Zachary Quinto y Jamey Rodemeyer.

Venga, va, hablemos de estos chicos a los que les gustan los chicos. Creo que se llaman homosexuales… sisisisi. Yo tengo algunos amigos gays, que también se les llama así. Es que ya sabéis que es muy guay tener amigos homosexuales. Da caché.

¿Qué dices? ¿Qué yo también lo soy?

Anda, pues es cierto, se me había olvidado.

Pero mira, Zachary Quinto, lo ha recordado el otro día. Se levantó  de la cama, se miró al espejo y se dijo: Zachary, si eres gay. Y salió de casa, y al primer periodista que encontró, se lo contó.

Y lo ha hecho por este chico: Jamey Rodemeyer

Me imagino que sabéis que este chico se suicidó hace unas semanas. Sus compañeros de colegio parece que se divertían a su costa, haciéndole la vida imposible porque solo tenía amigas, y porque era marica. Sí, porque para esos, se es marica, no gay. Ni homosexual.

Y ya este post que pensaba fuera festivo y demás, se ha torcido a la pena y la lágrima, con ramalazos de impotencia y de mala leche. Y es que se me ha ocurrido ver el vídeo ese que subió a youtube para incluirlo en el proyecto “its get better”.

Hasta este momento me había contenido de verlo, aunque en muchos sitios hablaban de él. Y una vez que empecé con ese,  seguí viendo otros vídeos, unos a favor, otros no tanto, la actuación de Lady Gaga, del que era fan Jamey y en la que le dedicó una canción. Y una entrevista que les hicieron a los padres. Una lástima que mi inglés no sea demasiado bueno, por no decir que malísimo.

Hay muchos que no entienden que alguien llegue al extremo de quitarse la vida por ser gay y sufrir desprecios y acosos. Hay muchos que tiene fórmulas mágicas para superar esto, y si les hablas con pena de este chico, te contestan que seguro tendría algún otro problema, o que era propenso a tomar ese camino. Porque parece que estamos en un mundo de fuertes. Sí, los débiles no parece que tienen cabida en ese mundo. Ni entre los diferentes es distinto. Es la ley de la selva.

Pero sabes, Jamey no sería tan fuerte como otros, seguro. Tenía catorce años, y parece que el tema lo iba sufriendo desde hacía ya un par de años. En el vídeo ese da la impresión de que estaba en una época mejor… pero hubo algo que cambio para mal en los últimos meses, imagino. Y no sería tan fuerte, pero sacaba fuerzas para intentar ayudar, animar a otros chicos o chicas que estuvieran pasando por lo mismo. Qué grande ¿no?

Es cierto, no fue lo suficientemente valiente. No tuvo fuerzas, no encontró en su gente el apoyo suficiente, o vete tú a saber qué. No es un héroe, no… porque parece que en este mundo nuestro todos tenemos que ser héroes. Es que desde la barrera, los toros se ven muy bien… hasta que un toro medio loco salta y se cuela en el callejón. Entonces esos que miraban la faena del torero y la criticaban, y le llamaban cobarde porque no se arrimaba lo suficiente al morlaco, se les abre incontroladamente el esfínter, y la vejiga suelta sus jugos, poniéndolo todo perdido… cuando ven pasar por su lado esos enormes cuernos que hasta hacía unos segundos calificaban de “afeitados”.

Pero el toro salta en muy rara ocasión la barrera. Así que todos nos podemos poner a juzgar la vida de los demás sin problemas. Todos sabemos salir de situaciones de acoso, y pasar del tema, y seguir con nuestra vida tan campantes.

Había uno que colgó un vídeo que lo tituló así… “No es un héroe”.

Ese chico, y los 7 u 8 que se suicidaron el año pasado por estas fechas en USA, por eso salió el programa “Its get Better” con vídeos de mucha gente intentando animar a estos chicos y chicas que se ven solos ante un mundo que no les entiende, no quería ser un héroe. Quería vivir tranquilamente, ir al colegio, divertirse con sus amigos y enamorarse de un guapo chico que le mimara.

