Estamos en sus manos.

Suele decirme Edgard que ahora el BDSM está de moda. Es cierto, cada vez hay más sitios en los que se habla de él, y portales específicos, con miles de perfiles, y decenas de relatos, miles de fotos, cientos de vídeos, con fiestas ad hoc. Tuamo.net, es un buen ejemplo de ello.

Pero si lo miráis bien, y circunscribiéndonos a este mundo de Internet, aunque en el resto es igual, a mi no me extraña, porque la mayoría tienen, tenemos un cierto gusto, o regusto incluso por sentirse esclavos, por sentirse dominado, controlados.

El otro día volví a poner en marcha “Y… vuelven mis dedos a volar sobre el teclado”, con la URL de siempre. ¿Te han devuelto el blog? Me preguntaréis muy atinadamente. Pregúntalo, hombre.

Pues no, te respondo. Resulta que cuando ya me cansé de dar a un botoncito para recuperar el blog, pues desapareció por completo.

Os explico.

Un día desaparece “Y… vuelven mis dedos a volar sobre el teclado”. Sigo los pasos que se me indican, tales como dar un teléfono móvil al que me envían una clave. La introduzco, y el siguiente paso es darle a un botón que dice: “Restaurar”. Una leyenda parecida a “Lo sentimos, seguro que ha sido un error de nuestros robots. En dos días, nuestro equipo verificará el error.”.

A los diez días, debías volver a hacer el proceso, porque quedaba en agua de borrajas.

Eso durante 5 meses, al final te hartas. Porque nadie te dice nada.

Y cuando dejas de hacerlo, un buen día por equivocación le das a un enlace, y resulta que ha desaparecido el blog, y es más, la dirección está libre.

Mi reflexión no va por el blog antiguo que es nuevo, y que no creo que haga nada con él, o a lo mejor lo dedico al Sado directamente. Mis pensamientos van en relación a cómo estamos todos dejándonos comer el tarro, y poniendo en manos de 4 empresas toda nuestra vida. Y esas empresas nos desprecian, nos tratan como a basura.

Google ó Facebook saben toda nuestra vida. Google nos trata como a basura. Y todos estamos tan contentos. No escucho por ningún lado los ataques que recibía Microsoft, por ejemplo. ¿De qué sirve que Google te de servicios gratis, si te los quita cuando le de la gana? El apartado de “Cosas para compartir” ahora mismo ya es imposible: Han eliminado esa posibilidad del Reader. Presume de liberal, de defensor de los gays, pero luego cualquier vídeo en el que se besen dos chicos, y no te digo nada si tienen el pecho descubierto, lo declaran como “inadecuado”. El vídeo de aquella sesión de fotos de Andrey Vishniakov, está calificado como inadecuado, y tienes que demostrar que eres mayor de edad para ver como sacan fotos a un chico sin camiseta, que ni siquiera se toca el paquete.

Por no hablar de los colaboradores esos que moderan los foros. Los “voluntarios”. He leído verdaderas atrocidades y estupideces en boca de alguno de ellos. Son sectarios, y muchos de ellos tremendamente retrógrados, muy distinta esa postura con la que parece que defiende Google de cara a la opinión pública.

Pero ahí estamos todos, utilizando sus buscadores, o sus blogs, yendo a youtube a ver vídeos, a colgarlos en los blogs, ahora utilizando el google+, una copia de Facebook.

