El árbol de la vida – la peli.

Hummmmmmmmmm. Estoy buscando una poesía… un segundo…

I

Señor, me cansa la vida,
tengo la garganta ronca
de gritar sobre los mares,
la voz de la mar me asorda.
Señor, me cansa la vida
y el universo me ahoga.
Señor, me dejaste solo,
solo, con el mar a solas.

II

O tú y yo jugando estamos
al escondite, Señor,
o la voz con que te llamo
es tu voz.

III

Por todas partes te busco
sin encontrarte jamás,
y en todas partes te encuentro
sólo por irte a buscar.

Antonio Machado tiene la culpa.

Pero no, no quiero hablar de poesía. No se nada de ella. Y eso que últimamente la utilizo de vez en cuando.

Hoy toca cine.

El árbol de la vida.

El cine como la literatura, tiene muchas formas de expresarse. El relato corto, la narrativa, el ensayo… y la poesía. No todos gustan de todos los géneros. Hay personas que aman la poesía por encima de todo y que piensan que la narrativa es una “bajeza”. Otros que veneran la narrativa pero de la buena, de la que se recrea en las descripciones, en las palabras, que cuenta una historia pero que es un poco secundaria… lo importante son las palabras, su sonido.

Otros que amamos las historias, y que no ponemos muchos reparos a que la forma no sea perfectamente académica, ni en que cada página haya una palabra que no entendamos.

Pero a veces, hay poesías que te llegan. Hay conjuntos de palabras cuyo sonido te subyuga. Hay una conjunción de factores, quizás, o que el poeta o literato está en estado de gracia, puede ser; el caso es que te quedas prendado de los versos, y tienes los oídos prestos a disfrutar del sonido de las rimas, asonantes o consonantes, con las cuales el poeta te quiere regalar. Y sientes… sientes como esas sílabas, esa música especial que llevan los versos, impregnan tu entendimiento, y vuelas… y te estremeces…

Esto llevado al cine es “El Árbol de la vida”, de Terrence Malick.

Pero hay que ir al cine a ver eso, poesía. Si vas a ver una película típica de Brat Pitt, el bofetón que te das es de órdago a la grande.

Yo antes de ir tuve opiniones al respecto contradictorias. Quién me decía que era un peñazo, y quién me alababa hasta la extenuación las virtudes de la película de Malick. Y fui reticente, he de decirlo, porque otras experiencias con Malick no se saldaron en mi caso con un aplauso excesivo, y sí con algún que otro bostezo.

Pero en esta ocasión, disfruté.

Es un todo. Es imagen, es música, palabras, miradas, sentimientos… es dejarse llevar por esta conjunción y mirar lo que te despierta ahí dentro.

¿De qué va?

Va de una familia. Va de un niño que recuerda su infancia cuando ya es adulto, bastante adulto. No te pases… no tan adulto. Sean Penn no tiene tantos años como le has puesto, hombre.

Habla de educación, de ese afán que tienen los padres de que los hijos les superen, no sean como ellos, no cometan los mismos errores. Habla de miedo al fracaso, de miedo a defraudar a los hijos. Habla de amor, de amor fraternal, de amor filial, de amor paternal, maternal. Habla también de Edipo. Habla de fracaso, de vida… y de muerte.

Hablar es una metáfora, porque en realidad hablar, hablar se habla poco. Pero habla la música, con su lenguaje, habla la imagen, con el suyo. Hablan las miradas de los personajes, la mirada de la cámara. Todo se junta y muestra sentimientos, sensaciones, pensamientos también… y lo absorbes, y lo disfrutas, lo vives… y piensas.

Y también son importantes las elipsis. No es lo que se cuenta de los personajes, sino lo que debes imaginarte de ellos, lo que se trasluce de los silencios, de las ausencias. Eso es importante, y estimulante también. Porque piensas (otra vez), imaginas.

