Hoy es San Valentín: la despedida, o… “Piensa en mí”.

Estaba pensando en esto de San Valentín… Me ha sentado muy mal. Sip.

Yo creo que ha sido por esto del amor… y no poder ser el protagonista… aunque en realidad estoy enamorado… sip. Lo confieso.

Pero… ¿Seré correspondido?

Déjadme que sueñe un rato…

Sueño que corro por una playa (vale es muy típico, pero es lo que hay, coña).

Él viene hacia mí. Yo voy hacia él, y llega un momento en que nos juntamos, nos abrazamos, y nos besamos con pasión, mientras yo le cojo en brazos y giramos sobre nosotros mismos, mientras suenan unos violines de fondo… (vale, todo sigue siendo muy típico, pero nadie está obligado a ser original cada segundo de su vida real o imaginaria).

Espera espera… mejor esta canción:

– Piensa en míiiiiiiiiiiiiii, tutua, tutua…

Vale, he roto el ambiente estupendo que ha creado Luz Casal… pero es mi sueño…

Bueno, venga, va, ya dejamos de soñar. Que conste que para encontrar esta canción, he estado dos días. Soy un perfecto inútil. Iba a dedicársela a alguien, y no pude… porque no fui capaz de acordarme de la canción ni de quién la cantaba cuando debía. Y eso sí, en mi cabeza era perfecta… Pero Luz Casal se me resistía. Y yo para variar, cambiaba la letra de la canción. Así que imposible.

El caso es que después de estar dos días con la canción de marras, y haber perdido la ocasión de enviársela a ese alguien, pues me dije: al menos hagamos un post alrededor de la canción. Y aquí estoy, haciendo un refrito de ideas que tenía para escribir como colofón de este especial de San Valentín, que tan bien ha quedado. No, este post, no está dentro de ese “qué bien ha quedado”.

Vale, ha quedado bien porque vosotros habéis colaborado. Porque he estado malito… sisisisisi. No era broma cuando decía que me había puesto malo con esto de los enamorados. Y bueno, pues algunos planes que tenía para este especial, pues han quedado para otra ocasión. Sip. Y vosotros sin venir a verme, y sin mandarme mimos, ni besos ni nada. No habéis pensado en mí…  Así que me está costando tanto curarme… como sois. Ni una visita vuestra he recibido en mi lecho del dolor… 39 de fiebre, delirando, soñando con playas, con mi amado en brazos… ¡Ah! Claro… entonces lo de que mi amado corriera a mi encuentro ha sido la fiebre… ¡Cagüen! Casi mejor no haber tomado el Nolotil entonces… para seguir soñando…

El caso es que chicas, chicos, que este especial sirva para recordar que, San Valentín es todos los días. Así que mimad a vuestra pareja. A mí, como nadie me quiere… pues na. Pero eso sí, prometo seguir escribiendo bonitas historias de amor… en las que yo salga con un chico colgado del brazo.

Muchas gracias a todos.Virginia, Pucho, Orfeo, Sáiz, Peace for ever… gracias, gracias.

Dale al play, y escuchemos otra vez a Luz Casal… que maravillosa voz, que sentimiento… y no te olvides:

¡Piensa en mí…! 😛