¿Hablamos de libros? Propuestas.

(Foto de Kyle Thompson)

Alguno de vosotros me lo ha pedido por correo.

Quizás está muy cerca la semana que le dedicamos a los libros con motivo del 23 de abril. Pero también es cierto que el verano es propicio para leer. Así que, una vez más lo voy a dejar en vuestras manos. Porque esto no sería lo mismo sin vuestra colaboración.

Así que si os apetece hablar de libros, y os apetece colaborar (las dos cosas van juntas, no vale decir… “sí, sí hablad que yo escucho”: NO), dejáis un comentario y lo organizamos. Esta vez no voy a picaros uno a uno nombrándoos, esta vez os lo dejo a vuestra buena voluntad. Pero creo que para que esto tenga alma, debería haber al menos 4 ó 5 personas lanzadas.

Luego posiblemente hagamos una semana del cine, recogiendo otra propuesta de uno de vosotros. De esas películas que nos gustaron, aunque a lo mejor no son las mejores del mundo. Que nos reímos con ellas y que las vemos cada vez que estamos ploff. A lo mejor a alguno le gustaría hablar de “Aterriza como puedas” o de “Viernes 13”. O de “Riscky Bussines”. O de “Los 7 samurais”, o de “Fanny y Alexandre”. O de “La Guerra de las Galaxias”.

Venga, la pelota en vuestro balcón.

Ahora viene la proclama, y el chantaje emocional (sino, no sería yo):

“Chicos, chicas, sé que puedo contar con vosotros.  – voz dramática, ligeramente engolada – No puedo hacer esto sin vuestra colaboración. Pensad que puedo caer en la depresión si estas propuestas no salen adelante, si no siento vuestro apoyo, vuestro cariño, ahí, en la distancia, o en la cercanía de la pantalla”.

(silencio dramático)

“Chicos, chicas – voz un poco más engolada, con un cierto eco para darle más dramatismo – la cultura está en nuestras manos. Leamos, escribamos, sintamos, hagamos entre todos un mundo mejor. La cultura es importante, es fundamental”

 (música in crescendo, cada uno que ponga en su cabeza la que mejor le venga)

(silencio, la música se calla de repente)

“Sed generosos conmigo y con esos que están deseando leer, ver cine y no se deciden por ningún libro, o película. El mundo está en nuestras manos… el hombre sin cultura se asemejaría un poco más a los animales. ¡No lo permitamos!”

(suspiro dramático)

“Y que cojones, mi ego está en juego. ¿Vais a permitir que me hunda en la miseria de la soledad bloguera y cultural? ¿Lo vais a permitir? No os creo capaces… – mirada suplicante.”

(más suspiros dramáticos, teñidos con alguna lágrima de miedo)

Estoy en vuestras manos.

(silencio dramático)

(aplausos)

“Gracias, gracias, queridos todos.”