por así decirlo. Al personaje de Antonio Banderas le falta un tornillo, o dos, le ciega la sed de venganza,  al de Marisa Paredes, es un típico personaje Almodóvar. El personaje del Hijo de la Paredes… pues la nota estrambótica… que es muy de cine de Almodóvar, pero que no sé si acaba de pegar con el resto de los personajes, quizás menos almodovarianos que otras veces, ni con las situaciones… Y luego hay algunas relaciones que no se acaban de matizar convenientemente, como la de Eduard Fernández con Banderas, con alguna escena o situación quizás mal desarrolladas, o cojas… Le escuché a Banderas hablar en una entrevista sobre su relación con Almodóvar. Decía que no le había dejado utilizar los pequeños trucos que un actor va adquiriendo a lo largo de su carrera, para conseguir esa autenticidad que busca siempre Almodóvar. Éste siempre ha tenido fama de exigir mucho a sus actores, y no dar por buena una toma hasta que no está súper convencido de que es la mejor que se puede hacer. Y yo diría que hay algunas escenas en las que no se ha sacado el partido de ellas que se podía sacar. Quizás el tener una estrella como Banderas, con un calendario muy marcado, y con un caché importante, por mucho que me imagino que se lo habrá rebajado, ha mermado los recursos de tiempo y económicos en otras partidas. No sé.


Otro ejemplo: Una escena en la que a Jan Cornet lo bañan con una manguera… no, no es al estilo de aquella mítica situación en que a Carmen Maura la riega un barrendero por la noche… los movimientos de él son forzados… o medidos, y de tan medidos resultan forzados… a mí no me resultaron convincentes.

Pero no saquéis la conclusión de que no merece la pena ver la película. Yo creo que sí, y la historia te sorprende, y te mantiene en vilo pensando a dónde te va a llevar… porque lo que parece, no es, y cuando te vuelve a parecer, tampoco es.

La música de Alberto Iglesias es sensacional. Este hombre creo que se convertirá en un hombre imprescindible en la música de películas a nivel mundial.

Los actores creo que en general están bien. A mí particularmente Elena Anaya no me convenció. Jan Cornet, el cual me gustaría que me invitara a un café, o dos si es menester, y si me mira de esa forma que él sabe… uffffffffff… aun así, tampoco le doy un 10. Antonio Banderas me parece que es su mejor interpretación de los últimos tiempo. Creo que borda su personaje, desquiciado por la frustración y los deseos de venganza. aunque me da que algún truquito de actor experimentado, sí que ha utilizado, por mucho que diga.  Marisa Paredes, excepcional.

Id a verla, y la comentamos.

Os voy a poner dos vídeos: Un making off, y uno que he encontrado con imágenes de la película, con Estrella Morente cantando “Ne me quitte pas”. Estupenda. Es por no poneros el tráiler… por ser un poco original…

 

10 pensamientos en “La piel que habito – la peli.

  1. No he ido todavía, aunque pienso ir, Ya tenía la sensación de que no se trata de una de sus mejores películas, pero hay gente que sabe hacer cine y que por flojilla que esta sea siempre hay cosas por las que merece la pena.

    Un abrazo..

    • PFE, pues sí, tienes razón. Hay gente que sabe hacer cine, y es interesante ir a ver sus películas. Y esta tampoco creo que sea la peor de sus películas…

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Yo soy de los que el cine de Almodóvar les gusta menos que más, creo que su única película totalmente redonda es ” que he hecho yo para merecer esto” , el resto me parecen hechas a trozos, algunas con más bueno que malo como” hable con ella” , otras con más malo que bueno , como ” la mala educación “por ejemplo , esta del post pinta un poco mal, aun así acabaré viéndola, porque al final las veo casi todas , y a veces me llevo alguna sorpresa buena. Lo que me parece una exageración es decir que es uno de los grandes del cine mundial, en realidad a mi me parece que está sobrevalorado, creo que hace un cine bastante personal , incluso arriesgado, y eso tiene su mérito, pero que algo así produzca grandes resultados requiere un talento tremendo, y Almodóvar tiene talento, pero no tanto. Lo que no entiendo para nada es que también cites a Garci , al menos que lo de ser grande de refiera a ganar un premio, vale que era un premio importante, pero no justifica una carrera entera, y éste , después de algun momento de inspiración lleva décadas haciendo un cine pretendidamente clásico pero que resulta burdo, de emociones óbvias, sobrexplicado y sobrentendido, hasta tal punto que parece convencido de que el expectador es un ser incapaz de pensar o sentir por si mismo. Sin embargo es este tipo de cine es el que más premios se lleva, y los que utilizan otros recursos más sugerentes o intuitivos son menos reconocidos, osea que igual hasta algo de razón lleva. Pero ayer se produjo una de esas pocas excepciones, ayer la última peli de Isaki Lacuesta se llevó el premio grande el el festival de San Sebastian, este tio es para mi junto con Jaime Rosales el que actualmente mejores cosas está haciendo en este pais, el buen hombre debe tener bastante claro en que mundo vive, porque al recoger el premio dijo ” mañana leereis críticas diciendo que la película es inintelegible, no lo creais, confiad en vuestras emociones, confiad en este jurado” , pues si, hoy el titular de Carlos Boyero en El Pais era “Lamentable concha de oro…”, …….le gustaran las de Garci, supongo…
    Un abrazo, y perdona que hable tanto 😀

