Semana del libro: “Momo” de Michael Ende, por Didac.

MOMO por Dídac y tal…………..

Al principio apenas se nota. Un día, ya no se tienen ganas de hacer nada. Nada le interesa a uno, se aburre. Y esa desgana no desaparece, sino que aumenta lentamente. Se hace peor de día en día, de semana en semana. Uno se siente cada vez más descontento, más vacío, más insatisfecho con uno mismo y con el mundo. Después desaparece incluso este sentimiento y ya no se siente nada. Uno se vuelve totalmente indiferente y gris, todo el mundo parece extraño y ya no importa nada. Ya no hay ira ni entusiasmo, uno ya no puede alegrarse ni entristecerse, se olvida de reír y llorar. Entonces se ha hecho el frío dentro de uno y ya no se puede querer a nadie. Cuando se ha llegado a ese punto la enfermedad es incurable. Ya no hay retorno. Se corre de un lado a otro con la cara vacía, gris, y se ha vuelto uno igual que los propios hombres grises. Se es uno de ellos. Esta enfermedad se llama aburrimiento mortal”

Momo sintió un escalofrío.

Al final llego al convencimiento que los hombres grises existen, unos les llaman mercados, otros políticos, otros vete a saber. Pero están ahí, ordenando nuestra vida de manera que vivimos en un esquema de obligado cumplimiento, perdemos la calle, la espontaneidad, las ganas de emplear el tiempo en conocerse en conocernos, y ese tiempo de una sola vida, acaba en el cigarro habano de un hombre gris, que también es conocido como mercados o políticos.

Se hace necesario empezar a jugar con Momo, a visitarla en sus ruinas, ese será uno de los tiempos mejor empleados, escuchando a Beppo o a Gigi, María y su hermanito Dedé, intentando que Casiopea nos diga que puede ocurrir, no dejando de ser esa parte de niños que siempre nos acompañará. Creo que el MAESTRO HORA ya vio en sus gafas de visión total, que nos roban el tiempo y también el porvenir con un nuevo invento que los actuales hombres grises han puesto ya en práctica, se llaman Recortes . Nuestro tiempo es uno de nuestros tesoros, quizás haya llegado el momento de replantearse si nos lo están robando.

TITULO. Momo o la extraña historia de los ladrones de tiempo y de la niña que devolvió el tiempo a los hombres.

AUTOR: Michael Ende

EDITORIAL: Alfaguara EDICIÓN MANEJADA : Vigesimocuarta, Octubre de 1985, las ilustraciones del libro son obra del autor Michael Ende

Anuncios

10 pensamientos en “Semana del libro: “Momo” de Michael Ende, por Didac.

  1. Fíjate, siempre he sido más de “La historia interminable” que de “Momo”. Y quizás es por esos hombres grises que me dan como reparo, o miedo… posiblemente miedo a parecerme a ellos… grises… un ser gris… ese párrafo me turba… hay días en que parece que… me describe perfectamente…

    Muchas gracias Didac por ser mi cómplice.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

    • Es altamente gratificante ir contigo de complicidades, un café y millones de complicidades, eso queda pendiente. Para nada eres un hombre gris, tienes más mucho más de Beppo de Gigi incluso de Maestro Hora, no se si tenemos a mano un salón hecho de traseras de relojes, pero con imaginación todo se mueve.

      Y si ves una cartel publicitario que diga “Caja de ahorros del tiempo” sal corriendo, aunque me temo que los hombres grises se han modernizado con nuevos productos…………….. Algo así como hipótecas.

      Gracias siempre a tí por este rincón de buenas ideas y mejores personas.

      Un grandisimo abrazo!!

      • Didac, me alegra que no me veas como un hombre gris, pero permíteme que dude. Quizás es culpa de mi espejo, o de mi ánimo.
        Muchas cosas pendientes, sí. Habrá que empezar a pensar en darlas salida… 😉

        besos.
        muchos.
        envueltos.

  2. Gracias por este maravilloso recuerdo de la infancia 🙂 .
    El caso es que me ha pasado un poco como a Tato, al leer ese párrafo he visto más reflejada mi vida adulta que la de niño. En cuanto a tu reflexión sobre la apatía actual, coincido contigo, pero es que a veces cerramos los ojos porque lo que vemos resulta insoportable, duele demasiado ver como todo empeora cada día, y como la desgracia de muchos justifica la fortuna de unos pocos. Y nos sentimos tan indefensos para luchar en contra de eso…

    Un abrazo para los dos

  3. Y los del 15M contestaron a los hombres grises si nos dejáis soñar no os dejaremos dormir… Pues creo que has hablado de un gran libro en el que reflexiona sobre una idea básica, la vida de una persona no tiene porqué acabar en pura, simple y cruda realidad.

