I Semana del cine: “El Ángel exterminador” por Pucho.

TÍTULO ORIGINAL El ángel exterminador
AÑO 1962
DURACIÓN 90 min
PAÍS México
DIRECTOR Luis Buñuel
GUIÓN Luis Buñuel & Luis Alcoriza
MÚSICA Raúl Lavista
FOTOGRAFÍA Gabriel Figueroa (B&W)
REPARTO Silvia Pinal, Enrique Rambal, Jacqueline Andere, José Baviera, Augusto Benedicto, ClaudioBrook , César del Campo, Antonio Bravo
PRODUCTORA Uninci y Films 59 / Producciones Alatriste
GÉNERO Drama/ surrealismo

El ángel exterminador” es una película a la que le tengo un gran cariño. No sólo porque me parece una auténtica obra de arte del cine, sino porque es para mí algo así como un icono de la infancia, un fetiche.

La vi por primera vez por la tele siendo bastante enano todavía y recuerdo haberme quedado junto con mi hermana (dos años menos peque que yo) pegados los dos a la pantalla, fascinados por aquel título, que nos resultaba tan misterioso como terrorífico. Tal fue la atracción que generó en nosotros, que a pesar de que esa inicial propuesta en blanco y negro nos daba la impresión de película antigua y aburrida, no nos movimos ni un milímetro hasta el final. Y no nos decepcionó, de hecho pasamos años acordándonos de ella.

El argumento es el siguiente: En una lujosa mansión, los Nóbile celebran una cena para sus amigos de la alta sociedad. Antes de que comience, casi todo el personal de servicio abandona la mansión empujados por una necesidad de salir, que resulta de algún modo inexplicable. A pesar de todo, la cena se acaba desarrollando con relativa normalidad. Pero cuando llega el momento en el que cada uno debe volver a su casa, nadie puede hacerlo. Nada lo impide, simplemente no pueden. A partir de ahí, los invitados iniciarán una convivencia forzosa, recluidos en el salón, frente a una puerta abierta que no pueden traspasar. Inmersos en bucles que rozan lo paranormal, van trazando caminos que alternan la vigilia con el sueño, lo real con lo surrealista, quedando finalmente atrapados en la realidad de su propia naturaleza.

Una de las cosas sorprendentes de la película es comprobar que a pesar del tiempo transcurrido, sigue manteniendo una extraordinaria vigencia. Casi 40 años antes de que millones de espectadores en el mundo asistiesen fascinados al enigmático encierro de un grupo de personas en una isla, escapando y volviendo a caer en ella, rodeados por un mar de fenómenos inexplicables que los enfrenta a sí mismos, en la ya mítica serie “Lost “. Luis Buñuel encerró en un salón a sus escogidos, rodeados de sus propios enigmas, mientras dejaba paseando por la mansión un rebaño de corderos y un inexplicable oso pardo.

El otro gran valor de esta película es que sin ser para nada oscura ni difícil, posee una gran riqueza narrativa. De forma consciente o inconsciente, Buñuel lanza al aire multitud de cuestiones que generan otras tantas lecturas distintas. Para mí la más evidente es una crítica directa a la clase burguesa, cuyos individuos permanecen encerrados y aislados del mundo, mientras los demás, en el exterior, tampoco pueden entrar. Critica su pretendida superioridad moral, al mostrar a varios de los personajes lanzando afirmaciones tales como que la gente del pueblo no siente el dolor de la misma manera que ellos porque sienten como animales, para contrastarlo después con la exhibición de su progresiva degradación humana, retratándolos casi como bestias, a penas capaces de disimular lo primitivo de su naturaleza, escondida tras una cortina de convencionalismos sociales. Igualmente veo una crítica a la moral religiosa y a la propia Iglesia. También una reflexión sobre la manera en la que afrontamos nuestros miedos y pasiones, sobre hipocresía y egoísmo, sobre víctimas y verdugos… Una multitud de interpretaciones posibles, seguramente tantas como espectadores la hayan visto. Me parece una película totalmente recomendable, con independencia de la edad que se tenga, desde la diversidad de gustos o creencias, al que todavía no la conozca, le animo a descubrirla y a descubrir con ella su propia mirada.

.

Anuncios

14 pensamientos en “I Semana del cine: “El Ángel exterminador” por Pucho.

  1. Coincido con el comentario. Vale agregar que las concepciones antiburguesas y especialmente la irreligiosidad eran los temas principales de Buñuel.

    Y me permito agregar un recuerdo personal. Después de haber visto esta película, a la salida del cine los espectadores bromeábamos: “¿podremos salir de aquí?”.

  2. Una reseña fabulosa, me ha encantado. Muchas gracias

    Buñuel forma parte esa lista de intelectuales que nunca quisieron serlo. Admirado por mi entre otras razones porque formaba parte de los exiliados antifranquistas, y, por tanto, vetados por el régimen, lo cual era toda una garantía de calidad en aquellos tiempos. Así que fui conociendo su filmografía en la clandestinidad y no fue hasta el postfranquismo que pude disfrutarla en salas comerciales.

    Creo que esa es una de sus mejores películas.

    Un abrazo.

