Meditación de Pucho sobre la Eurocopa.

Pues andaba yo meditando en los misterios estos del fútbol, pensando que si sería mejor poner un delantero auténtico, o si es mejor estrategia  del falso nueve, o si… no se, porque  para que vamos a engañarnos, a mí lo que me gusta del fútbol son los goles, y que entren como quieran, porque además después vienen esas celebraciones tan estupendas, esa euforia en la que todos se abrazan, se besan, se estrujan y hasta se arañan. Lo mejor del fútbol es eso. Eso y los finales de los partidos, con esa costumbre tan bonita que tienen algunos de intercambiarse la camiseta. Pensando en todo ésto me acordé de Mario Gomez, el chico éste de nacionalidad alemana y española que es ahora el nuevo héroe de la… a ver que tomo impulso, de la Mannschaft , osea de la selección de fútbol alemana. Siento como una afinidad extraña por este chico, porque viene a ser como el símbolo de esa España que un día fue y que muchos dicen que volverá a ser, la del emigrante. Hasta podría ser que de aquí a unos años acabemos por ser un país lleno de abuelitos como los de Mario, siguiendo la Bundesliga por parabólica a los pies de Sierra Nevada. Pues el bueno del abuelo decía este año en las semifinales de la Champions ( jugaban el Real Madrid y el Bayern)  “Hombre, yo por una parte quiero que gane el Real Madrid porque es un equipo español, pero por otra quiero que gane mi nieto… que para eso es mi nieto”. Tremendo dilema. En ese partido al final, venció el nieto… 
Otra cosa buena que tiene Mario es que debe ser un cachondo mental, lo digo porque a los 17 años lo llamaron para debutar con la Roja, pero rechazó la oferta diciendo que se sentía alemán y que prefería jugar con la… Mannschaft, lo cual parece lógico, porque ser hijo de un emigrante español no es algo capaz de hacerte sentir los colores de España, que es de lo que se trata… ¿o no?… El caso es que nuestro chico es alemán y juega para Alemania, pero sin embargo tiene el curioso hábito de celebrar sus goles haciendo un pase torero, que esto ya… no se le ocurre ni a  Sergio Ramos, bueno, eso en el caso de que el amigo Ramos consiguiera meter alguno de vez en cuando, claro… igual será por eso que allá por la Bundesliga lo apodan el “torero”, originales que son los alemanes cuando quieren.
Lo cierto es que me gusta este chico, me parece majo, tiene talento, tiene fuerza, tiene instinto y además tiene un físico imponente, y ni siquiera parece de esos que cuando meten un gol se deja abrazar por la pura incapacidad física que es poder abrazarse uno sólo, que también hay alguno de esos jugando el europeo este año. Aunque debo reconocer que a pesar de todo, yo tardé en descubrirlo, y no fue por sus virtudes como jugador, y eso que como digo tiene muchas, si no por unas declaraciones que hizo el año pasado, cuándo por allá salió uno ( ni me acuerdo quién ) alemán famoso a decir que el estilo de la Mannschaft estaba cambiando hacia un fútbol más elegante porque había un combo gay en el vestuario, y se armó un tremendo revuelo mediático y  por allá fueron a preguntarle a Mario, a ver si era verdad que andaba tanto homosexual suelto por los vestuarios, y el chico simplemente dijo algo así como que había muchas personalidades en Alemania que eran homosexuales, y que también existían en el fútbol profesional y que no tenía nada de malo. Recuerdo también que  Neuer ( el portero ) hizo unas declaraciones muy majas de aquellas, que tampoco es que fueran  nada del otro mundo, si es que  son hasta obviedades, pero hablamos de  fútbol, y por cada uno que dice cosas como éstas, hay tres o diez que dicen cosas mucho menos amables. Y digo yo, que tal vez si que haya algún gay en ese vestuario, o más de uno, y que hasta pudiera ser que aquel día, ese chico gay al final sintiera el abrazo de sus compañeros fuera del campo. Tal vez, ¿no?.