Y además no nos damos cuenta que, cada vez que damos a +1, o a “me gusta”, nos estamos retratando. Saben de nosotros hasta si vamos regularmente al servicio. Saben que somos gays, o heteros, y el tipo de chica o chico que nos gusta. Incluso saben si somos tranquilos, o discutimos mucho, o si estamos satisfechos con nuestra vida, o no. Saben hasta el tamaño de nuestro miembro, para luego poder ofrecernos preservativos talla mini o talla XXXXXL. Porque no nos damos cuenta, pero cuando ligamos por un chat, todo eso queda ahí. Y puede quedar hasta en varios sitios. Incluso saben si tú, Pepe, te pones un par de centímetros más de polla, o son 5, porque luego tu follamigo, se lo cuenta a su marilientres por el chat de Tuenti. Así que pregunta antes a tu futuro amante, si trabaja en alguna de esas emrpesas, más que nada para que no pierdas el tiempo inventándote una historia sobre si eres abogado y trabajas en un importante bufete internacional, o en realidad trabajas en el Mcdonal’s de Gran Vía con Montera, porque no pasaste de primaria. Y no presumas de que has hecho el amor con 547 hombres, porque el otro sabe perfectamente que te tiraste con tu primer novio 897 años, que te humilló y pisó lo que quiso, y que luego te dejó tirado en la alcantarilla.

Saben si nos gusta el pollo, o si preferimos la cocina portuguesa a la australiana. Y lo que es peor, saben en cada momento dónde estamos. Y no, no es por esos que twitean a cada momento en dónde están, o si se comen un bocadillo de patatas fritas, o de callos a la riojana. Qué también. Lo saben porque tu móvil te sitúa perfectamente a cada momento. O tu ordenador. Y saben hasta desde que máquina exacta te conectas. Incluso de qué color es, y que resolución de pantalla usas.

Y con la escusa de que son servicios gratis, y de que algunos de sus servicios son buenos, dejamos que nos toreen, que nos escupan, y que nos pisen.

Esto tiene una historia. Una gran historia del tamaño de una novela de Tom Clancy, o de Ken Follet. Según lo escribía, me estaba angustiando yo mismo con lo que se me iba ocurriendo. Me lo recordáis si eso. Va a ser una gran novela. Sip. Lo malo es que todos pensarán que es ciencia ficción.

14 pensamientos en “Estamos en sus manos.

  1. Pues me temo que estás cargado de razón. A lo tonto a lo tonto lo van sabiendo todo de nosotros… Y hacen lo que les da la gana con esa información… Entonces ¿debemos volver a las cavernas?

    Jajajajajajajaja…

    Un abrazo.

  2. Cuánta razón q tenés Tato… Si nosotros mismos nos entregamos atados de pies y manos a esta ‘banda’ de verdaderos inquisidores del siglo XXI.

    Supongo que algún día todo cambiará o estos son tan idiotas que también creen que ‘muerto el perro, se acabó la rabia’…?

    Por favooorrrrrrr… cuánta ignorancia…!

    Besos Tato. Envueltos como a vos te gustan.

    • Lucky, yo creo que todo esto, irá a peor. Porque por muchas comisiones que se creen de control, en realidad, ellos tendrán el dinero, y el poder de decir, aquí estamos y en este otro sitio no, y al final, todos se plegarán a sus designios.
      El apocalipsis se acerca… ains.
      :p

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  3. Yo debo ser entonces el único veinteañero que no tiene Facebook ni t twitter tampoco tuenti, pero vamos, que por A tal vez por B, tienes razón, debe ser parte de la globalización o tal vez que ya estamos en el mundo feliz de Huxley.

    Escribe la novela, da igual si piensan que es ciencia ficción, parte de la vida ya lo es, aunque de serie B.

    Abrazos sinceros, aunque sean virtuales.

    • Didac, pues cuando tengas Facebook o algo de eso, me avisas para inaugurarlo… jijijiji.
      Está apuntado el tema en la lista de novelas pendientes. A ver cuando le toca… jijijiji. Sabes, la ciencia ficción, a veces, solo es el plan que los hombres van a seguir…

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. Quizás llegue el día en el que nuestros comportamientos acaben controlados y dirigidos informáticamente ,como reescribiendo una fábula de Orwell , ahora mismo parece que la idea no es tanto controlar tu vida , si no orientar tu consumo, aunque pensando en lo que pasó con tu blog , y a otros como el tuyo , pues ya no se que decirte…. . En en cualquier caso, a nadie le gusta que le controlen, le espien ,le censuren y le filtren vulnerando su intimidad, sin ningún respeto . Pero también existe otra realidad y es el de las personas de verdad que aprovechan este medio para engañar , estafar y manipular a los demás , material o sentimentalmente. Si ahora con nuestros pasos registrados pasa lo que pasa , si el anonimato fuese absoluto ya no quiero ni imaginarme.

