Es el día, ohé, ohé, ohé.

No viene la inspiración.

Hoy es un día importante. Los jugadores de la roja respiran hondo, y se ponen los cascos con su música relajante. A lo mejor entonan cantos todos juntos como ese “a por ellos, ohé, ohé”, pasearán quizás inquietos por sus habitaciones, o echarán la siesta, vete tú a saber. O se pondrán a caramelos pinfos, porque a lo mejor matan los nervios con los caramelos.

Es un día en que pueden hacer historia. En que pueden levantar a todo un país de los asientos, un país llamado España. Pueden llenar las plazas y calles de fiesta, de algarabía, los coches tocando el claxon, las banderas ondeando por doquier, las caras pintadas de amarillo y rojo, ohé, ohé, ohé. Los hombres y mujeres abrazados sin mirar a quién, llenando de besos las caras que tienen más cerca. Los ojos llenos de lágrimas. Ohé, ohé, ohé.

Las actividades públicas se modifican en función de la hora del partido. Las corridas de toros se adelantan, los fuegos artificiales se retrasan. Las cenas se cancelan si no hay una televisión delante, o detrás, se queda en función del tamaño de la televisión del bar, ohé, ohé, ohé. ¡tres cervezas por 2,00 € durante el partido! Ohé, ohé, ohé.

Es la conversación en el ascensor, en la cola de la pescadería, en los baños de la oficina “Vamos a arrasar”, dice Floren mientras hace un pis. “Dos cero”, dice Ernesto, mientras se atusa el bigote delante del espejo. Ohé, ohé, ohé. ¡Unos mataos! Exclama Joel, el cenizo de la oficina. El resto hacen de cruces para espantar el mal de ojo.

Hoy puede ser el día en que las parejas reencuentren la pasión por el sexo. Hoy pueden ser concebidos muchos niños que nacerán contentos dentro de 9 meses y unas semanas. Puede ser día de orgías de alcohol y sexo. Es el día en que todos hacen porras y se juegan unos durillos. Y algunos se harán porros.

Todos tienen algo que hacer. Ver el partido. Sentir el partido. Comentar el partido. Cristiano al paredón, ohé, ohé, ohé. ¡¡Messi for ever!!

Así que con todo este entorno, este ambiente, cualquiera se pone a escribir sobre amor, o sobre historias imaginarias llenas de magia, de sentimientos, de palabras bonitas… aunque claro, siempre podría escribir un relato que se titulara “A por ellos, ohé, ohé, ohé”.

Lo dicho, la inspiración, hoy, la doy por perdida.

 

Leñe. ¿Habéis visto el vídeos? ¿Y si desapareciera hoy el equipo? ¿sin dejar rastro?

Mira, eso si tiene una historia.

Anuncios

17 pensamientos en “Es el día, ohé, ohé, ohé.

  1. ¡Cuidado! Hoy es el día, pero… no el definitivo. Qué luego viene el domingo. Y ese será ¡¡El gran día!!
    Ese día si que será la repanocha.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

  2. Pues estaba pensando que de verdad el argumento del cómic… ¿Os imagináis que desaparecieran todos los de la selección española así, misteriosamente?

    Seguro que las imágenes de nuestras calles recordarían a las de Nueva York en el crack del 29.

    No os doy más besos, que no os veo dispuestos.
    😛

  3. Se me ha olvidado cometnar el debate sobre la alineación. ¿Falso 9? ¿Llorente de 9? ¿Pedrito desde el principio? ¿Y Cesc? ¿Y Torres?

    Menos mal que parece que Piqué y Sergio Ramos han aparcado sus diferencias en la defensa.

    ¿Navas? ¿Mata?

    ¿Cuantas veces se arregla el bigote Del Bosque?

    Preguntas. Muchas preguntas que alimentan las conversaciones.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

  4. De todas formas, ahora que lo pienso, casi es mejor hablar de esto que de la Prima de Riesgo.
    ¿Está Riesgo en la sala?
    Pues decidle por favor que a ver si controla a su Prima.

    paso de besos. Que luego vosotros no me devolvéis ninguno.
    ¡Hala!

  5. Estaba pensando que a lo mejor debía haber escrito otro capítulo de “Una mañana para correr” en lugar de hablar de fútbol.
    O podía haber hecho un ensayo sobre la influencia del Teatro de Molière en la vida de la Francia del siglo XXIII.

    En fin.

    besos.
    muchos.
    sin envolver, que hace calor, y no os veo muy dispuestos.

