Las nieves del Kilimanjaro – la peli.

No, no hay nieve.

No, no sale el Kilimanjaro.

Marsella. Francia. El lugar.

No, no hay aborígenes, ni elefantes, ni escaladores.

Sindicalistas en paro, esos son los protagonistas. Rectifico: persona en paro, protagonista. Y alrededores (señora, hijos, amigos, cuñados, nietos…)

Michel. Así se llama. Un sindicalista que sin tener por qué hacerlo, mete su nombre en la urna en la que se sortean los trabajadores de una empresa que van a ser despedidos. Ya sabéis la crisis y bla, bla, bla.

Michel es un luchador por los derechos de los trabajadores desde que era un chaval. Se enorgullece de sus desvelos por los derechos de todos. Y es consecuente hasta el final. Ya tiene una edad, lo que al ser despedido, le aboca a la jubilación. Ahora, podrá dedicarse a sus hijos, a sus nietos… aprende a cocinar para dar de comer a sus nietos todos los días… Y lo más importante: puede dedicarse a amar a su mujer, Marie Claire.

Y vemos como se va adaptando. Retazos de vida. Retazos de la vida de cualquiera, tranquila, la barbacoa, va a esperar a su mujer al trabajo, conversaciones con su amigo, compañero de trabajo y sindicato, y a la vez cuñado… cenas entre los dos matrimonios… retazos de una vida cualquiera. De un hombre que de repente se encuentra con otra vida. Como muchos prejubilados, o jubilados.

Y amor. Qué bonito como se quieren este hombre y su mujer.

Así va transcurriendo la película. Parece que debería ser aburrida… pero no. No sé por qué, te vas encandilando con esas cosas tan normales que nos enseña. El es un hombre parco en palabras y en expresividad. Ella es… Marie Claire, su mujer interpretada por Ariane Ascaride, es de estas personas que parecen tirar de todos, una sonrisa maravillosa, una forma de escuchar… qué difícil es escuchar… Grande Ariane Ascaride.

Pero claro, siempre hay algo que enturbia las cosas. Su nuevo estatus recibe un golpe: después de celebrar su aniversario de boda en las instalaciones de su antiguo trabajo, unos desalmados entran en su casa mientras cenan con sus amigos, y les roban. Uno de ellos es especialmente violento y les pega. Además les atan a las sillas, les amordazan, y les dejan así hasta que a la mañana siguiente les descubren. Toda la noche solos, sin poder hablar, mirándose a los ojos, escuchando sus llantos, sus respiraciones… les roban hasta los billetes que les habían regalado sus hijos y allegados: el viaje al Kilimanjaro.

Ahí empiezan las dudas sobre todo lo pasado, sobre su lucha, sobre sus prioridades, sobre la justicia… lo vamos viendo también a retazos…

Sabes, es una de estas películas que deberían estar en esa sección que pensaba crear de “cosas para animar”, “Buenas noticias”o lo que sea. Porque ves a gente que aunque está jodida, sabe sacar lo mejor de ellos. Sabe ver lo mejor de los demás, hasta de los que les hacen daño. Saben poner en cuarentena todo lo que tenían por cierto… y saben apreciar que otros no tengan el mismo punto de vista.

Y hay un gay. Va, no, no se declara, no aparece besándose… pero hay un gay. Es una tontería mía, sí, pero… como nadie me puede llevar la contraria, hay un gay en la peli. Sale nada, 3 minutos. Pero es un personaje rompedor.

No os puedo decir nada más que, me ha gustado. Me ha hecho salir con una sonrisa del cine, en paz con el mundo. También os puedo decir que un grupo de mujeres que salía delante de mí, no tenía la misma impresión de la película. La ponían a parir… pero que le vamos a hacer. Criticaban sobre todo los diálogos. Pero… hay que recordar que la gente normal no siempre es ingeniosa a la hora de hablar con los suyos, ni son parlanchines, como nos enseñan las comedias de la tele.

Dirige un señor que se llama Guédiguian que ya ha hecho más cosas en el cine. Y la película ha ganado algún premio en festivales, como la Espiga de Plata – Premio del público en la Seminci de Valladolid.

Por cierto, esta película parte, o se inspira en un poema de Victor Hugo, “La gente pobre”. Os pongo un trocito:

Il est nuit. La cabane est pauvre, mais bien close.
Le logis est plein d’ombre et l’on sent quelque chose
Qui rayonne à travers ce crépuscule obscur.
Des filets de pêcheur sont accrochés au mur.
Au fond, dans l’encoignure où quelque humble vaisselle
Aux planches d’un bahut vaguement étincelle,
On distingue un grand lit aux longs rideaux tombants.
Tout près, un matelas s’étend sur de vieux bancs,
Et cinq petits enfants, nid d’âmes, y sommeillent
La haute cheminée où quelques flammes veillent
Rougit le plafond sombre, et, le front sur le lit,
Une femme à genoux prie, et songe, et pâlit.
C’est la mère. Elle est seule. Et dehors, blanc d’écume,
Au ciel, aux vents, aux rocs, à la nuit, à la brume,
Le sinistre océan jette son noir sanglot.

No me atrevo a traducirlo, pero siempre puede ser que alguno de vosotros sí se atreva y lo comparta con nosotros.

Y nada que no sé a qué esperáis para ir a verla.

El tráiler:

Y os pongo una pequeña escena:

Para más información, como siempre, en La Butaca.

Anuncios

6 pensamientos en “Las nieves del Kilimanjaro – la peli.

  1. Sabes, esta peli me gusta. No había oído hablar de ella, pero sólo leer lo que has escrito y ver los trailers ya me deja emocionada y sé positivamente que me va a gustar.
    La veré, sin duda.
    Un abrazo.

  2. Con la que está cayendo, en un momento en el que las noticias son entre malas y peores, me parece muy interesante una pela que nos deje con una sonrisa en la boca… Me la apunto.

    Un abrazo.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s