II Semana del libro: “Entrada + Consumición”, de Carlos G. García.

Hoy va a ser un día especial en esta semana del libro. Voy a hablar del libro de un amigo.

Estaba yo barajando varias posibilidades. En esta semana yo quería incluir algún libro de temática gay, o al menos con gays pululando por ahí. Más que nada porque no hablo nunca de ellos, y al fin y al cabo, muchos de los relatos que escribo aquí, tienen a un gay como protagonista.

Lo que se entiende por “temática LGTB” quizás merezca un par de párrafos, pero, creo que no es el momento. Si eso, me lo recordáis. (jijijiji, la de cosas que me tenéis que recordar… vosotros sois mejores para ese fin que lo de apuntar en una barra de hielo en el desierto del Sahara a las 12 del mediodía).

Lo pensé ya en la I semana del libro, y pensé en dedicárselo a Mario, un chico que se asomó aquí en aquella semana empujado por un amigo hetero al que le engañamos para que escribiera una reseña sobre un libro. Mario pudo comprobar, por si tenía alguna duda, que creo que no, que a su amigo le importaba una mierda con quien se acostara, que lo único que le preocupaba es que fuera buen tío, buen amigo, y eso, parece que no hay duda al respecto. A Mario creo que le hizo ilusión que a su amigo ligón (de chicas) no le dolieran prendas en escribir en un blog tan gay como éste. Hombre, yo en lo de “tan gay” no estoy muy de acuerdo, pero ese también es otro tema.

El amigo de Mario ha vuelto a escribir en esta nueva semana del libro, y ya os anuncio que lo va a volver a hacer en breve (mañana, para más precisión). Y Mario se ha vuelto a asomar aquí para leer a su amigo. Y hoy le voy a dar otro motivo para asomarse aquí.

 Es que todavía hay mucho déficit de historias escritas con gays como protagonistas.

Ya me he ido de madre. Si estuviera Richi aquí, me echaría la bronca como el otro día. Menos mal que no está.

Pues retomo el hilo y retomo también aquella idea que tuve hace unos meses y voy a hablar de una novela en la que los protagonistas da la casualidad de que son gays, y se enamoran, se desenamoran, sufren, se sienten solos… vamos, como les pasa a todos y todas, sean cuales sean sus preferencias. Y voy a retomar mi idea primigenia, y se lo voy a dedicar a Mario. Mario, para ti. (Ahora ya no te queda más remedio que escribir algo para mí) 😉

 

Libro en cuestión:

Entrada + Consumición.

Autor en cuestión: Carlos G. García.

Editorial: Stonewall.

Páginas: 206. (se leen en un suspiro)

Estuve a punto de responderle, pero en lugar de eso me contuve y escapé tan rápido como pude hacia la puerta de salida, dejando al gilipollas del subdirector con la palabra en la boca. Necesitaba respirar aire fresco y relajarme, Estaba allí, con los ojos cerrados y las sienes palpitantes cuando alguien me abrazó por detrás.

Yo no sabía quién era. Podría haberse tratado de cualquier pirado. Sin embargo, me sentía tan mal, tan ajeno a ese mundo que me rodeaba, que me dejé abrazar. Sencillamente, experimenté esa sensación de protección sin plantearme nada más. Luego, una voz me susurró al oído:

– Uno crece el día en que por primera vez se ríe de sí mismo. Tú puedes reírte de todo esto y crecer. Él ni siquiera puede admitir que se ha equivocado, ni siquiera pude verlo. Prefiere vivir cegado por su certidumbre fingida. Ya sabes quién es el estúpido aquí.

Os hablé de este libro hace un año, cuando fui a la presentación en Madrid. Estaba contento y feliz por ello. El Gran Paper ya tenía su libro publicado por una editorial. Dale al play.

¿Qué cuenta?

Es una historia de amor. Bueno, en realidad es una historia de desamor. Juan Carlos no se quiere nada. Nada. Quizás a ese estado le ha llevado el que algunos que en su momento le deberían haber querido, no lo hicieron. Bebe, sale, folla. Busca… nada… porque no sabe lo que busca.

