II Semana del libro: “Si tu me dices ven, lo dejo todo… pero dime ven”, de Albert Espinosa.

Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven.

Albert Espinosa.

Editorial Grijalbo.

Año: 2011

nº páginas: 201.

 Dale al play

 Tengo un gran cariño por Albert Espinosa. Cariño y admiración. Me parece un tipo maravilloso, de esos que deberíamos tener siempre presentes y que nos vendría bien a todos tener un Albert a nuestro lado. Un tipo con empuje, que se ha sabido hacer una filosofía de vida propia a través de sus vivencias, de sus sufrimientos… de haberlas pasado putas.

Una de esas partes y que siempre me ha llamado la atención, es la teoría de las perlas y los diamantes, ya la cité aquí una vez que se la escuché en una entrevista con Julia Otero. En este libro, “Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven” la utiliza. Se trata de que él considera que cada año nos cruzamos con al menos 12 personas con un algo especial. Perlas las llama. Y de todas esas perlas hay al menos 4 en la vida que se convierten en diamantes. 4 personas que nos marcan de una forma especial.

Me encanta. Aunque sigo sin sentirme perla ni diamante de nadie, y no sabría decir ni de lo uno ni de lo otro teniéndome a mí como digamos… protagonista, qué yo sienta que que alguien lo es o lo ha sido para mí. O que lo pueda ser.

Eso no quita para que me guste la teoría, y sobre todo me guste la posibilidad de que pueda ser así.

En este libro, salen las perlas y los diamantes. De hecho, este libro se basa en los diamantes del protagonista.

Dani. Es el protagonista. Dani… es especial, peculiar. Un buen día, su mujer le deja. Esto desencadena como una marejada dentro de él que le hace recordar de dónde viene, y sobre todo a esas personas “diamantes” de su vida. El Sr. Martin, George, su madre para la que era un Gigante… y quizás esa abuela de la que no sabemos nada hasta casi el final.

Un segundo que pongo un diálogo que viene en la solapa del mismo a modo de sinopsis:

Finalmente me miró y me soltó las tres preguntas que llevaba años deseoso que alguien me hiciera:

¿Quieres o no quieres controlar tu vida?

¿Quieres o no quieres ser dueño de todos tus momentos?

¿Quieres?

Y dije que sí, el sí más alto y más potente que ha salido de mis cuarenta años de vida.

Y su mujer, no nos olvidemos de su mujer que es un gran diamante para él.

Dani se dedica a buscar a niños desaparecidos. Interesante personaje… eso da mucho juego. Y bueno, en esta novela se dedica además de buscar a Izan, un chico que ha desaparecido en la isla de Capri, a la vez que se busca a sí mismo (Porque Dani no deja de ser un niño grande).

Sabes, “Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven” no es una historia… de esas que marcarán la historia de la literatura, creo yo. A lo mejor no gana el premio Nobel… el otro día leía en un blog esa anécdota de que a Tolkien no le dieron el Nobel de Literatura porque su prosa no era contundente o algo así. Como si cuando creas un mundo nuevo, lo desarrollas, y pones a unos personajes a andar por ese mundo, y lo haces tan interesante que millones de personas se sumergen en ese mundo… en “la magia de esa prosa poco contundente”, no fuera el mayor exponente de que la prosa ha cumplido su misión: contar una historia emocionante, interesante. Quizás esta historia no sea contundente, no sea redonda del todo… quizás el lenguaje sea demasiado cercano… aunque quizás ese precisamente es uno de sus mayores atractivos… como decía con el libro de Carlo G. García el otro día, el libro, este también, parece una charla alrededor de una mesa de una cafetería, que parece han sustituido a la mesa camilla tradicional de nuestras casas, y charlar, y reír… “¿Te acuerdas de cuando fuimos al pantano y Emilín perdió los gayumbos… y el resto de la ropa y volvió en pelota picada tapándose fuerte fuerte, no se le fuera a escapar?”.