Todo este conjunto, al final, el resultado que da es… poesía. Y como buena poesía, cada uno que la lee, sentirá cosas distintas, verá cosas diversas; en definitiva, cada uno verá una película diferente, pero creo que mágica en todos los casos.

Los que no les guste, es que no la verán. Porque o se dormirán, o la dejarán de ver a los 15 minutos. Quizás aguanten a los 30. Creo que es una película de extremos, no ya medias tintas: o te gusta, o te repele.

Me imagino que si los actores adultos suelen acabar hasta el moño de Malick, los niños de esta película no volverán a hacer cine en su vida. Así que casi ni les nombramos. De los demás, solo mencionar a Sean Penn, y a Brad Pitt, que están muy bien. El primero es norma, y el segundo… era norma, dejó de serlo, y espero que ahora lo sea otra vez. Y el descubrimiento, la chica que se llama Jessica Chastain. Es la madre, la mujer de Brad Pitt. Una gran actriz en una gran interpretación. Sutil.

La música sensacional. No hay más que decir al respecto. Hay partitura original a cargo de Alexandre Desplat y también alguna selección de obras clásicas: Dvorak, Smetana, etc.

Esta ha sido una película de estas que vas a ver porque parece que si a alguien que le gusta el cine no ve a Malick, es como si fuera un poco raro. O sea, casi por obligación moral. Pero al final, se ha convertido en una de las mejores películas, de las que más me han llegado en bastante tiempo.

Un poco de música:

 

 Iré poniendo parte de la música de la película en otros post. Si no lo hago, me lo recordáis, si eso.

Por cierto, si podéis, id a verla en cine. Creo que es el mejor sitio para disfrutar de la magnitud de la imagen y de la música y dejarse impregnar por ello.

Más información, fotos, críticas en La Butaca.

8 pensamientos en “El árbol de la vida – la peli.

    • PFE, cierto es una peli de contrastes. O gusta, o te repele. como yo fui a verla ya tarde, la gente ya sabía a lo que iba. Y no se levantó gente. Pero al principio, era mucha la gente que se iba a los 20 minutos, y encima despotricando.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  1. No sabes cuanto me ha sorprendido este post , después de multitud de agrias discusiones 🙂 sobre cine en las que no nos poníamos deacuerdo ni a tiros , ahora resulta que tengo la sensación de que estábamos deacuerdo desde el prinicipio… , y luego me dices que yo soy contradictorio y te confundo… :-), en fin…
    Impecable tu descripción sobre las distintas sensibilidades en el cine , me siento casi como si lo hubiera escrito yo mismo ( eso en el caso de que tuviese un talento como el tuyo para escribirlo), si en lugar de poner a Malick hubieras puesto por ejemplo a Kawase ya me hubieras dejado sin posibilidad de réplica alguna , pero …no la pusiste 🙂 .
    Vale , no sufras que no voy a dedicarme a despotricar de Malick, bueno …sólo un poquito , porque en realidad me gusta su cine , aunque ninguna de sus películas está entre mis favoritas ,y es que aunque yo si soy de los que les gusta ir al cine y ver poesía , siempre encuentro que en sus propuestas hay algo excesivo y ciertos recursos narrativos que en ocasiones me alejan de lo que cuenta ,me explico, lo primero es que no me acaban de gustar esos narradores en primera persona ni en su cine ni en el de nadie , me producen sensación de artificio ,también acostumbra a utilizar ciertos subrayados emotivos tanto en palabras como en imágenes que para mi gusto son un exceso o simplemente sobran . y en esta en concreto ,la cuestión religiosa no me interesa y no comparto esa idea de vincularla a la naturaleza , también la banda sonora a ratos está demasiado presente , sin embargo encuentro que tiene mucho talento visual y mucho que contar , y lo hace de forma inteligente , al final eso es lo más importante , lo demás es cuestión de sensibilidades , supongo que a mi la poesia que más me emociona se escribe en versos con otras rimas , o tal vez se escribió en prosa y acabó siendo poesía .
    Hay una cosa con la que no estoy deacuerdo en lo que dices , y es que sea una película de interpretaciones libres ,en la que cada uno ve una película distinta , yo le veo una intencionalidad clara , tan dirigida , con tantos subrayados que , en mi opinión todos los que conectamos con ella habremos sentido más o menos lo mismo .
    Que salga gente mosqueada a media película yo no lo vi , pero entiendo que con este director ocurre algo muy curioso , hace un estilo de cine muy personal , que encajaría más o menos bien en esa difuso grupo conocido como cine contemplativo , sin embargo forma parte de la industria más comercial de Hollywood y utiliza sus presupuestos , sus recursos , y megaestrellas tan conocidas como Colin Farrell o Brad Pitt , igual esto despista a más de uno , igual alguno no encontró lo que esperaba cuando entró en elcine.
    Otra cosa , eso de tener casi la obligación moral de ver el cine de Malick como si fuera el paradigma absoluto del buen cine ,yo no lo veo , en realidad pienso que el gusto por el cine se cultiva igual que el gusto por la literatura , hay que ver mucho cine y leer mucho , hay ciertas claves que se aprenden y ciertas sensibilidades que hay que pulirlas , pero tampoco tenemos que ir por ahi esperando a emocionarnos con todo ser sensible de la vida que haga cine y tenga buenas críticas , porque sensibilidad cada una tiene la suya y que algo te deje indiferente o te empalague hasta lo más profundo no significa necesariamente que seas un bruto , otra cosa es que no te hayas enterado de nada y salgas diciendo que era un bodrio , o una castaña de película , que de eso también hay mucho .