    • Pucho, a mí si me parecen los dos dos grandes del cine. Te pueden gustar sus historias o no. Pero creo que los fundamentos del cine los dominan a la perfección.
      A mí no me parece que el cine en principio, deba ser experimental. El cine clásico, y sus formas, su lenguaje, me parecen perfectamente vigente, interesante, y a mí particularmente me atrae tremendamente. Y nada tiene que ver con premios ni nada de eso. Y muchas de los riesgos y de las novedades en la forma de narrar o de hacer cine, bajo mi punto de vista no aportan casi nada.
      El cine es una historia, por un lado. Luego es una cámara moviéndose, son personas moviéndose delante de ella, son encuadres. Son Zooms, o picados, o traveling. los personajes hablan, pero la cámara también habla. Todo eso forma el lenguaje del cine. Y eso es lo que Garci y Almodóvar, a mi parecer, dominan como pocos.
      Pero a veces es muy difícil que los que vamos al cine nos olvidemos de lo bien que te cae el director, o el actor protagonista. Hay historias que a veces a uno se le atragantan, o que no le gustan directamente. O que las rechazas por miles de causas. Y eres más propicio a otras historias diferentes. Pero para mí, esos hechos subjetivos, no afectan a los otros factores.
      A mí por ejemplo, “La mala educación” me gustó. Coincido en que una de las mejores películas de Almodóvar es “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. Pero “Mujeres” no me inspiró demasiado. Más lo hizo “La ley del Deseo”.
      De Garci me encanta “Las verdes praderas”, o “Asignatura pendiente” Y los Cracks. Y disfruté con Tiovivo o Ninette. Son historias muy distintas todas. Pero creo que todas tienen cien dentro.
      Lamento no haber visto nada de los que has citado. Pero si tengo oportunidad, veré algo de ellos.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      • Dominar a la perfección los funfamentos del cine es decir poco, que una foto sea técnicamente perfecta no significa que haya algo de arte en ella, evidentemente el fin último del cine no es obligatoriamente artístico, no creo que la marea de gente que corre a ver cada estreno de ” Torrente” vaya buscando arte , (mucho menos que lo encuentre ), pero habrán pasado un buen rato, que es de lo que se trataba, y les habrá valido la pena. A veces hay cosas que se deben valorar teniendo en cuenta la distancia entre lo que se pretende y lo que se consigue, y creo que en el cine de Garci de los últimos 20 o 25 años es un abismo. Esta opinión no esta basada en valoraciones personales, tengo la misma afinidad por su persona que por cualquier otro director de cine, osea ninguna. Que Garci utilice los recursos típicos del cine tradicional norteamericamo no convierte a otras formas de hacer cine en experimentales, alternativas , ni tan siquiera modernas, pues llevan existiendo desde que el cine es cine, al final el cine es contar algo, no necesariamentene una historia, la cámara puede tener o no tener importancia alguna , pueden aparecer elementos que no tengan relevancia evidente en la trama y puede que ésta no venga contada directamente por los personajes sinó que tengas que caminar a su lado para descubrirla, incluso puede que al final no se acabe de cerrar el círculo y que tengas que ser tu el que que tenga que poner de su parte para darle un significado último. No deben ser tan vanguardistas son estos planteamientos si ya los utilizaba un clásico como Ozu en los años 30 ,rodadas además enteramente a media distancia con planos fijos. A mi me gusta mucho esta forma de hacer cine, porque no sólo te gustan las historias , a veces las recuerdas durante años como si hubieras dejado en ellas algo de ti mismo, películas como “El abuelo ” de Garci son algo así como a antítesis,pero esto tampoco es lo que más importa porque al final hay muchas formas de hacer grandes cosas en cine, el problema de Garci es que , para mi gusto, en lo suyo también son intentos fallidos.
        Un abrazo