  6. ¡que futbolero estas! :D.
    Y yo quiero muchos besos 🙂
    Yo llevo unos dias de curro, para salir corriendo, asi que veré el partido lo que el cuerpo aguante, porque total, pase lo que pase, la vida va a seguir igual…..
    Besitos para ti

  7. Terraza a reventar. Con televisión, claro.
    Pinturas de guerra entre la concurrencia.
    El niño dándole a la bubucela (la trompeta de toda la vida, vamos)
    – Niño, deja de joder con la trompetita.
    Respuesta del niño: Un solo de trompeta de 5 minutos.

    El fútbol es así.
    😛

  8. El futbol como punto de fuga de una sociedad… Fuga de una espiral descendente hacia la miseria colectiva, de la mano de unos políticos demenciados, por un abuso reincidente de eso que llaman “poder”.

    Y lo más grave es que no se trata de una cuadrilla nacional (que podría cambiarse a cierto plazo) sino de una casta que ha conquistado los centros de decisión a escala global…

    Si yo fuera escritor o dibujante, plantearía con mucho más agrado la “desaparición” de la cúpula de esa casta, pongamos que en una de sus reuniones, en la que suelen decidir cómo y a quién/quiénes arruinar, para mayor gloria de sus arcas…

    ¡Menudo argumento! La opción política asesina, en boga en estos momentos, descabezada misteriosamente… ¿Los buenos extratarrestres han decidido intervenir para librar a la Tierra de sus tiranos? ¿Los terribles invasores alienígenas han sabido localizar y neutralizar a los auténticos amos del planeta? ¿Es obra de un misterioso comando “progresista” para unos, “terrorista” para otros, decidido a cambiar el rumbo socio-político?

    No se pierdan el próximo capítulo donde quizás (solo quizás) se desvele alguna de estas aterradoras incógnitas que relegarán al olvido las proezas deportivas… porque no quedará punto de fuga alguno ante la posible (o no) supervivencia inmediata.

    PD: Hoy, un nuevo Consejo Europeo donde las palabras, probablemente, sigan desposeídas de significado, engrosando la ya establecida línea de la mentira sistemática que, como mantra hipnótico, parece sedar a la población, mientras es cuidadosamente desangrada por los que han jurado su bienestar…

    Pero eso sí, que no falten los besos… muchos y a palazos, para llenar las calderas de los corazones, amenazados de invierno crónico (a pesar de las letales temperaturas que sufrimos)…

    • ¡Leñe! Orfeo… pues después de tu discurso, casi que hacemos lo de la desaparición de estos chicos/as que nos gobiernan a todos los niveles con tanto… ejem… dasatino.
      Pero creo que todo esto mejoraría mucho si dejáramos de comprar peiódicos y ver la tele o escuchar la radio. Quizás así dejarían de dedicar el tiempo a hacer mensajes destinados a demostrarnos que somos gilipollas, y se dedicarían a hacer algo como arreglar las cosas. Y desde luego, lo que conseguiríamos es mejorar nuestro humor, que tampoco es mala cosa.
      De todas formas ese argumento de novela no está mal… habrá que profundizar en el tema y ver como los hacemos desaparecer…
      Pero siemrpe nos queda el fútbol… 😛

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  9. ¡Ah, por cierto! Los petardos volvieron a asustar a mi perro que corrió a refugiarse bajo mi silla preguntándome si ya había empezado la guerra mundial. Pude tranquilizarle haciéndole notar que sólo se trataba de “la Roja”…

    • Orfeo, hombre precavido… creo que tienes tiempo de comprarle unas orejeras para el domingo, por si las moscas… no vaya a ser que gana… sip.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  10. Que pereza, a ver si se termina la europa de una vez! Confiesa a ti lo que te gusta del fútbol son los pantalones cortos ¿o no? XD

    • Sergio, pues fíjate que, por no gustarme del fútbol, no me gustan ni las piernas de los futbolistas, salvo contadísimas excepciones.
      😛

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  11. Pues tengo que confesar que ayer me perdí el partido, y es que, con la que està cayendo mi situación anímica está tan bajo mínimos, que lo mío no lo arregla ni el fútbol. Así que al final me fuí de celebración a Chueca, que tampoco es una fiesta ésta con la que haya congeniado nunca mucho, pero vamos, ayer después de ver las noticias, (una vez más), o hago eso o creo que hubiese entrado directamente en combustión espontánea, y no me salió mal, aunque es una pena haberme perdido el momento ese en directo donde parece que está Cristiano jurando en arameo 🙂
    A ver que crónica sacas ahora para la final… 🙂

    Un abrazo

    • Pucho, que te lo he dicho un ciento de veces, que no mires los telediarios… si es que pareces masoca…
      Y eso de que triunfaste en Chueca?
      Bueno, bueno, suena a relato erótico-festivo-popista… sisisisisi. Cuenta, cuenta.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s