Estos casos me producen rabia e impotencia. ¿Qué se le puede decir a alguien como Jamey? ¿Qué se le puede decir que no le dijeran sus amigos, y sus padres? Que desesperación les debe haber producido el comprobar que no acertaron con sus apoyos, que no encontraron el interruptor para apagar esa idea de ese chico, o que no supieron ver. Y que ninguno de los cientos y miles de vídeos que hay en ese programa para ayudar a que estos chicos no sigan ese camino, consiguió hacerle mella.

En fin.

Zachary Quinto se ha decidido por él a decir al mundo que le gustan los hombres. Y un presentador de un programa de televisión de la cadena ABC, ha seguido el mismo camino. Estas declaraciones no parecen importantes, pero tienen su enjundia, a mi entender. Cada uno puede colgarse un cartel contando con quién se acuesta, o no hacerlo. Pero que estas figuras públicas lo hagan, creo que es bueno porque ayuda a que mucha gente que se identifica con ese actor, o con ese presentador, cambie de opinión respecto a los gays, y a la vez, sirva de apoyo a muchos otros chicos, chicas, jóvenes y no tan jóvenes, que necesitan tener un modelo, alguien con el que identificarse, y que sea distinto a los modelos de gays que predominan en los medios de comunicación, y que por mucho que quieran algunos, solo representan a una pequeña parte de los gays.

¿Qué podemos decirles?

Imaginad que alguien que lee este blog, está desesperado. No se encuentra a gusto con él, y con la gente de su entorno. Sufre quizás las burlas de sus compañeros, o vete tú a saber, de su familia. ¿Qué podemos decirle que le ayude, que le pueda hacer sentir que “todo va a ir a mejor” en su vida? Y que el camino que tomó Jamey es de los pocos que no debe tomar.

Mientras pensáis y escribís, lady Gaga canta a Jamey.

Siento en el alma que este escrito que iba ser divertido, se haya tornado al menos para mí, en triste. Otro día bromearemos con Zachary. Y contigo, que aunque creas que el mundo está en tu contra, y que estás solo, no es cierto.

PD. A Zachary Quinto ya le dedicamos un post, en este caso fotográfico hace unos años. Pincha y disfruta de sus fotos.

12 pensamientos en “Zachary Quinto y Jamey Rodemeyer.

  1. Gracias por este post; no conocía esta noticia.
    Estoy hundido en lágrimas.
    No puedo creer que este angelito tan dulce se halla quitado la vida. Tambien siento una impotencia profunda, y me siento tan identificado… No soportaría estar en el lugar de sus padres.

