Más silencios.

Iba a publicar uno de los relatos que tengo por ahí, pero no me apetece.

Repasaba ese post de hace unos días, Silencio. Lo repasaba porque por un momento he pensado en escribirlo de nuevo. Bueno, copiarlo. Sería curioso copiarme a mi mismo. A lo mejor cambiaría la música. Pondría la marcha fúnebre de Chopin, o la de Grieg, o Beethoven, o Mozart y su Requiem… Venga, va, Albinoni.

Y sabes, creo que voy a callar porque quizás mañana me arrepienta de lo que escribiría hoy. Y sabes, porque no sé por qué, hoy. necesito oírme al escribir. Voy diciendo en voz alta lo que estoy escribiendo, y solo esto, me agota.

Silencio.

Cada vez me acerco más a la cueva perdida en el monte, alejada de cualquier contacto humano.

Qué decepciones. Habladme de familias… habladme… y veréis lo que es sacar espuma por la boca.

Pero esto me pasa por esperar algo de alguien. Eso me pasa por pensar que todos sienten algo por alguien, aunque todo sea dicho, ese alguien a lo mejor no se lo merezca. Me pasa por quizás ser bobo e iluso… tiene delito a mi edad… o quizás no es que no conozca, sino que me he intentado engañar… Es eso… como siempre me intento engañar, tengo las respuestas ahí, tengo las claves pero… lo sé, lo veo, lo palpo, lo siento pero… me engaño. A lo mejor mi madre tenía algo de razón en algunas cosas…

Y mientras, mi padre se muere. Cosas del cáncer ya sabéis. Siento ser tan rudo, perdonadme.

Serán días duros. Agotadores.

Intentaré escribir otra cosa más coherente otro día. Y mañana publicaré mi relato maravilloso, uno de tantos (si no me lo digo yo ¿quién?), y me refugiaré en mis mundos imaginarios. Y al otro, un modelo guapo. Y quizás al tercer día, descanse.

Ahora que lo pienso, a lo mejor me debía haber decantado por Mozart. O Chopin, más trágico.

Proponed música trágica, acorde con mi ánimo.

Anuncios

5 pensamientos en “Más silencios.

  1. Las familias están formadas por personas, con sus virtudes y sus defectos. Y a veces cuándo más esperamos encontrar un ser humano, aparece de repente ese egoísta o ese cobarde que seguramente todos llevamos dentro, ( algunos fuera ) y además suele ocurrir en los peores momentos. Igualmente existen sensibilidades diferentes, maneras distintas de afrontar situaciones y personas que no tienen la fortaleza necesaria o la base humana o no se que, para poder plantarle cara a muchas cosas.
    Creo que no voy a hacerte caso y proponer ninguna música trágica, porque quiero que a pesar de todo te sientas fuerte y con un poco de suerte ver como aparece alguna sonrisa, aunque se quede escondida, . Así que te propongo cambiar tu música y tus silencios, por el sonido de los abrazos y los besos. Tengo infinidad de ellos para darte.

    Abrazos y besos

    • Pucho, si todo eso es cierto, pero… eso no quita para que me sienta solo, abandonado, perdido y en muchos momentos hundido.
      Y solo.
      Y muy solo.
      Y raro. Incomprendido. Asqueado de la vida, del mundo, de la gente.
      Mi llegada a la cueva perdida, cada vez, más cerca.
      sip.
      Gracias por esos besos y esos abrazos.

      besos.
      muchos.
      envuetos.

  2. Siento por lo que estas pasando, las decepciones y la tristeza que todo esto conlleva. Lo siento de veras, aunque no nos conozcamos, porque de alguna manera ocupas un espacio en mi corazón y en mis sentimientos.
    Ánimo, vendrán tiempos mejores.

    Un abrazo muy fuerte.

    • Llegarán tiempos mejores, pero sabes, aunque acabe esto, creo que habrá otra época mala, de reflexión. De encontrar respuestas. No sée.

      Muchas gracias por ese cariño que me dedicas.
      🙂

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  3. La familia es una de las cajas de sorpresas más potentes que podamos conocer. Tendemos a verla como algo previsible, pues creemos conocerla mejor que ninguna otra cosa, pero… la realidad es que NADA es plenamente previsible, por mucho que nos cueste aceptarlo.

    El caso es que la familia tiene un plus añadido: menos raras excepciones, alcanza nuestros núcleos afectivos más primarios.

    Volviendo a lo imprevisible, es interesante contemplar que nuestra resistencia a ese hecho, procede de nuestra pretensión de control. Control de todo cuanto sea posible, ya sea interior (sobre todo emociones) ya sea exterior…
    Si algo he aprendido es que, por un lado la tendencia a controlar es muy fuerte, inculcada desde la raiz en nuestras mentes, y por otro, que no controlamos realmente nada. A primera vista no lo parece, pero basta sumergirse un poco por debajo de las apariencias para descubrirlo en toda su crudeza.

    Te preguntarás por qué expongo esto. Pues porque la mayor parte de mis sinsabores, sufrimientos, decepciones, se amortiguaron inmensamente cuando asumí esa realidad no evidente a primera vista.
    Los hechos no cambian (¿o quizás sí?) pero la vivencia de ellos sí y mucho. Y entonces uno empieza a experimentar lo que antes era un concepto: el fluir…

    Después de todo, fluye la vida, tu vida, nuestra vida, entretejiendo en ella nuestros deseos, frustraciones, ambiciones y rendiciones, que no son otra cosa que sus propios hilos tejiendo sin descanso, un presente sin fronteras.

    Ojalá tu momento no se convierta en demasiado dramático para ti. Ojalá puedan quedar las cosas lo más arregladas posibles entre tu padre y tu. Ojalá él no tenga que sufrir mucho y ojalá tu soledad no te ahogue demasiado. Ojalá… Pero será como será y si puedes acogerlo, no como un pespunte suelto, sino como parte de la trama total, es posible que muchos hilos sueltos encuentren al fin su coherencia.

    Te deseo lo mejor y, por supuesto, cuenta con mis besos y abrazos y el cariño que he alcanzado a tenerte.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s