Propuestas, tareas, y el sumun de la divagación.

El otro día, estaba yo sentado con un amigo, y cerré los ojos durante unos minutos… de repente aparecieron unos árboles, una torrentera, el agua circulaba pizpireta por el cauce, unos animalillos del bosque se acercaban para beber unas gotillas de agua, los pájaros cantaban…

De repente ¡¡Susto!!

Bombos, timbales, platillos se unieron para recibir al pájaro de fuego. La señora de delante dio un brinco, que casi me joribia la rodilla.

Tchan, tchan, tchannnnnnnnn…

Ahora cierro los ojos, y no veo a a los pajarillos, ni el torrente… me siento frente al ordenador, con la página en blanco… “tienes que escribir, Jaime”, el blog, las obligaciones contraídas con los contrayentes, con tus amables lectores, esos amigos que están al otro lado, que son tan majos, y a los que quieres tanto…

– ¡¡Hola a todos!!

Pero, pero, pero… ¿de qué hablar?

Esta tarde, cuando volvía a casa pensando en que poner de comer para mi querido padre y para mí, repasé temas y temas… ¿qué os habíais pensado que no tenía temas? Va, pues no, sí tengo, pero es que son demasiados. Y sabes, he pensado: “Jaime, pues que elijan tus amigas, tus amigos” y luego, en el siguiente semáforo, o en la siguiente rotonda, esperando a que pasara uno de esos coches de ricos, o más grandes, de esos sobre los que comentaba un par de cosillas hace unos días, una bombilla se me encendió, y…

¡¡Qué escriban ellos!!

Va, pero me dije, unos metros más adelante, un par de ellos, no os creáis que más, en el siguiente semáforo con rotonda, maticé mi pensamiento: “Te vas a estrellar, Jaime, nadie va a escribir nada”. Y sí, puede ser que nadie escriba nada… pero quizás a lo mejor deciden aportar alguna idea sobre algún tema, o simplemente una preferencia sobre alguno de ellos.

Huy, espera… voy a poner un poco de música: Me la pasó Sáiz el otro día. Es muy majete él, y lo quiero mucho. Mürfila canta “Azul y Negro”: (pincha y escucha, está muy bien)

El caso es que toca, con esta música de fondo, que pongamos los temas posibles. Veamos.

1.- Tema de perjudicados mentalmente. Lo que vulgarmente se conocen como Trastornados. Su origen, y su desarrollo. Efectos en la sociedad. “¡Pon un trastornado en tu vida!” O por contra: ¡Aparta este trastornado de mi, Oh Dios míos! ¿Es contagioso?

2.- Amor. No puede faltar. Esto lo podemos dividir en varios sub-temas, a saber:

a) ¿Enamorarse es algo racional? ¿Puedes elegir a tu amor como si estuvieras eligiendo muebles en el catálogo de IKEA? Racionalidad Versus Visceralidad.

b) ¿Se puede uno enamorar de cualquiera? ¿Se puede luchar por cualquier amor? ¿Se debe? ¿Cualquier amor puede llegar a buen término pese a las dificultades?

c) Amor en lucha. Lucha por el amor, o luchando contra el amor. Es decir, tú te enamoras de uno, y no te conviene porque… tiene el pelo largo, y a ti te gusta corto, por ejemplo. Y tu cierras los ojos muy fuerte y dices: no le amo, no le amo, no le amo, no le amo… hasta 1.348.943 veces. Y si no da resultado, te vas a la calle, lanzas el lazo, y te metes en el catre con el primero que pasa. Casuística. ¿Y la cara que se le queda al que se queda en el barro, mirando como el otro lucha en contra de él, y de ese sentimiento tan puro, y bello como es el amor?

d) ¿Amor para siempre, o para un ratito?

e) Formas de decir te quiero y de llegar al fondo del alma del aludido. Otra manera de formular el tema: “Formas de derretir al objeto del amor”. Te quiero, te quiero, te quiero… estoy practicando…

3.- La vida es una mierda.

4.- Tengo catarro otra vez.

