I Semana del cine: un prólogo.

– ¡Silencio!

Jesús miró a sus alumnos con sorpresa, incluso un poco enfadado.

– Pero ¿Por qué os reís?

– Es que no me jodas, profesor…

– Ese vocabulario…

Roger se tapó la boca.

– Se me escapó, profe. Pero es que ¿A quién demonios le va a gustar “Blancanieves y los siete enanitos?

– ¿Y por qué no?

– Pero si es para críos – contestó entre risas Rosa.

– ¡Ah! ¡y tú ya no eres una cría? Pues yo me considero con una parte mía de crío. Sois más viejos que yo entonces.

– ¡Bahhhhhhh!

Casi todos otra vez estaban riendo y comentado en alto.

– Tomás.

– ¿Eh?

– Dinos algo. Dinos tu …

– No, si no mola que se partan la caja con uno, yo mutis total ya.

– No, no seas bobo, no te dejes comer el coco por esto bobos…

Arturo se lo pensó y antes de que contestara Tomás lo dijo.

– Yo lloré mazo con “Campeón”. Le mola a mi madre.

– Hala, pero que eso, si es de…

– Es sobre un boxeador, no te jode. El listo – le atajó Arturo.

– Serás marica…

– Oye, oye, Tino, que es eso de que… que pasa por sentir se es homosexual? No me fastidies a estas alturas. Discúlpate con Arturo.

– Na, profe, déjelo. Si el marica es él.

Arturo le tiró un papelito que tenía en la mano.

– Luego os besáis en la calle… o mejor daros un beso anda – les picó Jesús.

Los dos se levantaron de sus sitios y se fueron a dar un beso, pero justo cuando parecía que sus labios se tocaban, se apartaron haciendo muchos aspavientos y volvieron a sus sitios…

La clase rugió de decepción y algún “¡Qué se beeen!” empezaba a oírse por el fondo, e iba creciendo.

– Callarse. Arturo y Tino, podéis mostrar vuestro amor sin tapujos, aquí todos os respetamos y os queremos – les picó el profesor – Huy, cambiemos de tema, que aquí hay tema… si estáis colorados…en que jardín me he metido…

Tino se levantó de un salto y corrió hasta donde estaba Arturo sentado, y esta vez sí, le rodeó con las manos la cara y le besó en los labios. Mientras el resto de la clase aplaudía y reía a partes iguales, salvo Arturo que se había puesto rojo como un tomate, no por el beso sino porque todos les estaban mirando.

– Bueno, bueno, no sabía yo… ¡Felicidades! Chicos, callarse, seguimos, Fernando… te toca.

– Pues a mi me moló Titanic.

– Pero estáis todos tontos – Alfonso se desesperaba – Joder, Fer, ni siquiera sabía que te molaba esa peli… no me lo has dicho

– Pues ya ves, me mola, y mira tu reacción, como para decirte nada. Aunque si quieres…

– Ni se te ocurra.

– No, no, Alfonso, dinos. Tan ofendido que te pones con las películas que gustan a los demás. ¿Qué película te mola que solo borracho lo reconocerías?

– Nada, Batman.

– No, no, no seas mentiroso…

– Me gusta Batman, y lo sabes capullo.

– Y también “101 dálmatas” la de dibus.

– Eres un capullo…

– ¡Eh! Vale. Dinos.

– Es que me gustan los perros… – se disculpaba Alfonso.

– ¿Y por que te avergüenzas? Tú te ríes de que le guste “Campeón” o “Alicia en el país de las maravillas” o “Blancanieves” o “El indomable Will Hunting”.

– A mi me gusta “Fanny y Alexandra”. Está guay cuando le castigan al chico, y esas miradas…

– ¿Pero qué horterada es esa? – preguntó María – sois raros.

– Alexander, es Alexander, no Alexandra. – apuntó Alfonso.

– ¿Quien sabe a parte de Teresa quién hizo “Fanny y Alexander”.

Por primera vez se hizo el silencio.

– Bergman.

– ¡Bien! Alfonso. ¿Qué sabes de Bergman?

– Si es un cultureta del cine, el tío, pero le da palo y se lo calla.

– Podías callarte o te parto la jeta, Fer, amigos como tú… mierda en los calzoncillos.

– Pero es que eres gilipollas, te mola, pues es guay, te mola el cine, y ves hasta a esas pelis japonesas tan raras como el que hizo “El viaje a Chihiro”… que por cierto, mola mucho, pues es guay, si estos no les mola, que se jodan… A Jordi le molan los videojuegos, y a Paqui le mola la moda y esas chorradas, pues guay.

– Bien dicho Fer. ¿Quién es Alfonso?

– ¿Quién es quien? – contestó enfurruñado la pregunta del profesor.

– El director de “El viaje de Chihiro”.

