II Semana del libro: “Diccionario de la Música” de Manuel Valls Gorina, por Dídac.

DICCIONARIO DE LA MÚSICA

Manuel Valls Gorina

¿Qué es la Monodia? En realidad cualquier canción de Joan Manuel Serrat es una monodia, elijo como ejemplo a Serrat, porque salvo excepciones como “Que va a ser de ti”, la mayoría de sus canciones están escritas para una sola voz, sin coros, eso es una monodia. Composición para una sola voz, término opuesto a Polifonía, composición para varias voces.

Evidentemente a vuestra memoria vendrán muchos temas y canciones que solo tienen una voz; esta pequeña introducción me lleva a lo que realmente quiero contaros en esta reseña, y no es otra cosa que hablar del Diccionario de música que en 244 páginas explica con mucha pedagogía y altas dosis de didáctica el significado de la terminología musical. Con esta obra hacemos un recorrido desde cuestiones tan desconocidas como saber que un FES es un Fa bemol en la nomenclatura germánica, hasta ponerle definición a algo tan habitual en cualquier conversación sobre temas y canciones como es el ESTRIBILLO: Formula melódica que aparece regularmente en ciertas obras de carácter popular después de cada estrofa.

De la misma manera que se averigua qué palabras y términos que creemos que no son propios de la música culta y sí lo son, casos como Charanga, Guajira o Mazurca. La música es una gran familia – enorme familia – donde conviven todo tipo de hermanamientos, la música es el resultado de los ritmo de la humanidad y por tanto aunque asumamos que como muchas de las cosas que son propias del ser humano, tiene rasgos bellos y rasgos horribles, cada día estoy más convencido que es el elemento creado por el hombre con demostrada capacidad de amansar a las fieras.

Este diccionario es una sencilla obra que permite conocer esos entresijos de la música, pudiera ser cierto que los músicos hablamos en muchas ocasiones en un idioma de difícil comprensión, también lo hacen los matemáticos y sobre todo los informáticos. De ahí que os proponga este pequeño libro que recoge toda esa terminología. Otro aspecto que me resulta agradable de este Diccionario de la Música, es que plasma de forma concisa la biografía de un gran número de músicos; evidentemente todos conocemos a Mozart o a Beethoven, y sin embargo, muy pocas personas saben quién es Felipe Pedrell en el ámbito español, cuando el catalán está considerado como el creador de la ciencia musicológica española, o tampoco se suele saber que Rosseau además de filosofo era músico y que sus disputas con el gran compositor francés Jean-Philippe Rameau eran de alto calado.

Es evidente que nadie tiene porque conocer el conjunto de un léxico tan técnico, para lo que puede servir un libro de estas características, es para que los aficionados a la música, las personas que con la música disfrutan, pasan esos ratos donde el atmósfera se torna en colores y las notas en caricias, puedan disfrutar un poco más conociendo detalles curiosos y agradables.

La última parte de este Diccionario, Valls Gorina la dedica a recoger una serie de compositores y sus obras más importantes, de una forma sencilla y con los datos precisos, lo que le convierte en un buen instrumento ahora que existen cosas como el Youtube.

Un libro con la música como compañera de viaje, y en esa mochila imaginaría, pues nos cabe casi todo, Allegros, Adagios, Motetes, cuartetos, preludios, entonaciones, concertantes, batutas, fusas, concertinos, libretos, una mezzo, un fagot y hasta una Tarantella.

Creo que hoy toca cerrar esta reseña con música, es muy posible que a todos os suene Jacques Offenbach, compositor de germano afincado en la Francia de mediados del XIX, autor de obras tan emocionantes como la famosa Barcarola de los Cuentos de Hoffmann, un compositor que para mí llevó el buen rollito a la música, autor de Operas cómicas u Operetas de gran valor sinfónico, tiene un tono ácido y crítico con el París en el que vivió y al que creo beatificó en su lado más canalla. Sirva este ejemplo que os dejo, El Galop o Danza infernal de la escena del segundo acto de la Ópera “Orpheé aux enfers” y que vemos como fin de la Fiesta de la Fraternidad del Conservatoire National Supérieur de Musique et de Danse de Paris durante el pasado curso. Esta pieza ilustra mí idea de que lo sinfónico no está reñido con una carcajada.

 

Anuncios

15 pensamientos en “II Semana del libro: “Diccionario de la Música” de Manuel Valls Gorina, por Dídac.

  1. Hi ha moments, en els quals aprendre és complicat, perquè la matèria té un alt grau de complicació, però si el mestre que la imparteix és bo i proper, les complicacions cauen com un castell de naip, ets un bon mestre Dídac, perquè apropes l’important amb la finestra de la teva senzillesa.

    Un petó, mestre.

  2. No se puede explicar mejor este libro, un instrumento de fácil uso, que te acerca a comprender aquellas partes de la música en las que no se trata de convertirse en un experto pero que tienen ese arranque de curiosidad. La música es el resultado de muchas sumas, con libros como este lo complicado se vuelve entendible.

    Me encanta esta parte de Orphée aux enfers y sobre todo lo bien que lo pasasteis. Un beso Dídac

  3. Este libro está muy bien….pfff pero tengo una duda, después del concierto os tocó quedaros a limpiar todo ese papel XD 🙂
    Un besico Dídac

    • Si, así es terminas de tocar y te dan una escoba y a barrer hasta dejarlo limpio, pero creo que ese año habrá novedades, será el hermano pequeño de cada músico el que tenga que barrer, los franceses son muy organizadicos Lorién. Un besico 🙂

  4. Una propuesta muy interesante Didac. A parte me has recordado otro libro, contrapuesto a éste. Es un pequeño diccionario que escribió Kenzaburo Oé, y que define de forma sencilla los términos más esenciales que forman parte de nuestra vida, escrito para alguien muy especial que se expresa únicamente a través de la música.
    Muchas gracias por traerlo

    Un abrazo

  5. De hecho conocía la mayoría de esos términos. Lo que no sabia era que el Can-can, que era, y supongo que aún es, todo un símbolo del Folies Bergere, fuera de Offenbach.