    Burlarse, amenazar, injuriar a una persona por su condición sexual, por su manera de vestirse, hablar o caminar, por una o más características físicas, por su raza, color de piel, creencia, religión, o lo que fuere, es algo que evidentemente no hemos logrado erradicar como seres humanos. SEGUIMOS SIN ACEPTAR LA DIVERSIDAD. Hay quienes dominan y tienen miedo de perder el control, y es de ese modo que no aceptan la diferencia. Seguimos transmitiendo a las futuras generaciones intolerancia, violencia psicológica, exclusión.
    Lo que siente una persona que es discriminada es un vacío profundo: exclusión, un sentimiento de no-pertenencia. Este sentimiento en un jovencito de la edad de Jamey, entre niño y adolescente, es una pesadilla.
    Los jóvenes (en cierta medida responsables) no son niños en este caso, tienen alrededor de 14 años, pueden y deberían razonar: ser conscientes de cuan dañina es su diversión. En verdad lo hacen para divertirse, no creo que haya un odio real. Esto suele promoverse en la dinámica del grupo, no de forma independiente. El grupo transforma las individualidades. Ya no piensan por su cuenta, satisfacen plenamente el espíritu del grupo.
    De todas formas, si en sus familias no recibieron una eduación en la cual se insistiese, los padres se preocupasen en que sus hijos fuesen respetuosos de la diferencia y ante todo tolerantes, ignoran los efectos que conlleva decirle a una persona cosas tan ofensivas.
    Esta violencia psicológica, en la psiquis de un jovencito, se traduce en angustia, y la angustia en depresión. Y sin una terapia y mucha contensión y amor… Sin embargo, no creo que Jamey halla sentido un pleno apoyo de su entorno, tal como decía en el video. Tengo mis dudas.
    En mi país, una niña boliviana de 16 años también se suicido porque sus supuestas “amigas” argentinas, blancas de ascendencia europeas, con sus novios y sus iPhones, la trataban de “negra vendedora de papas”. Esta chica era muy humilde, y terminó sumida en una fuerte depresión porque estaba enamorada de un chico que también se reía de ella y hacía bromas despectivas con respecto a sus rasgos aborígenes.
    Este caso y el de Jamey son similares: son residuos de FASCISMO. La iglesia católica no puede seguir silbando bajito, es muy responsable aquí. Es un elemento central en la formación de esta ideología. Hay padres que, basandose o no en la Biblia, siguen enseñando a sus hijos a reprimirse -para que no los hagan quedar mal ante la sociedad.
    Los seres humanos nacemos bisexuales y nos orientamos. No hay nada de malo en ser homosexual, ni es una desviación, es solo una opción. Pero claro, explícaselo tu -que lo tienes mas a mano- a Don Manolo, que lleva a su hijo a las corridas de toros para hacerlo mas macho. O a Don Julián, en Argentina, que afeita la cabeza de sus hijos y los encierra con dos prostitutas a los 12 años, para asegurarse que no salga “desviado”. O a Mr John que mirando cine de acción les grita por la ventana a dos chicos que pasan por la calle: “You fucking queers!” Y así podría seguir numerando.
    Mi padre podría ser uno de ellos.
    ¿Cuál es el problema en ser homosexual, boliviano, obeso, o judío? ¿Cómo hacer para construir un contrato moral secular en la humanidad que realmente funcione? Tomemos esto muy enserio. Necesitamos hacerlo. No podemos permitir -como humanidad- que estas cosas sigan sucediendo. Como diría Miguel Hernández: “Ayudadme a ser hombre, no me dejéis ser fiera”. Utilicemos internet, hagamos algo.

    • Mackandal, la verdad es que has hecho un comentario muy interesante, y acertado.
      Yo también creo que posiblemente este chico no recibiera el apoyo necesario. Pero no creo que no le apoyaran. Más bien, creo que a lo mejor no dieron con la clave para que él se sintiera así, apoyado. Yo creo que a veces es difícil encontrar esa llave, que en cada uno es distinta. Y a lo mejor no la recibió de la persona o personas que él quería. A veces necesitamos que se aúna determinada persona la que nos muestre ese apoyo, o de esa forma.
      Pero todo al final se resume en que si no eres lo suficientemente fuerte, y tienes algún defecto, o eres distinto a la mayoría, al final acabas siendo objeto de burlas, si caes entre el grupo equivocado. Como esa chica boliviana que citas.
      Pero a veces son cosas como tener gafas, o ser gordo, como dices.
      El caso es que seguimos como en la selva: la ley del más fuerte. La ley del equipo de fútbol mejor, la ley del ganador, del que mejor coche tiene, del que más gana en su trabajo. La ley del más hosco, más insensible. Como dices, “tener el control”.
      Ahora que pienso, solo hay que ver en como se trata en muchos ambientes a las mujeres, por ejemplo. Y por muchas campañas que se hagan, y eso que en general nos siguen educando nuestras madres, los hombres, y muchas mujeres, siguen entendiendo que los hombres las peguen… porque a lo mejor se lo merecen. Viendo esto, los gordos, los gays, los débiles, los pusilánimes, no tienen nada que hacer.