  3. Los sofistas griegos decían que el hombre entra en catarsis cuando está al borde de un abismo inesperado, creo que Buñuel lleva las situaciones humanas a esos abismos, donde los instintos prevalecen frente a la racionalidad porque el calandino si algo aborrece es la falsa moral.

    Para mí esta es una de las producciones de Buñuel que mejor retrata su idea de una sociedad necesitada de aire justo. Como aragonés me siento orgulloso de que mi país sea cuna de directores como Buñuel, Borau, Forqué, Saura, Segundo de Chomón o Florián Rey y que el cine corra pues por nuestras venas.

    La película exhibe dos pilares fundamentales en el carácter de Buñuel su socarronería netamente aragonesa y sobre todo su idea anticlerical y de desdén hacia una burguesía llena de podredumbre.

  4. Recuerdo esta película pero de una forma muy difusa. Creo que debo volver a verla.
    Por curiosidad le he dado un repaso a la vida de Buñuel, ¡qué vida más interesante! Y me he dado cuenta que compartimos día de cumpleaños, jeje.

    Como siempre, tus reseñas, impecables. Es un placer leerlas.

  5. Muchas gracias por vuestras aportaciones y vuestras ideas, habeis conseguido que esta película sea más especial para mi todavía. Gracias

    Abrazos

    • Pere, yo creo que a veces casi es mejor no entrar a valorar quien es el director de una película ,o los años que tenga, o la nacionalidad o lo que sea, porque nos llenamos de ideas preconcebidas que igual ni se cumplen. Y creo que con ésta vale la pena olvidarse de todo y simplemente verla.

      Un abrazo

  6. Yo haría una lectura más amplia. Nos centramos en la burguesía, podríamos hacerlo en la nobleza, con los mismos resultados… ¿Y por qué no lo hacemos en los músicos? ¿O en los del cine? ¿O en los médicos? ¿O en la clase trabajadora? ¿O en los de cuarenta años? ¿De verdad funciona la comunicación y comprensión entre grupos determinados de personas? ¿Y entre los cultos y los menos ilustrados? Esos burgueses dicen que “Los otros, los trabajadores no sienten igual, porque son animales” ¿Y qué dice el proletariado de los burgueses? A lo mejor algunos quieren salir de esa habitación y juntarse pero ni los suyos ni los otros les dejarían.
    Esas líneas imaginarias que no pueden traspasar, también podemos verlas en nosotros. ¿Por qué no somos capaces de decir a Edmundo que nos gusta? ¿Por qué no podemos mandar a tomar viento a esa familia a la que no aguantamos? ¿Cuántas veces nos imaginamos tomando decisiones, y luego no podemos pasar esa línea imaginaria?
    Quizás en realidad hablamos de miedos. Colectivos o individuales.
    Posiblemente Pucho, has elegido la película que más he citado en relatos e historias. Porque como viene a decir Silvia Pinal, puedes ver lo que te de la gana en esa película. Eso es lo bueno de las grandes historias. Que tienen tantas vértices que cada uno se pude agarrar a uno distinto.
    Gracias como siempre por participar en estas aventuras.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

  7. En principio coincido con lo que dices, si hablamos de naturaleza humana, está claro que en último caso, venga de donde venga, en todos es la misma. Sin embargo, teniendo en cuenta que hace 50 años la clase media era casi una rareza, y la sociedad estaba básicamente representada por una mayoría de “pobres” y algunos ricos, si Buñuel hubiese escogido en lugar de ese grupo de burgueses a un grupo pongamos de obreros, habría tenido que contar una historia distinta. Ya no habría elegantes trajes de fiesta que se convertirían en harapos, ni modales exquisitos dando paso a los más bajos instintos, a lo mejor los obreros despreciarían más todavía a los burgueses, pero jamás irían hablando con esa prepotencia y alegría de que los otros parecen más animales que personas, sería un desprecio diferente,con lo cual esa equivalencia se perdería. Tampoco irían corriendo los curas a dedicarles una misa . Y además, ¿a que sociedad dejaríamos esperando fuera?,¿a quien le iba a importar que esos desgraciados salieran o no salieran?, ¿y quienes iban a huir perseguidos a tiros por la policía?, ¿los burgueses ?…. Al final la película de los obreros hubiera sido totalmente distinta, no porque su naturaleza se diferente, si no por que lo es su realidad social. De hecho para mi esa es una de las principales lecturas de la película, una afirmación de que la clase social alta no equivale a una naturaleza humana más elevada, y esto sólo son los privilegiados los que lo ponen en duda.
    En cualquier caso, como dije en la reseña, también me parece que uno de los grandes valores de esta película es precisamente que cada uno ve en ella una historia distinta, a lo mejor por la forma en la que tenemos de ver la sociedad cada uno.

    Un abrazo

    • Pero Pucho, yo no pretendo decir que Buñuel hubiera podido hacer la película con otro grupo de personas. Sería otra historia diferente. Yo solo digo que a la hora de interpretarla, se pude ampliar el abanico, y no circunscribirlo a una determinada clase o grupo social.
      Al final somos todos muy corporativistas. No nos mezclamos tan fácil con otros grupos.
      No sé.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s