En este caso no es Emilín el protagonista ni sus partes al aire, volviendo del pantano, un domingo por la tarde. Es Dani, es el Sr. Martín, es George, es el hermano que le odia… Dani tiene un hermano mayor que le odia… eso es lo que nos cuenta Albert Espinosa en esta novela, nos lo cuenta a todos alrededor de esa mesa de cafetería…

¿Qué haría alguien si estuviera en mí? – repetí.

Sí, exacto. Encuentra a una persona con la que compartas energía y pregúntale qué haría en tu vida si estuviera en ella por dos días. ¿Qué cosas cambiaría de ella? ¿Cómo se cortaría el pelo? ¿Qué comería? ¿Qué actividades realizaría?… En definitiva, ¿Cómo viviría tu vida si fuera temporal su presencia en ella?

Pero para practicarlo has de encontrar a otra persona con la que jugar, y eso no es fácil.

Esa persona debe ser especial y tiene que saber mirarte desde fuera, para poder darte otra perspectiva de tu vida cuando estés perdido…

Con este libro podríamos hacer cienes y cienes de post, hablando de sus frases. De hecho he estado a punto de hacer un post solo de frases. Pero al final me ha podido el ego de escribir y de que me digáis lo bien que lo hago (es coña ¿eh?). Si no todos los halagos hubieran sido para Albert Espinosa.

Música, maestro: que mejor que una de las canciones de otra de sus obras, la serie “Pulseras rojas”. Canta Lluís Cartes. 

Anuncios

6 pensamientos en “II Semana del libro: “Si tu me dices ven, lo dejo todo… pero dime ven”, de Albert Espinosa.

  1. Me gusta esa teoría de las perlas, no se si se cumple siempre, es decir, encontrar doce cada año me parece que es tener bastante suerte. Al contrario me parecen pocos los cuatro diamantes en toda una vida, aunque por otro lado, esto es difícil saberlo, me refiero a lo que somos de verdad para otro. También al revés, a veces no sabemos lo que ha representado alguien en nuestras vidas hasta tiempo después de que se haya ido. Es luego cuando te vienen a la cabeza momentos, palabras, que a lo mejor en su día sucedieron sin más, como si no hubieran tenido nada de especial y entonces es cuando te das cuenta de lo importante que fue aquella persona en tu vida.
    En cuanto a pasar a la historia de la literatura, o que te den el premio Nóbel, a ver, yo creo que todos estaremos bastante de acuerdo en que lo que importa cuando lees un libro es lo que a ti te hace sentir el libro, por eso leemos. Si luego la obra ha vendido millones de ejemplares o al autor le han dado mil premios, al escritor le viene estupendo y en realidad al lector también porque te descubre libros y autores, a veces incluso los hace accesibles, porque si a Kawabata por ejemplo no le hubieran dado el Nóbel en su día, a buenas horas nos hubiéramos enterado de que existía, no tendría en España ni los libros traducidos. Pero a parte de eso no creo que signifique nada en si mismo, no es garantía de que te vaya a gustar más que otro que no tiene premios. Ahora bien, tengo la sensación de que un reconocimiento como el del Nóbel, que como tantos otros elijen unos jueces con los que podemos o no estar de acuerdo, no es algo que se otorgue en función de la contundencia de la prosa, si no por tener una voz diferente, algo deben haber aportado a la literatura que no tengan otros millones de escritores que haya en el mundo, o ser representantes de ese algo al menos. Crear mundos emocionantes, historias redondas y personajes interesantes, es maravilloso, pero tampoco imprescindible, Siempre me ha parecido que los mejores libros ( igual que las mejores películas) son mucho más que buenas historias. Recuerdo la respuesta que en ese sentido dio una vez un escritor ( con premio Nóbel),al que preguntaban por todo ésto, y que me parece muy acertada, decía:: “en último término, aquello sobre lo que se escribe no tiene importancia, A partir de una nadería, de un tema trivial, o de una cuestión encontrada al azar, se puede alcanzar lo universal.”