      Me gusta la frase de Miguel Hernández.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      • Coincido contigo. Es a eso a lo que me refería cuando decía que Jamey no se sintió “plenamente” apoyado: tu lo matizas mejor, ciertamente no encontró esa llave a la que refieres. Pero sin duda él exhibía una preocupación acerca de su posición, de lo que el mundo pensaba (o pudiese pensar) sobre él (lo cual es totalmente comprensible) y de esa preocupación-angustia (notable signo de debilidad) se sirvieron quienes dirigieron sus burlas. Sin ser demasiado simplista, aquí está el problema, a mi entender.

        La preocupación, la duda, la inseguridad nos debilita. Y hay muchas personas que -en grupo o individualmente- se comportan como emperadores romanos. El problema de Jamey, en su ternura e inocencia, fue el haberse mostrado preocupado y atento a lo que su entorno pensase de él. La mejor forma de exhibir fortaleza es manifestarse plenamente decidido y despreocupado de lo que los otros piensen; esto quita crédito / valor / fuerza a todo lo que el otro diga acerca de nosotros. Con lo cual, si la burla no es recepcionada como el burlador desea, éste comienza a dejar de hacerla. Y la relación comienza a tender nuevamente a la horizontalidad: atacar directamente la jerarquía débil/fuerte, esa sería una posible vía de escape o solución a esta clase de conflictos.

        A mi me pasaba algo similar en el colegio. Bueno, no tuvo tal gravedad. Yo era demasiado bueno con todos, prestaba mis útiles, ayudaba a otros con sus tareas y ese tipo de cosas. Esto me convirtió en el objeto de burla de un pequeño y torpe grupo de canallas durante un tiempo. Este grupillo, que obviamente no era tan malicioso como el de Jamey, me pedía un útil escolar (una regla, una goma de borrar, un sacapuntas, etc.) y solían devolvérmelo roto o escrito con corrector de pluma (no sé como se llama en España), o con algún defecto. Esperaban que yo, tan correcto, educado y cuidado en mis modales, me enojara, y en cambio siempre ignoraba lo que ellos hacían. Por ejemplo, me pedían prestado un pegamento /cola (en Argentina “Boligoma” es la marca con la que solemos llamarlo) lo destapaban y colocaban pegamento en el propio envase del Boligoma, al entregármelo, cuando yo lo tomaba (nunca utilizo el término “cogía” porque debes saber qué significa en mi distorsionado dialecto futbolístico-castellano… Jajajaja) mis dedos quedaban pegoteados: pero yo ignoraba esto como si nada sucediese. Se enfurecían mucho.

        Yo sabía que si me enojaba, conseguiría lo que ellos querían: hacerme enojar / verme furioso. Esto los llenaba de bronca, y yo me burlaba mas de ellos, porque no conseguían hacerme enojar.
        No es que yo sea una persona de las que no se enojan con nada – tampoco soy Flanders, el buen vecino de Homero (creo que Homer, en España). Tal vez debí haberme enfurecido con ellos y darles un buen golpe: pero yo nunca quise que las personas me viesen enojado. Esto es una debilidad, que afortunadamente supe manejar. Y bueno, mi caso no era tan grave. No me comparo, claro.

        Volviendo a Jamey, me hubiese gustado haber visto su video antes de que lo que ocurrió ocurriese, me hubiese hecho amigo, hubiese intentado explicarle estas cosas / insistido en que no debía exhibir estos signos de debilidad… pero lo que ocurrió, tristemente ya ocurrió. Sin embargo creo que podemos evitar que estas cosas sigan sucediendo.

  2. Perdón por regresar. Esta noticia me ha conmovido y he investigado un poco al respecto. Me gustaría decir algunas palabas mas. (Por cierto, olvidé mencionar que tu narración me ha gustado mucho. Gracias otra vez).

    Entre las humillaciones e injurias que ha recibido Jamey, había insultos como: “eres gay (y también feo)”. Es decir, los insultos no solo se limitaban a la homosexualidad sino también al hecho de ser considerado un muchacho poco atractivo por este grupo de cyberbulling. Esto último no es un dato menor. Encierra además otros elementos como inseguridad personal (algo, desde ya, muy entendible en la situación que él vivía y descubriendo el mundo en corta edad).