– ¡Yo qué sé!

– Alfonso – insistió el profesor.

– Miyazaki, Hayao Miyazaki – contestó al final resignado

– Dinos algo de Bergman, Alfonso., que no me olvido.

El aludido suspiró resignado.

– Nada… está considerado como uno de los mejores directores de cine, es sueco, y dirigió pues “Fanny y Alexander”, y “El Septimo Sello”, y “Fresas salvajes” y “El manantial y la doncella” y un montón más…

– A mi madre le mola “Marcelino Pan y vino” – saltó Sandra.

– ¡Hala! una españolada.

– ¿Españolada? A ver, películas españolas antiguas. Tino.

– “Las niñas de la cruz roja”.

– Callad, hombre. Las chicas… “Las chicas de la Cruz Roja”.

– Pues yo me río con ella. A mi madre también le gusta. Y a mi abuela.

– ¡Y que tiene de malo?

– Es que es mala.

– ¿Te ríes?

– Sí pero…

– ¿”Los rompepelotas” es buena?

– No, profe, pero…

– ¿Pero qué? ¿”Los albóndigas” es buena? O “Fuga a las Vegas”. ¿”Viernes 13 5ª parte” es buena? ¿Qué es una peli buena?

– Pues la que tiene un guión de puta madre, y tiene una fotografía…

– Por ejemplo “El Árbol de la vida”

– Eso es un petardo.

– Pues a mí me gustó – terció Álex.

– Sois todos unos raros.

– ¿Qué película te debe gustar para no ser raro?

– Pues no sé, los “X men”, o …

– ¡Hala!

– Vale, vale. ¡Callad!

El profesor se levantó de la mesa sobra la que estaba apoyado, hasta que todos fueron callando.

– Vamos a ver, vamos a empezar con la selección de películas. ¡Calla Carlos! Eres una cotorra, coño. Y tú Felisa, no me le… eres tú peor que ella…

– Hala, Carlos es una chica… – corearon algunos.

Todos reían la equivocación del profesor. Pero Carlos en lugar de apoquinarse, se levantó y dio un paseo contoneándose.

– Vale, vale, quien tiene boca se equivoca. Carlos, siéntate anda. Y perdona por cambiarte de sexo. Felisa, tranquila que ha sido solo un error, puedes seguir disfrutando de tu hombre. Si el decano me pide voluntarios para hacer un desfile de modas de trajes de novia ya te lo diré – le dijo a Carlos – Con barba ibas a ser una novia cojonuda.

– Yo dispuesto profe. Dispuesta, perdón.

– Bueno, a ver. Que empezamos.

– Guay.

El profe miró su reloj..

– Perdón, empezamos mañana. Roger, calla un momento anda. Tengo unas ganas de saber que película has elegido tú…

– “Tora, tora, tora”, seguro – apuntó Iñaki.

– Pues no. No he elegido esa.

– “El Hombre tranquilo”

– Pues te jodes, tampoco.

– ¿Quién hizo “El Hombre tranquilo”? – preguntó Jesús a sus alumnos – ¿Sandra?

– Ni zorra.

– Alfonso.

– Joder que no soy una enciclopedia, que fama de friki…

– No te enrolles y contesta.

– John Ford. Otro de los grandes – dijo suspirando.

– A ver, por curiosidad, directores así famosos, de los considerados como maestros. De los grandes, como dice Alfonso.

– Spielberg.

– Más.

– Scorsesse.

– Bien, más antiguos. Fer, a ver lo que has aprendido de tu amigo.

– Hostias, que yo…

– Vamos.

Fer se quedó mirando a su amigo, para que le echara una mano. Alfonso le murmuraba un nombre, pero su amigo no le entendía.

– Dilo tú, joder.

– George Cukor, joder, o  Federico Fellini, Orson Welles y su Ciudadano Kane, Berlanga, o Bardem y su “Muerte de un ciclista”, Buñuel y su Viridiana. Billy Wilder. Franceses… Godard, Truffaut, Chabrol…

– Vale, vale. Otro día nos sigues ilustrando.

– Si es que es la leche, sabe la hostia – dijo Fer – yo alucino con él.

– Huy, hay tema… – picó Rosa.

– Idiotas – se defendió Fernando.

– Vale, dejad de hacer el bobo, anda. Porque diga alguien algo bueno de otro, no van a estar emparejados.

– Huuuuuuuuuuuuu – toda la clase hizo la ola a Alfonso y Fernando, pero estos pasaron del tema.

– Mañana empezamos. Cada día uno de vosotros nos trae una película. De cualquier género, país… y vamos a aprender a ver cada película desde los ojos del que la ha propuesto. Luego hablaremos del tema y demás. ¿Vale? Y recordad que ninguna opinión es más que las demás. Uno puede saber mucho de técnica de cine, o de directores, actores, pero sobre si una película le gusta a uno, solo el interesado pude opinar. Y todo es posible. Y digno.