    Un abrazo

    • Pucho, yo no sé si es mucho doce perlas, o cuatro diamantes. Me repito porque ya lo dije en ese otro psot, pero yo no acabo de sentirme perla para nadie, y mucho menos diamante.
      Yo hubiera citado a algunas perlas incluose a algunos diamantes, pero luego se han disipado.. y yo creo que al menos los diamantes deben permanecer un tiempo en la vida d euno. Esto es una visión mía, Albert Espinosa no indica la permanencia como una condición para ser diamante.
      ahora mismo, quizás tendría alguna perla en mi vida, incluso pienso que podría ser dimante… ¿Pero yo seré eso para alguien?
      La verdad es que en general no apreciamos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Es algo… y mira que es jodido… sobre todo cuando la otra parte es consciente de ello. No me refiero a amores, al menos solo… o sí, porque amor tiene muchos recovecos… muchas acepciones, matizaciones, etc. Me da que has dejado ir a algún diamante o alguna perla sin atarle de pies y manos.
      Sobre escribir, historias grandes, pequeñas, prosa contundente… mundos imaginarios, yo soy de los que opinan que todo vale. Lo único que hace falta es que el que esté al otro lado, lo reciba. Lo sienta. Unos buscan al leer pensamientos profundos, filosóficos, en prosa rebuscada. Otros buscan sencillamente prosa, el sonido de las palabras unas junto a otras. Unas palabras junto a otras a veces suenan estupendo, pero no significan nada. O absurdeces. Boludeces como dirían los argentinos. Otros buscan sentir con pequeñas cosas, independiente de si la prosa es o no es. Otros buscan vivir cosas que no vivirán en su vida, extraviarse en el cielo de la imaginación del autor. todo me parece muy respetable, siempre que a mi me respeten mis gustos, mis elecciones.
      Muchas historias nacen de cosas pequeñas, pero eso no quiere decir que no se hagan grandes. Y otras permanecen pequeñas, y es su atractivo.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

    • PFE, tanto éxito o no que las Pulseras rojas… ésta es una serie, basada eso sí en otro libro de Albert Espinosa, pero este libro ha vendido unos cuantos cientos de miles de ejemplares… así que… bueno, bueno.
      Es un divertimento, pero no te dejes engañar: Tiene debajo mucha miga.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Comparto lo que dices sobre Albert Espinosa, a mi también me produce admiración su filosofía y su espíritu de superación, pero sin embargo este libro del que hablas fue una decepción total para mí. Me pasé todo el libro esperando “algo” que nunca llegó. Cuando lo terminé tuve la sensación de tomadura de pelo. En fin, eso fue lo que sentí.
    De hecho el libro ni lo tengo ya, creo que lo deje o lo regalé o algo así. Ni me apetecía conservarlo.
    Tal vez como fuente de ideas para debatir o hacer un post, no esté mal, pero para mí leerlo no me resultó grato y tampoco sabría decir muy bien porqué pero me dejo mal sabor de boca.
    Sin embargo sí me gustó “El Mundo Amarillo” donde cuenta de una forma muy particular su experiencia con el cáncer. Y por su puesto me encantó la película de “Cuarta Planta” que se basa en un guión suyo.
    Sobre diamantes y perlas y demás, pues tampoco me paro a pensar mucho sobre eso, me llama más la atención la idea de pensar qué haría otra persona con mi vida, o que haría yo con la vida de otro, eso me parece mucho más interesante.

    Un abrazo.

    • virginia, yo creo que esa historia daba más de si, yo creo que se quedó a medio camino de algo. pero aún reconociendo eso, creo que hay cosas aprovechables, pensamientos, y un espíritu.
      De todas formas, también pienso que tras “el mundo amarillo” que no he leído, por cierto, “4ª planta” y ahora con “Pulseras rojas”, quizás vamos predispuestos a un grado de intensidad que en este caso no se ha producido, porque él ha querido ir por otro lado.
      Pero sabes, me gusta que no te haya gustado, porque así mostramos dos formas de ver el mismo libro, y eso es interesante. Esto es lo bonito de la “Semana del Libro”.
      Que gracias, ¿eh?

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s