El amor florece en cualquier sitio: en el campo de fútbol.

Hasta los que parecen más bruscos y desaboridos.

El amor llama a las puertas de todos. Y lo podemos ver, lo podemos disfrutar, solo hace falta tener ojos y saber dónde mirar.

La televisión ayuda. Nos puede descubrir los secretos mejor guardados.

Fijaos.

 

Gracias a Pucho que ha buscado en la red este documento gráfico para compartirlo con todos nosotros, y darnos esperanzas de encontrar… “El amor” (dicho en tono profundo, alargando la “o” y bajando el volumen, para causar más impacto).

¡¡Quién lo iba a decir, pillines, que callados lo tenían!! Y es que el fútbol nos da cada sorpresa… para que luego me digáis que no merece la pena dedicarle unos post al fútbol con motivo de la Eurocopa.