Tiene un gran amigo: Jorge. Éste, ejerciendo de eso, de gran amigo, le presenta a un chico maravilloso: Ojos Bonitos. Coño no recuerdo si los ojos eran azules sobre blanco, o marrones sobre blanco… Ojos Bonitos viene rodeado de tormenta y eso, una tormenta de sensaciones será lo que provoquen en Juan Carlos. Nada es lo que parece, ni en la vida, ni en el amor. Y mucho menos en Entrada + Consumición.

Carlos siempre imprime a sus personajes un trasfondo profundo. Les dota de alma. Sufren por algo, reflexionan. Carlos no crea personajes planos. A veces esos sufrimientos los podemos entender, otras veces no. Como en la vida con nuestros amigos o con nosotros mismos que en ocasiones no nos entendemos ni nosotros. Carlos habla de máscaras, de incomprensión, de soledad. A veces tiñe todo esto de sarcasmo. Trufa las situaciones más duras de humor. A veces creo que necesitamos del humor para mirarnos dentro y ver lo poca cosa que somos. Lo digo por mí ¿eh? Y Carlos G. García es único en esto, en utilizar el sarcasmo, la ironía, la mala leche a veces, es único para hacernos pensar  a la vez que nos hace reír. Aunque también es capaz de hacernos llorar.

Si leéis el libro, que yo creo que deberíais leerlo, hay ratos en que os puede dar la impresión de que el mismo Carlos os lo está contando. Que estáis tomando con él unas cañas en el “Carmen” y charláis. Es un lenguaje cercano, directo. Y si lo leéis, os sorprenderá, porque como digo antes, nada es lo que parece. He dicho cañas, pero podría haber dicho “daiquiri”, o “Martini con limón”… cada capítulo se llama como una bebida… ¿Tú que tomas cuando sales por ahí? Yo le suelo dar al Gin Tonic.

Ahora que lo pienso, esto estaba predestinado. Hoy, es 23 de septiembre (cuando escribo la reseña) y el libro fue presentado el 23 de septiembre del año pasado.

Casualidades. 

A Carlos lo podéis leer en:

Su columna de Universo Gay.

En su blog.

Anuncios

12 pensamientos en “II Semana del libro: “Entrada + Consumición”, de Carlos G. García.

  1. Leí su primer libro en el cual me parecía estar leyendo su blog y tomo nota para leer este segundo, ya que tu entusiasta y excelente descripción me ha hecho cogerle ganas.

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

    • PFE, aquel primer libro que publicó Carlos “Amar en tiempos de estómagos revueltos” precisamente era eso, una recopilación de post de su blog.
      Entrada + Consumición, es una novela. Una historia de personajes.
      Espero que te guste.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Se me ha olvidado comentar que me encanta la portada. Y que el chico ese que sale en ella es el mismísimo Carlos G. García.
    Y alguna cosa más se me olvida, pero… ya la iré comentando.