    Abrazos

  5. Un mundo feliz y 1984. Dos relatos de política-ficción-anticipada. desde dos ideologías ¿muy opuestas, o no tanto? Lo cierto es que releerlas produce desasosiego al comprobar cuánto se ha ido cumpliendo, y cómo va encaminándose lo que todavía no está cumplido (las posibilidades de la clonación, por ejemplo).

    Pero también es cierto que los recorridos de las sociedades humanas van siendo cíclicos. ¿Acaso no estamos en condiciones muy extraordinariamente similares a los últimos tiempos del Imperio Romano? Con una potencia hegemónica (ayer Roma occidental, hoy U.S.A.), otra potencia que espera su turno (ayer Roma oriental, hoy Europa) y también tenemos los equivalentes de aquellas “tribus bárbaras” con fundamentalismos religiosos que desvirtúan las ideas que proclaman seguir.

    Acaso estos avances tecnológicos que hoy van permitiendo cada vez mas las posibilidfades de dominio de sociedades, control humano, y orientación de consumos, lleguen a desaparecer en una nueva conquista de entidades primitivas que vuelvan a sumergir a poblaciones en renovadas condiciones medioevales.

    Pero para no desasosegar aún mas con todo esto, pensemos que todavía debe faltar mucho para que lleguen a cumplirse… Mejor que dejemos esto como está, y agradecerte por haberme mencionado una vez mas.

    ¡Hasta cualquier momento, Tato!

    • Edgard, me ha inspirado mucho tu comentario. Una vuelta a una sociedad menos tecnológica, más primitiva… fíjate el tiempo que se tardó en recuperar el nivel cultural después de la caída de Roma. Es un objeto para una obra literaria.
      Otra que me apunto.
      En lo de que vamos recorriendo los mismos caminos, tienes razón. Solo apuntaría que como imperios emergentes, yo no consideraría a Europa, sino a China. Esos nos dominarán, ya verás.
      O Brasil.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  6. Si, es verdad. Pero ¿tan diferente era cuando no existía internet? Cuando se vivía en espacios (territoriales y mentales) tan reducidos que tu vida era controlada por vecinos, curas, alcaldes, familiares autoinvestidos de la autoridad del pater familias. Y en ese mundo faltaba algo que ahora si podemos ejercer (al menos en cierta medida): no cabía la desviación. Ahora, por lo menos, se puede elegir no estar, o tener una presencia mínima. Aunque sea pequeño el consuelo, ya dicen: menos da una piedra.
    Bss

    • Hombre Mariaje, es un punto de vista interesante. Esas comunidades en las que todos sabían de todos, y te empujaban a actuar de una forma determinada. Pero quizás, con la tecnología actual, se ha dado un salto cualitativo. ya no es la curiosidad de las porteras, o de los vecinos, los chismorreos, que también. Es que 4 grandes empresas saben todo de ti, y de alguna forma, te tienen en sus manos. y que son ta poderosas, que están por encima de los gobiernos.
      De todas formas, no te creas que es libre estar o no estar en la red, tener face, o tuenti, o lo que sea. Cada vez es más palpable que si no estás, eres un poco friki, y estás abocado al olvido social.
      Huy, qué dramático me he puesto… :p
      De todas formas, hay que reconocer que somos cotillas ¡eh? Hemos cambiado el interés de lo que hace el del 4º por lo que hace Belén Esteban.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Responder a sonia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s