– ¿Se pude traer porno?

– La madre que te parió, Tino, estás para ponerte una camisa de fuerza. ¿Así se está cuando uno se enamora? Ufffffff, no recordaba yo eso.

– Es que ya se le habrá pasado el amor.

– Calla, coño, que mi mujer está al llegar, no te vaya a oír.

La clase se echó a reír con ganas.

– No, no hay porno – quiso dejar claro Jesús, que no se fiaba de Tino ni de algún otro – Que tú eres capaz de traerla. Mañana empezamos. Y será por suertes, así que no os relajéis que os puede tocar a alguno de vosotros… Aquí están los sobres con vuestras elecciones y prentaciones. Faltan muchos, así que poneros las pilas.

Sonó el timbre.

– Justo a tiempo chicos, mañana más cine. Más cine por favor.

Pero esto último nadie lo escuchó porque toda la clase se levantó y empezaron a comentar lo que había pasado.

– Ni puto caso – murmuró sonriendo Jesús. Aunque se animó al ver a Fernando coger del brazo a Alfonso.

– Hay tema…

Jesús recogió sus cosas, entre ellas los sobres con las películas que ya habían elegido algunos de la clase. Se fue hacia la puerta, y echó una última mirada hacia la clase. Había sido un día agitado, con mucha algarabía, pero estaba contento.

Mañana más.

Y cerró la puerta tras de sí.

 .

 Preparados. Silencio al fondo, por favor. Toma de sonido directo.

Listos.

Cámara… Claqueta por favor…

¡¡¡Acción!!!

Anuncios

14 pensamientos en “I Semana del cine: un prólogo.

    • NO, PFE, no era la de Pablo Berger. Por cierto, posiblemente sea una de las películas de las que hable, pero no se lo digas a nadie.

      😉

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  1. Con la de prólogos que llevas ya…y que sigas siéndo capaz de crear momentos geniales como este. Me dejas sin palabras, sólo se me ocurre decir una vez más: Gracias.

    Abrazos.

    PD: No me puedo ir sin decir algo más. Si yo fuera el profe, a todos esos que no sabían quien era Miyazaki, como poco los dejaba sin recreo… 😛

    • Pero Pucho, hay que ser sinceros: a Miyazaki, no lo conoce nadie en España… A lo mejor a Kitano lo conoce alguien más… o no… De Koreeda no digo nada por si te enfadas… ains.
      😉

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      • Ayyy Tato, de verdad que no es por llevarte la contra, es que no me dejas más remedio, ¿como no va a conocer nadie a Miyazaki y a Takeshi Kitano?, lo que conocerán pocos son los nombres ( es que no conocemos el nombre de casi nadie ), pero me parece bastante complicado no conocerlos a nivel profesional. Ya no lo digo porque sean directores reconocidos y multipremiados (sin ir más lejos, la peli que citas ” El viaje de Chihiro” se llevó el oscar en 2002 a la mejor animación y el oso de oro de la Berlinale, no como animación si no en competición libre). Es que aunque no hubiésemos ido nunca a verlos al cine, Miyazaki es el director del estudio Ghibli y el creador junto con Isao Takahata de las series “Heidi”,” Marco”, “Ana de las tejas verdes”, “Sherlock Holmes”… Y Kitano en su versión showman, es el creador y presentador de “Takeshi,s castle”, uno de los concursos más imitados de la historia de la tele. En España hasta se estuvo emitiendo el original durante años bajo el nombre de “Humor amarillo”, ni en Japón lo pusieron tanto…Para mi que lo difícil es no conocerlos por algo.
        Cambiando de tema, estoy totalmente de acuerdo con Virginia, de hecho te lo dije una vez cuando empecé a leer “Una buena mañana…”. Muchas veces tus historias más que leerse se visualizan. Como guionista tienes un talento increíble. Te lo digo totalmente en serio. Lo que no te veo mucho es como profe, te falta mala leche… 😛

        Abrazos

        • Pero vamos a ver, Pucho.
          Conocer es conocer. Qué hayas visto Heidi no significa que conozcas a Miyazaki.
          Y que hayas visto “Humor amarillo” pues lo mismo de Kitano.
          A parte, pues hombre, sobre Heidi o Marco, no tengo objeción, pero sobre el humor amarillo… ejem.
          Pero siguen siendo completamente desconocidos.
          Sobre premios: ¿Alguien se acuerda de que película ha ganado este año el festival de San Sebastián? ¿Alguien el de Venecia? ¿Alguien sabe qué película ganó el Oscar a la mejor película en habla no inglesa? ¿Alguien sabe el ganador de la película de animación de este año?
          Así que siguen siendo desconocidos. Y no vale ver “Humor amarillo” para reivindicarlos.
          Lo que no me esperaba de ti, es que vieras Humor amarillo… confiesa…
          ¡Ja!
          que bien me lo paso.

          besos.
          muchos.
          envueltos.