5.- ¿Los gays sabemos querer? Como toda generalidad es un hecho que es incierto. Unos sí, y otros no. Pero… por observación directa de la fauna que pueblan nuestras ciudades y pueblos, me he dado cuenta de que somos muchos los que no sabemos querer, ni pedir cariño, ni recibirlo, y que como lo necesitamos un huevo, como todo el mundo, aunque esté de moda ser duro y fuerte, y no necesitar esas mariconadas, ni esas niñerías… el caso es que necesitamos, no tenemos, y no sabemos. Resultado: “Perturbados” sub-grupo del punto 1.

6.- Activo y pasivo. Activo = hombre; Pasivo=mujer. ¡¡Qué pereza!! ¿Por qué de un activo se dice que es un ligón, y de un pasivo que es una puta? ¿Machismo? ¿Somos los maricas machistas?

7.- La crisis. ¡Joder con la crisis! Pero esto no tiene futuro, porque esto es un tema político, y aquí, los de un lado, dirán X, y los del lado contrario dirán Y, y da igual que X ó Y sean bobadas manifiestas, sus defensores nunca dirán nada que se aparte un milímetro del guión. ¿Por qué somos cada vez más radicales?

8.- Diferencias. ¿Están guays? Yo quiero un marido joven, lanzado, culto, guapo, que esté bueno, inteligente, rico, con una bonita sonrisa… con un cuerpo de infarto… pero bueno, ya sabéis que lo importante es el intelecto.. y que me haga reír. Y que me diga que me quiere, y que los ojos digan lo mismo… que me lo diga con su sonrisa… Y quiero todo esto, porque es lo contrario a mí. Yo soy simple, bobo, un poco corto, desmemoriado, feo, gordo, calvo, con gafas… y no sé amar. ¿tengo futuro en esto del amor?

9.- El alma en la fotos. Un amigo me recordó hace unos días esta forma de pensar de muchas tribus sobre las fotos. No se dejan fotografiar,  porque piensan que la cámara les roba el alma. Y el otro día vi una foto que me sobrecogió. Vi al diablo. Y me dio miedo.

10.- Necesidad de abrir un apartado, una sección para buenas noticias.

Bueno, pues se trata de que hagáis lo que queráis con estos temas. Comentáis, escribís, votáis para que el día que las musas me inviten a merendar escriba sobre ellas… Os lo dejo a vuestra elección.

Lo que no dejo a vuestra elección son las tareas que os pongo para las próximas fechas. La primera en el tiempo, es votar al nuevo alcalde de “El rincón de tatojimmy”.

Y la segunda, es que, con motivo del “Día del libro”, 23 de abril, ese día relacionado con estos chicos que parece escribían bien, como Shakespeare y Cervantes, tengo pensado que dediquemos unos días a hablar de libros. Y como siempre, necesito vuestra colaboración. Me gustaría que escribierais unas líneas sobre un libro que os haya gustado especialmente. O un trocito del libro, una frase, un párrafo, o ambas cosas. Y lo que significa para vosotros. Podéis escribir sobre varios libros, pero irán en post distintos: un post, un libro. Así que celebraremos la semana del libro en este humilde rincón.

Blanca, Virginia, Sonia, Teresa, Pucho, Orfeo, Peace, Sáiz, Didac, Lorién, Charlie, Alberto, Borja, Ángel, Carlos, y todo aquél que se anime, aunque no suela comentar o se me haya olvidado citarlo, espero vuestros libros.

Solo deciros que, para animaros a participar, a quién lo haga, le invitaré gustoso a un café. De hecho creo que será lo primero que compre en mi nueva casa… ¡¡Una cafetera!! Bueno, si alguien me la quiere regalar… acepto gustoso el regalo. El felpudo ya me lo ha prometido un amigo. Esto sirve para decir que acepto regalos para mi casa nueva.

Y nada más.

Os espero, porque os necesito. Y porque os quiero.

Por cierto, al final puse una tortilla francesa ¡¡Vive La France!! porque con tanto pensar mientras iba a casa en escribir en blogs y tal, pues no me dio tiempo a pensar en nada para comer. Para que luego digan que pensar da de comer.

Ains.