    Yo quisiera abrir el debate, o simplemente conocer cual es la opinión de ustedes (o vosotros), autor y lectores: ¿Si hubiese sido considerado por quienes lo injuriaban un chico guapo y atractivo, y además: un chico seguro, conforme y feliz de su elección sexual, creen que lo hubiesen insultado del mismo modo? Yo he experimentado que la gente que insulta o condena a los homosexuales deja de hacerlo, o modifica su actitud, cuando el homosexual adopta una posición de plena seguridad (convicción / tranqulidad) respecto de su condición y sbre todo cuando demuestra que no le afecta en absoluto lo que el mundo opine de él; esto coloca en otra posición a quien iba a insultar…

    Quien no está seguro de sí mismo es el que está en problemas en casos como este. Un angelito como Jamey (perdón que lo llame así; no quiero incurrir en la sensiblería, pero me ha conmovido bastante) que por cierto era muy lindo y muy dulce, -y aunque no lo hubiese sido-, estaba en pleno derecho de no estar seguro de su condición sexual, parecía estar lejos de ser “líder”, de dar una imagen de seguridad: y esto lo convirtió, lamentablemente, en un blanco. El cyberbulling es otra de las modalidades del fascismo adolescente.

    Yo sostengo que quienes injurian de este modo buscan un blanco débil e indeciso (¿atemorizado, tal vez?), en todos los casos: no solo con un homosexual. Alguien a quien le cueste defender su posición, y le afecte lo que el mundo piense de él. ¿Creen que hubiesen insultado a un chico como Graeme Taylor? Para los que entiendan inglés:

    Este chico inglés de 14 años, abiertamente gay, defiende a su profesor por una causa similar. Es sorprendente escucharlo por su madurez discursiva y su descollante actitud.

    En fin, no creo que corresponda seguir demorándolos sin proponer soluciones, un tema muy triste.

    • Mackandal, interesante el vídeo, aunque ya lo había visto. Es triste que sea un chico de 14 años que tenga que salir a defender a un profesor por ser gay.
      En cuanto a tu pregunta, me parece claro que todos estos abusos, se hacen a los débiles. Si Jamey hubiera sido un chico decidido, fuerte, seguro de sí mismo, esos insultos no hubieran pasado del primer día. Es la ley de la selva, la ley de los más fuertes.
      Pero es que, sobre todo a esas edades, cuando tienes al lado a personas que te van minando la autoestima, al final acabas por dudar de ti mismo. A mí a veces me pasa. Estamos en una sociedad en que se dicen en voz alta los defectos, cuando te equivocas, las cosas que haces mal, pero que no se lleva el decir que algo está bien, o citar las virtudes. Quizás este chico en otros aspectos, fuera cuestionado por gentes cercanas a él, seguro con el fin de que mejorara, peor que produjo quizás, el efecto contrario, al juntarse con esos compañeros que se aburrían, y que decidieron pasar un rato todos lso días diciéndole feo, y marica y otras cosas. que por cierto, a mí tampoco me parece nada feo. Pero bueno, ya se sabe que tampoco se suele decir a un chico que es guapo, no se vaya a convertir en marica, porque ya se sabe que el físico solo importa a los gays…
      Así que los débiles, que son los que necesitan más ayuda de los demás, son los juguetes de los sobraos.

      Besos.
      Muchos.
      envueltos.

      • Yo me siento mas orientado a Jamey que a Graeme en términos de seguridad personal. Y creo que, como tu bien decías, estas inseguridades no son ajenas tanto a la construcción del físico en la cultura gay (cultura gay y homosexualidad son, por supuesto, cosas diferentes) como a la relación de cada uno con su propio cuerpo; condicionada y regulada por ésta nuestra cultura post-capitalista (no voy a decir occidental; la metáfora geográfica ha quedadado obsoleta si miras a China o Japón).