    Muchos abrazos

    • Bien pucho… discutamos, que te veo que estás un poco falto de ello. Sería aburrido si no… Lo hago que conste para no despistarte, y darte gusto.
      No creo haber dicho que Malick fuera el paradigma de buen cien. Más bien me refería a que es uno de los directores a los que hay que seguir. Y todo esto lo digo con un “parece que” delante, con lo que intento decir que digamos no es algo que a mí me importe demasiado, ni con lo que esté de acuerdo. Grandes del cine, maestros para mucho, me aburren soberanamente, con lo cual los evito a todo trance.
      Sobre lo de lo que te hace sentir la película, por mucho que el autor intente decir algo en concreto, lo hace de una forma que… lo siento, pero creo que cada uno puede sentir cosas distintas.
      Es cierto que Malick trabaja en gran medida con las estructuras de la gran industria cinematográfica USA. Pero yo creo que lo hace gracias a que muchos actores creen que les da prestigio trabajar con él. Y esos carteles, son los que dan la pasta. Y si Brad Pitt entra como productor, pues más. Pero sin eso nombres, no creo que pusieran la pasta los grandes gerifaltes de Hollywood. De hecho, esta peli la ha ido a ver el 90% porque sale Brad Pitt. y un 5% por Sean Penn.

      Sobre lo de ser contradictorio… ¡Ja! Te creías que te iba a dejar a ti todo el mérito… ¡Ja!. Pero si lo miras bien, tampoco he sido tan contradictorio. o único es que en esta película, hemos casi coincidido.
      :p

      Besos.
      muchos.
      envueltos.

      • Bueno Tato, quería decirte algo , hablando en serio.
        Me gusta mucho el cine , me encanta polemizar con este tema , me divierte , muchas veces extremo un poco mis opiniones , es parte del juego . Pero…si sólo tuviésemos gustos distintos , si no me importase de verdad lo que piensas , si no creyese que puedo aprender algo …no me molestaría en hacerlo.

        Un abrazo

        • Bueno, pucho, te has puesto tan serio… :p
          Es un placer hablar de cine, y de cualquier otra cosa contigo.

          besos.
          muchos.
          envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s