Se acabó. La Semana del libro 2012.

Todo llega a su fin… para algunos sé que se les ha hecho un poco largo. Para otros sé que se les ha hecho muy corto y hubieran querido más libros, más géneros y más opinadores. Pero… yo creo que no ha estado mal.

Me ha gustado especialmente que hayáis entrado a comentar y a contestar a los comentarios. Porque los que habéis escrito las reseñas sois al fin y al cabo, los destinatarios de los comentarios en las mismas.Y esa interacción entre vosotros ha sido muy bonita.

Ahora queda leer los libros que nos hayan llamado la atención. Y cuando los leáis, no os olvidéis de venir al post correspondiente y decir lo que os ha parecido. Si leéis mi relato, El concierto, espero que prodiguéis los halagos, claro, ya sabéis, por mi autoestima y esas cosas. Ejem.(Broma).

Esta semana del libro, me va a suponer unos gastos tremendos… ains. Menos mal que alguno se ha apiadado de mí y me regala alguno de los libros.

Por cierto, me gustaría que si leéis algún libro que os guste, os lanzarais a hacer la reseña correspondiente y me la enviarais. Estaría bien seguir hablando de libros sin necesidad de que llegue un 23 de abril.  Algunos habéis hablado de algunos libros en los comentarios… hummmmm, no estaría mal que en un par de minutillos escribierais sobre ellos… algunos parecían interesantes.

18 libros. 9 colaboradores cómplices. Más de 150 comentarios hasta el momento. Autores japoneses, argentinos, españoles, franceses, estadounidenses, alemanes… narrativa, poesía, divulgativo… distintas formas de contar las historias, distintas formas de aproximarse al libro… Unos libros han sido llevados al cine, otros no… otros incluso hablan de cine…  variedad.

Gracias, gracias, gracias.

Y para acabar de una forma original, e hilando con esto de llevar al cine,  os voy a poner una banda sonora de una película basada, claro,  en una novela. Una gran película, de esas en el glorioso blanco y negro, con dos monstruos de la actuación: Joan Fontaine y Laurence Olivier. Dirigía el chico este muy gordo… Alfred Hitchcock. La novela del mismo título la escribió Daphne du Maurier. Y se llama… tchan, tchan… Rebeca.

La música la compuso Franz Waxman, compositor alemán aunque desarrolló gran parte de su carrera en Estados Unidos. Por cierto, Franz Waxman es también el compositor de la BSO de “El crepúsculo de los Dioses”, una de cuyos afiches ilustra la reseña de “El cine y sus oficios” de Michel Cion, que nos escribió Marcos.

Algún día os contaré por qué tengo mucho cariño a Joan Fontaine.