  3. Me he llevado una sorpresa muy positiva al encontrarme de nuevo aquí este libro. Aquí fue donde me lo descubriste hace un año y en algún momento ya te agradecí que lo hubieses hecho. No es largo y es una pena que no lo sea, porque es de esos libros que se te acaba enseguida y te deja con las ganas de seguir leyendo. A mi me enganchó tanto que me lo terminé en dos días, recuerdo haber estado en el trabajo contando los minutos para salir para ver como terminaba aquella historia. La descripción que le haces es perfecta, el libro tiene mucho de sarcasmo y frivolidad, pero también ternura y sentimientos muy profundos. Quizás la pega que le encontré, es esa forma en la que va presentando varias historias diferentes en la vida del protagonista, y se empeña en ir juntándolas a base de casualidades, mientras intenta darles a todas una respuesta e incluso un final conjunto, que creo que choca un poco con la naturalidad y la espontaneidad que es en principio la propuesta del libro. Pero no es algo que importe demasiado, porque la sensación que te queda al final lo compensa con creces.
    En cuánto a la reflexión que haces entre la amistad entre gays y heteros, esa valoración que haces sobre que a un amigo de verdad, no le importa con quién te acuestas porque te valora por como eres como persona, no acaba de gustarme, me hace sentir que la sexualidad ( homosexual ) es como un defecto que no tenga que ser tenido en cuenta por la generosidad del amigo. Mis mejores amigos son heterosexuales y yo nunca lo he sentido así, si no no podrían ser tan amigos. La sexualidad, que es más que el ” con quien te acuestas”, es también una parte importante de lo que somos como personas, y como en cualquier otro aspecto de la vida, un buen amigo es el que está ahí, alegrándose con tus triunfos y consolándote en tus derrotas. Pueden no compartir tus gustos o tus intereses, pero al final, si te quieren, te quieren por todo. Y me ha parecido que además el ejemplo de estos amigos de los que hablas, es la demostración perfecta
    Gracias por volver a traer este libro

    Un abrazo

    • Pucho, pues quizás no he estado muy acertado al expresar lo que quería decir… vamos en mi intención no está el insinuar que ser homosexual es un defecto, ni que haya que dar gracias porque nos acepten, o nos respeten. Pero sabes, para algunos el que un amigo suyo escriba en un blog llamémoslo gay, es un chute de ánimo, de sentirse acompañado, de sentir verdaderamente que están contigo, y no es simplemente unas palabras, una pose. Posiblemente si fuéramos de otra forma, si la sociedad fuera distinta, eso no constituiría algo especial, pero creo que aun hoy en día, eso es algo que no es el comportamiento más habitual. No todos nuestros amigos heteros nos acompañarían a ligar con chicos, en sitios que se liga con chicos…
      De todas formas reconozco que quizás no he estado acertado al exponer lo que quería decir.
      Procuraré corregirme.
      😉
      Me alegra que te gustara el libro. Seguro que a Carlos le hará ilusión también.

      Besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. Otra cosa que se me ha olvidado es señalar que la música la ha elegido Carlos G. García, que a parte de un gran escritor, es un amante y conocedor de la música.
    Seguro que algo más se me olvida.. .si es que esta cabecita mía es un desastre.
    me despido como es tradicional:

    besos.
    muchos
    envueltos.

  5. Se te ve muy orgulloso hablando de tu amigo, y de su libro, no es para menos.
    Tener amigos es maravilloso, y yo creo que no es fácil, al menos tener amigos de los de verdad de los que están a tu lado en las duras y en las maduras. Que te aguantan los días malos, que te aceptan como eres, etc. etc. En este caso parece que Mario cuenta con un buen amigo.
    Ah, y dice mucho de Mario haber aceptado a un amigo así heterosexual y eso, ja ja ja

    Respecto al libro, pues de momento ya lo he incluido en mi lista de deseos…(y no es una metáfora que lo he buscado en amazon y lo he añadido en mi wishlist, jeje)
    De temática LGTB sólo me he leído un libro: “Corredor de fondo” y recuerdo que me gustó bastante. Así que tendré que probar de nuevo.

    Un abrazo.

    • virginia, has estado muy acertada. Si señora. Me quito el sombrero. Me has dado una lección. Lo tomo a partir de ahora como referencia. Y lo repito: ¡qué bueno es Mario por aceptar así con toda normalidad a amigos heterosexuales! Y no le importa nada, seguro. Grande Mario.
      Espero que si tus deseos se cumplan y te traigan este libro, y con esas me cuentas que te ha parecido.
      Muchas gracias virginia.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  6. Pero que, ahora que releo el post… me ha quedado de cine… sisisisi.
    (Hoy toca momento glorioso)

    Mario, muy mal por no venir a saludar.
    en fin.
    😛

    Me tienes que preparar una reseña para la semana del cine, como reparación. Sip.
    😛

    besos.
    muchos.
    envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s