    Me ha gustado tu reseña. Muchas gracias.

    Un abrazo.

  6. Este es un libro tremendamente útil para personas que como es mi caso adoramos la música pero no tenemos grandes conocimientos sobre ella, yo por ejemplo que no tengo oído musical tengo tres hijos que son unos maravillosos músicos y que con este libro me han ayudado a conocer parte del lenguaje que ellos emplean. Me gusta mucho la forma en la que lo has explicado Dídac, pero yo sé mejor que nadie que lo difícil lo haces fácil, por eso eres tan bueno.

    Un beso guapetón!!!!!

    • ¡¡¡¡ Muchas gracias Pili !!!! me ha gustado que te sumergieras en esta reseña, tamibén me gustaría hacer lo fácil más fácil. Un besazo.

  7. Como se nota que eres músico, me ha gustado mogollón la reseña 🙂 si ya decía yo que el chico listo del conservatorío lo hace todo bien jajajja. Joder Dídac has explicado a Valls Gorina como sueles decir tú DE LUJO y vaya pedazo de fiestones que se preparan en París, la Von Otter está en el vídeo que se vuelve loca.
    ¡¡¡¡Un abrazo colega tenemos ganas de verte!!!

  8. París sin Offenbach no es París, esa gran noche del Tatro Châtelet resume lo todo lo que este musico significó para esta ciudad, es bueno conocer que la música clásica es muy divertida.

  9. Toda la vida rodeada de músicos y siempre se aprenden cosas, yo como siempre encantada de estas cosas que nos traes Dídac y me encantan tus explicaciones, creo que esta segunda semana ha sido intensa, lástima que algunos no hemos tenido tiempo de participar, pero bueno Tatojimmy en la siguiente.

    Por cierto de que me suena el chico que toca el violín a la izquierda de la bandera francesa. Un besazo

  10. Has conseguido que una inculta musical como yo se lea esta reseña de arriba abajo, disfrute con el video que has incluido y le entre el gusanillo por saber más acerca de todos esos conceptos musicales que comentas.
    ¡Solo me falta tiempo!

  11. Y digo yo Dídac… que a lo mejor me puedes dejar el libro para que vaya aprendiendo todas esas cosas…
    Poco puedo añadir ya después de tantos comentarios que me preceden, aunque no me resisto a imaginarme esa imagen a la que hacía referencia Lorién, ahí, los maestros de la música barriendo el escenario… y digo yo ¿Qué música pondríamos de fondo a esa escena?
    Es un buen reto.
    Ahí todos con vuestros smoking.
    😛
    Pero, se me acaba de ocurrir una cosa. Sip.
    Es que sabes, después de leerte y yo como lo he hecho varias veces, dan ganas de aprender, de saber todas esas cosas de la música. Así que…
    (silencio dramático)
    …Una propuesta. Otra, porque la música del barrido del escenario, también es un reto en serio.
    Creo que estaría bien que de vez en cuando, así como cada mes, por ejemplo, hablaras de música. Sí, aquí. Una pequeña charla sobre cosas de la música, las corcheas, la clave de sol, por qué unas músicas se escriben en 2:4 o en 4:4, o en 3:4. O en otros compases. O que nos explicaras lo que es la armonía, o un acorde, o cuando se hizo la escala musical, y por qué se hizo así, con 7 notas, 5 tonos y 2 semi tonos. O por qué de los bemoles y los sostenidos.
    O como se llama cuando un pianista recorre el teclado pulsando todas las notas seguidas…
    Y todo con música divertida, como la máquina de escribir, o los pájaros de fuego, o con la sinfonía de los juguetes, o el septimino de beethoven, o esas otras músicas como el can can que no sabemos que son partes de una obra de esas que llamamos clásicas…
    Venga, va, me gustaría que te lanzaras.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

  12. Bueno bueno… te ha gustado lo de barrer, pues lo haremos a ritmo de polka esa es una apuesta segura, ya te la mandaré y juzgas si el compás musical es acorde con el ritmo de cada escobazo.

    En cuanto a lo de la “Pequeña Charla” pues yo encantado, pero intentando que no se convierta en una lección tecnica-dramática en plan “Decimos del Compás que es la pulsación que regula el tempo” porque sería un aburrimiento en FA mayor, Yo creo que hablar de música es hablar de sentimiento porque la música no se ve ni se huele, pero si penetra, acaricia y resulta un trance, una canción emociona a uno y a otros les lleva a un recuerdo intenso, sea Ravel o sea Chambao.

    Hablemos de lenguaje musical pero creo que desde la sensación de buen rollito, de sentimiento y de risa, hay infinidad de música divertida, como la que has nombrado aunque un día hablemos de lo complicado que es un Requien, porque la música es la absoluta banda sonora de la vida del hombre, y este tiene potestad para elegir la que más le guste.

    Muchar gracias por todo. Un fuerte abrazo amigo.

    • Tu eres el maestro Dídac, y aquí hay libertad de cátedra, así que cuento en mi programación con tu colaboración para una vez al mes, hacernos vivir aprender la música de una forma divertida.
      Me gusta.

      Gracias, gracias.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s