        Creo que si tienes el cuerpito esbelto y la carita de porcelana de Graeme, y eres gay, la relación con tu cuerpo es difícil que sea mala. Seamos honestos. Sería menos dable, a mi entender, que este Adonis sea tan consciente-de-sí y decidido -en términos de su personalidad- si tuviese tal vez unos kilitos de mas, o algún mínimo “desliz” físico mas o menos perceptible. Véanlo. Parece un niñito perfectito; y la “cultura gay” es muy severa y exigente. Él cumple con el modelo. ¿O me equivoco?

        Dudo que si Graeme tuviese otro cuerpo sería igual a como es. Hay un enlace: cuerpo-sociedad-psíquis. Habría que analizar en qué medida su seguridad personal no se debe a una plena seguridad física: sostenida por la cultura universal y la microcultura queer. Más aún cuando pareciera que la exterioridad es lo único destacable en nuestras mencionadas culturas. Por supuesto que hay otros elementos, no intento simplificar las complejas redes que nos atraviesan, pero este es un aspecto muy… feroz.

        No digo tampoco que Graeme tenga la vida fácil solo por su aspecto físico; no le estoy quitando mérito. Me parece completamente admirable e imitable. Pero ¿conseguirían el mismo efecto quienes intentasen imitar la personalidad de Graeme si no tuviesen su carita de porcelana y su cuerpito esbelto? O será que a mi me gustan mucho los inglesitos (aunque este es muy jóven…) creo que es dura la respuesta.

  3. Para ser precisos, puedes llamarme tiquis miquis, creo que nadie se suicida por ser gay/homosexual/maricón/marica, sino por que la sociedad que le rodea le desprecia, acosa, insulta, maltrata, etc. por este simple hecho. Cuando se entra en la pubertad, justo al final de la infancia, cuando el sexo empieza su primer impulso, uno es aún muy tierno, muy débil ante estos envites de la sociedad sin civilizar, donde impera la ley del más fuerte. Justamente uno de los principio de la ley es la protección del más débil… Por eso creo que aunque el bullying en las escuelas haya existido siempre hay que luchar contra él, no para colaborar a la superprotección, por otro lado tan en boga, sino para evitar injusticias.

    Hace poco un chico de 16 años me contaba que ha tenido que cerrar su blog y dejar de publicar vídeos en you tube porque un grupo skin de homófobos de su instituto le han amenazado con darle una paliza si seguía haciendo cosas en pro de los LGBT… Mi amigo tampoco quiere ser un héroe ¿Le pasaría algo parecido a Jamey?

    Un abrazo.

    • PFE, estamos de acuerdo en que ser gay por si mismo no es motivo de suicidio. Lo es el miedo a la reacción de los demás, lo es el estar en medio de un grupo que te ataca, se mofa de ti, y lo es incluso el miedo a las posibles reacciones sin saber si se van a producir, porque en algunos casos, no hay rechazo, pero este se crea dentro de la cabeza de algunas personas.
      Y a todo esto, le deberíamos añadir un toque de inseguridad en si mismo, de debilidad. Ahí creo que está el quiz.
      Es cierto que se debe luchar contra el acoso en las escuelas, o en cualquier sitio. Y no sé, a lo blogs como el tuyo ayudan a mucha gente.
      me apena la historia de ese chico que ha tenido que cerrar el blog. Le das un abrazo de mi parte.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. Tienes razón, aunque cada uno es libre de salir del armario cuando quiera y como quiera, en el fondo ayuda a una normalización tan necesaria. Aun así siempre habrá cobardes que no tienen otra cosa que hacer que meterse con los debiles por cualquier razón.
    Un besito