    Muchas gracias por refrescarnos la memoria.

    Un abrazo.

  4. Creo que es un libro fundamental, casi todos lo hemos leído de adolescentes, pero el mensaje de Ende, es actual de hecho si pensamos un poco viene siendo actual porque cada vez estamos más encasillados, cada vez aceptamos que nos direccionen. Momo está lleno de alegría, pero en sus páginas invita a una profunda reflexión sobre qué hacemos con nosotros mismos, con nuestro tiempo, con la rigidez que se ha instalado en nuestro quehacer diario.

    Una vez más Dídac, me haces pensar y eso siempre te lo agradezco y a ver si le pones las cuerdas a ese violín qué ya toca 🙂

    ¡Muchos besos!

  5. Considero Momo la mejor reflexión de Ende, dirigida plenamente a los adultos, en su mayoría sucumbidos al hechizo de los hombres grises. Y también al embrión de adulto que va creciendo y destruyendo la infancia.

    Se habla mucho del niño que llevamos dentro y apenas se observa al adulto sembrado en la matriz del niño, encargado -por la naturaleza de la siembra- de ir consumiendo su creatividad, curiosidad, alegría y colorido. Porque lo que después se diferencie del gris imperante, será con toda seguridad motivo de dolor. Dolor del que se tiende a huir incorporándose en las filas de la “normalidad”.

    No hay nada peor que interiorizar el gris como estado habitual. Detectarlo e iluminarlo con nuestro colorido natural (a veces muy enterrado) es el antídoto que tenemos a nuestra disposición: del robo del tiempo, de nuestros derechos, de nuestra dignidad…

    Nuestro peligro como sociedad es que el gris no solo crea los recortes, la dictadura de los mercados, etc. sino también las respuestas y resistencias ciudadanas basadas en fórmulas caducas, asimiladas por las sombras del sistema… De ahí la importancia de nuevos impulsos surgidos de una rebeldía creadora, imaginativa, que nuevas generaciones llevarán a término… si antes no nos han aplastado en la miseria y quien sabe si en la guerra…

    Más que nunca es válido aquello de renovarse o morir.

    Un abrazo.

  6. A mi este libro me flipó mucho y creo que no es una historia de niños o para niños, aunque igual no soy el más indicado para decirlo , pero por lo menos a mi me hizo pensar.

    Y otra cosa, el mundo fantástico que se respira en el libro también es mazo bueno, porque lo estás leyendo y parece que estás allí, como cuando Beppo presencia la reunión de los hombres grises en el vertedero, es como si estuvieras tú también, o cuando Hora le da la flor del tiempo a Momo.

    Vamos una pasada de libro como lectura y como pensamiento, muy maja la fotico también, está resultando guapa esta semana del libro tios.

    Besicos Dídac

  7. Uff, este libro lo leí hace muchos muchos años, y ya entonces me cautivo y me hizo pensar. Después a medida que han ido pasando los años su historia va cobrando más y más sentido. La falta de tiempo, el ambiente gris que impera ultimamente…¡Da miedo!
    Necesitamos un soplo de aire fresco, respirar, sobreponernos a esta apatía. Espero no haber llegado a ese punto de no retorno.
    Este libro lo tengo reservado, esperando que algún día lo disfruten mis hijos.

    Gracias.

  8. Siempre le he dado las gracias a mi padre por regalarme este libro, de hecho y ahabía leído La historía interminable y lo había disfrutado “mia a mica”, pero creo que con Momo me hice mayor, sentí la alerta que el libro envía sobre un mundo donde lo importante es el sistema y no el individuo donde todo está programado, siempre he dicho que Momo es la más seria de las advertencias de lo que luego puede ser El Mundo feliz de Huxley.

    He visto que en tu reseña hoy tocaba “Allegro súbito” esa combinación que nos hace mover la pesada máquina cerebral, felicidades Dídac, la partitura ha resultado y como no podía ser de otra manera. Felicidades Tatojimmy, esta semana del libro está resultando un exito, es un placer asomarse por aquí.

    Un fuerte abrazo

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s