        • Estoy un poco confundido, pucho sobre lo que estamos hablando. El arte en el cine no sé lo que es. No tiene nada que ver con que una película la vaya a ver la gente o no. El que alguien domine el lenguaje cinematógrafico no significa:
          1.- que sus peliculas gusten a un mayor o menor grupo de gente.
          2.- que esté haciendo arte.
          “El árbol de la vida” sería la máxima exposición del arte en el cine de los últimos años, y no he visto salir a más gente enfadada de la sala desde “La delgada línea roja”.
          Que domina el lenguaje del cine, sus fundamentos, significa eso.
          A ti está claro que no te gusta su cine. Y me parece estupendo. A mí me gusta gran parte de las películas que ha hecho. En absoluto me gusta todo su cine. como no me gusta el de nadie. A mí “El abuelo” me emocionó. Quizás porque no tenemos las mismas sensibilidades, o porque nuestra vida no es la misma y tiene distintos mimbres por lo que son distintas también las historias que dejan algo en nosotros. También depende del día que tengas cuando ves la película, o de lo mal o bien que te cae el sujeto que la ha hecho.
          en el cine se pueden contar las cosas de muchas formas, es cierto. Unas más arriesgadas, menos habituales, ya que el concepto de experimental no te ha gustado, otras más clásicas. ¿Y? Yo no he hablado de eso al referirme a Garci. Es cierto que en casi todo su cine utiliza una forma de narrar lineal, continua en el tiempo. Y no pasa nada. Tampoco vamos a denostar ahora al que sigue esa línea narrativa. Pero tampoco he hablado de eso. Y me parece estupendo. A mí me gusta quizás una forma de narrar más desordenada, que es la que suelo utilizar en mis novelas, hacia atrás, hacia delante… pero disfruto de otras con la misma intensidad.
          En otro cosa discrepo de ti absolutamente. La cámara siempre tiene importancia. Si no, no sería cine. Hasta si el director la coloca como por casualidad, o la lleva al hombro. Su colocación, su mirada será fundamental en lo que quiere contar el director, y en la forma que quiere hacerlo.
          Ains.
          Qué bello es esto del cine. Es lo bonito que tiene, que todos no gustamos de las mismas cosas.

          besos.
          muchos.
          envueltos.

  3. Empezemos por tu problema con Jan Cornet. ¿Era un café? Aquí lo tienes.
    La pelicula como pasatiempo, es entretenida. Como tampoco se lo que busca transmitir el “director manchego” (como les gusta decir esto!!!), pues no se que pretende. Encuentro que hay demasidas cosas encartonadas.
    Banderas, hasta bien entrada la pelicula no se empieza a soltar. Hay escenas irreales, las de la fiesta y el después de la reunión de médicos. No se.
    Evidentemente la mejor escena es la que aparece su hermano.
    Curiosidad: No podian haber encontrado una casa/finca con la puerta un poco más ancha y no hacernos sufrir cada vez (dos?) con si ralla el BMW? Jajajaja.
    Necesito saber con exactitud si la calle donde está la tienda de la familia de Vicente, es una calle de Santiago y el nombre de ella. Es importante, 🙂

    Kisses

    • Chevy, en un próximo post, haré un llamamiento con la esperanza de que alguno de los que se pasan por aquí lo sepan y nos lo cuenten. Lo de la calle de la tienda de Vicente.
      Respecto al café, mi necesidad es de tomarlo yo con él, a solas, mirándonos a los ojos. El que lo tomen otros no es lo mismo… jo.
      Si le ves por la calle, dile algo, tú que tienes mano.
      :p
      Respecto a la película, estoy de acuerdo respecto a esas escenas irreales. y del BMW, pues mira, como odio esa marca de coches y sobre todo a quienes los conducen, yo estaba rezando por lo contrario.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. Este fin de semana me vi la peli , a buenas horas …que ya casi ni te acordarás de ella.jajaja, . Bueno va , vuelvo por aquí para decirte que al final, me gustó más de lo que me esperaba , claro que esperaba ver un bodrio , por eso esperé tanto , lo curioso de esta peli es que el argumento central me pareció bueno , muy bueno , pero después en el desarrollo se pierde un poco ,podría haber sido un gran thriller psicológico ,o de terror , o no se , pero se queda un poco a mitad de camino de ninguna parte , como si fuera un poco como una buena idea mal lograda . La evolución del personaje de Elena Anaya es artificial , o mal planteado , no se , no creo que sea un problema de interpretación , no me parece creíble contar semejante evolución tomando como justificación los efectos terapéuticos del yoga , que es lo que parece plantear la peli , y si todo fuera una estrategia intencionada para lograr la venganza final ,esta psicológicamente desdibujado , la estabilidad mental y emocional que muestra el personaje no parece muy creíble , no puedes pasar a un personaje por semejante historia sin una mínima afectación palpable ,hasta el final se ve plano , no se palpa ninguna emoción lógica , ninguna intencionalidad oculta , creo que éste es el mayor error de la película , justo en donde debería recaer toda la fuerza y el peso de la trama , ser su mayor baza , es donde está su mayor debilidad . Pero bueno , siendo positivos, es una buena historia , y no tuve esa sensación tan típica de otras veces con este director de que algunas partes me gustaban y otras me producían espanto , aunque no puedo evitar imaginar esta historia en otras manos , lo que hubiera sido

    • Bueno, pucho, mira me has pillado después de Navidad, y has colaborado cuin una cancioncilla para la programación especial de navidad, y me han llegado tus halagos por el cuento y por todo en general… me siento generoso… y no te voy a llevar la contraria.
      Es más, pero solo por esta buena predisposición mía, hasta te voy a decir que estoy casi completamente de acuerdo contigo.
      Pero no te acostumbres.
      Huimmmm
      :p

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s