  5. Hasta que leí este post no sabia nada de la historia de este chico , y no conozco bien las razones que le llevaron a decidir que la vida no valía la pena , al ver el vídeo me ha parecido un chico muy sensible, es obvio que su entorno le era hostil y que eso le afectaba bastante , en el vídeo aparece dando ánimos a otros chicos , repite constantemente que las cosas van a mejorar , pero la sensación que a mi me dió es que trataba de convencerse a si mismo.
    La verdad es que no entiendo por qué tantas veces las personas se comportan como depredadores con su propia especie , como animales atacando al mas débil , personalmente tengo la impresión de que la razón principal por la que atacaban a este chico no era ser homosexual , si no ser débil, siendo heterosexual seguramente también le habrían atacado , su orientación sexual me parece más que nada otro argumento más para hacer daño , así como un recurso enormemente fácil y eficaz para hacerlo.
    Aun así el tema del suicidio me parece más complejo que todo esto ,una cosa es lo que nos sucede y otra cosa la forma en la que lo gestionamos íntimamente , mi sensación es que a menudo los suicidios son una decisión personal que tiene mucho que ver con quien eres y lo que se esperas que sea tu vida , el mundo está lleno de lugares donde no se cubren ni las necesidades básicas , de gente que sufre todo tipo de exclusiones sociales y sin embargo se aferran a la vida , yo ahora vengo de estar de vacaciones en un pais diferente , que es económicamente bastante más solvente que España, con unos niveles de educación y respeto admirables , con una capacidad para el ocio y la diversión enormes ,con tasas de delincuencia casi inexistentes , sin embargo nada de esto evita que sea uno de los paises con mayor índice de suicidios del mundo , creo que más o menos cuatriplican la de España , destinan montones de recursos para combatirlo , hay hasta anuncios en la tele, pero sigue siendo la primera causa de mortalidad entre los jóvenes , por encima de accidentes y enfermedades y va en aumento. En fin…, no se , no se cuales son las claves que explican algo así , ni como pueden evitarse , pero si que tengo un poco la sensación de que hay todo un primer mundo que camina poco a poco hacia esto.

    Muchos abrazos

    • Muy interesante pucho.
      Como ya he escrito en otros comentarios creo que la debilidad de este chico está presente en su decisión y en la forma de comportarse de su parte de su entorno. Recuerdo un chico que se suicidó hace unos años en Euskadi, que fue muy citado, que la fiscalía incluso intervino llevando a declarar a esos compañeros de colegio que lo atosigaban, y no había ningún tipo de connotación sexual, que yo recuerde. Y es raro que se comentara, porque en España hay creo un acuerdo entre la prensa para no publicar estos casos, por lo del efecto llamada. Recuerdo respecto a esto, que en poco tiempo, en mi barrio, se suicidaron tres personas.
      pero no sé, siempre te queda las ganas como decía Mackandal de haber podido hacer algo.
      Los hombres yo creo que, en estos tiempos que vivimos, necesitan sentirse los mejores, los líderes en algún momento. O mejor dicho, tapar las carencias que todos tenemos. Unos silbamos para disimular, y otros se dedican a pisar a los demás… ya sabes eso de que el que da primero, da dos veces. Si chillas mucho, nadie se pone a pensar que eres un mindungui que no sabe hacer la o con un canuto.
      Es como esos que gritan y gritan en contra de los gays, y luego, resulta que alguno de ellos, es gay, que al chillar más que los demás, se creen que nadie va a dudar de ellos. Acuérdate de ese senador de USA, con 4 hijos, una bella esposa, militante del bando en contra de los derechos de los gays, y bastante activo, y que lo pillaron saliendo de un bar de ambiente. Y de esos habrá muchos…
      Pues estos acosadores son lo mismo. Además, parece que propiciamos la violencia, volvamos a USA, allí una película violenta la puede ver cualquiera, una en que se besen dos chicos, no, ya es calificada para mayores. Por eso yo creo que Almodóvar está tan comedido en sus películas en esos aspectos… perdón que me voy del tema. Pero no hay duda de que eso tiene su influencia. A parte que la violencia suele ser el recurso de los que no tienen otros argumentos… y no sé hasta que punto se fomentan otros guiones, basados en el arte, la literatura, la música, la cultura en general, el conocimiento. Esto requiere tiempo, y queremos todo muy rápido. Una buena torta, o reírse de uno por llevar gafas, por ser gordo, por tener una madre simple, o por ser enclenque, o tener amigas… es más rápido, la respuesta, el gozo es inmediato.
      Y creo que voy a parar ya, que si no… muy interesante, repito.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s