  2. Madre mía, según iba leyendo lo que has escrito me sentía inmersa en una serie de estas de instituto tipo “compañeros” o similar.
    De verdad creo que serías un gran guionista.

    Me ha encantado la forma tan original de introducirnos en la semana del cine y me ha hecho pensar, ahora que se habla tanto del fracaso escolar, que si las clases fuesen un poco más parecidas a lo que has descrito en este prólogo, las estadísticas mejorarían notablemente.
    Igual también serías un gran profe, jeje.

    Un abrazo.

    • Virginia, ¿Tú crees que sería buen guionista? A ver si mi futuro está llenando las pantallas de cine y televisión de historias… quién me lo iba a decir a estas alturas de la película… jijijijiji.
      Un día escribiré una historia al respecto… sip.

      Pero si fuera profe, a lo mejor acabaría como el de “el club de los poetas muertos”. Sip. ¡Oh capitán, mi capitán!

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  3. Yo diria que si… que vas para guionista. Solo hay que ver en el tinglado que nos metes en clase. De los franceses: Godard, Truffaut, Chabrol… et Annaud, aunque no sea de los viejos. Añadiria: “Que buenos son que nos llevan de excursion”… mu bueno tu guion de clase. No se desmerece… bueno otro dia.

    • Pere, faltan algunos en los franceses, en los americanos y en los españoles.
      Nada, nada, a ver si alguien mee contrata y escribimos una serie o un par de películas.
      😉

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  4. Venga Tato…confesemos los dos, que tu también has visto Humor amarillo,¿ a que si? y te has reído, no lo niegues… 🙂
    En cualquier caso, guste más o guste menos, lo innegable es que Kitano inventó una fórmula televisiva de éxito mundial que fue imitada durante décadas, lo que tampoco es algo de lo que pueda presumir cualquiera. Es más, al contrario de lo que podamos pensar en España, o en Europa, en Japón no es una figura muy conocida o reivindicada por su cine, por muchos premios que se haya llevado con cartelito de “cine de autor” incluido por esos mundos. Para ellos es más que nada, una especie de quintaesencia de lo que llaman “comediante”, lo que viene a ser algo así como un bufón televisivo de humor inteligente, algo difícil de explicar porque tiene una mala equivalencia en España, y que de hecho es a lo que se dedica en su país la mayor parte del tiempo de programa en programa. Así que si, se puede reivindicar a Kitano desde el humor, o al menos ellos lo hacen. Con todo, reconozco que mi perspectiva es más occidental y a mi me interesan más sus pelis, “sonatine” o ” Hana-bi” por ejemplo, me encantaron.

    Abrazos

    • Qué no Pucho. Tú confiesa lo que quieras pero yo no. Al contrario. Puedo prometer y prometo que nunca he visto “Humor Amarillo”.
      Pero todo esto no ayuda a tus posiciones respecto a que estos dos hombres son conocidos en España. Y menos como cineastas.
      Así que Pucho, date por vencido.
      😛

      besos.
      muchos.
      enuveltos.

      PD. ¿Ver yo humor amarillo? uffffffffffff. Lo siguiente será decirme que veo Gran Hermano… 😛
      jijijijiji.

      • Pues no entiendo por qué te posicionas tan radicalmente en contra si como dices nunca lo has visto…Tiene un nombre esto.
        De todas formas que sepas que lo mío tiene una excusa, y es que cuando ese programa se hizo famoso en España, yo tenía poco más de diez añitos. Para lo que ya no tengo excusa es para explicar por qué ” Survive style 5″ que es una peli de humor japonés bastante más burro que lo de Takeshi y su castillo, es la película con la que más me he reído en mi vida, bueno, a lo mejor las malas compañías… 😛
        Pues a las malas compañías vuelvo, al menos durante dos semanas estarás de suerte 😉

        Abrazos

        • Bueno, bueno Pucho… a ver, que zapear siempre se zapea, y de verdad… pues no mee llamó como para ver más de 10 minutos. Y hombre, tampoco vamos a decir ahora que “Humor amarillo” es la quintaesencia del humor. Es un tipo de humor que no me gusta ni siendo japonés, ni siendo americano, ni español.
          Te recuerdo que en Japón hay internet. Sisisisisi. Me parece que están muy modernos últimamente y lo han puesto. Por si tienes la tentación de ponerlo de excusa para no cumplir aquí… hummmmmm.
          Disfruta.

          besos.
          muchos.
          envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s