I Semana del cine: “Farinelli il Castrato” por Dídac.

FARINELLI IL CASTRATO

  • Género: Drama
  • Título: Farinelli Il Castrato
  • Año del estreno: 1994 Bélgica, Italia, Francia y EEUU.
  • Director: GérardCorbiau
  • Actores: Stefano Dionisi (Carlo Broschi – Farinelli), Enrico Lo Verso (Riccardo Broschi), Elsa Zylberstein (Alexandra), Jeroen Krabbé (George Frederic Handel), Caroline Cellier (Margareth Hunter), Renaud du Peloux de Saint Romain (Benedict), Omero Antonutti (Nicola Porpora), Marianne Basler (Condesa Mauer) Pier Paolo Capponi (Broschi) Graham Valentine (Príncipe de Gales), Jacques Boudet (Felipe V), Delphine Zentout (joven admirador), Jo Betzing y Josef Betzing.

Quiero empezar este recorrido por la película aclarando que poco o más bien nada tiene que ver la trama con la vida real de Carlo Broschi-Farinelli, Castratto italiano del XVIII. Parece, según los historiadores del tema, que Broschi, de familia acomodada, sufrió una caída del caballo lo que obligó a la medicina de la época a realizar la intervención que le convertiría en un castrati, práctica que quedó abolida pero que se seguía realizando en la clandestinidad. La operación no la realizaba un médico necesariamente. En muchas ocasiones la practicaba un barbero, con ausencia en muchos casos de la más mínima higiene, que hacía contraer a los niños enfermedades que les conducían a la muerte. Como se puede ver en el flash backde la película, se bañaba al niño en una tina de leche cuando se le destruía el tejido testicular, no solía haber amputaciones aunque………….

Y todo con el objetivo de preservar la voz aguda de un niño después de su pubertad. Y todo esto viene porque a un Papa se le ocurre en el siglo XVI prohibir la entrada de mujeres en los coros de las Iglesias, como siempre la Jerarquía eclesiástica apoyando a la mujer….

La cinta se construye en torno a la figura de Carlo Broschi, sin duda el Castratto más famoso de la historia de la música. Su voz gozó de gran fama en la Europa de la época. Aquí se desarrolla una supuesta rivalidad con Hendel que ya es compositor mayor de la corte real inglesa en la que ambos sienten mutua admiración y a la vez mutua animadversión.

En el recorrido que la película hace por el siglo XVIII es admirable la brillante reproducción que consigue no solo de decorados teatros y personajes, sino también de la magnífica utilización de instrumentos de la época. La película se estrena en 1994; yo tenía cuatro añitos así que no me acuerdo del estreno. Pero es importante significar que se comienzan a emplear tecnologías digitales en la confección de la banda sonora del film lo que la convierte en cierta manera en una producción pionera en este campo. Como curiosidad en algunas de las interpretaciones se fusionan la voz de un contra-tenor y una mezzo, para dar todo tipo de coloraturas(voz aguda generalmente femenina capaz de ajustar pasajes rápidos y de gran dificultad porque están en el registro extremo superior); evidentemente el protagonista, Stefano Dionisi, no canta pero hay que darle un cierto merito en la ejecución del playback.

Como historia pues tenemos de todo: Farinelli el bueno, su hermano prisionero de la conciencia, pero que se aprovecha y culmina las conquistas amorosas del cantante. A Hendel le ha tocado el papel de malo de la historia y una serie de personajes que van de la mano de esta supuesta lucha musical entre la voz del destino y el creador de la música de ese destino.

Para mí es una cinta que resulta emocionante, por la combinación de una música audaz, como es la del siglo XVIII, junto con la perfecta representación del fasto de una época donde solo unos pocos podían disfrutar de la belleza extrema de un personaje como Farinnelli. Evidentemente debemos felicitarnos que la humanidad avance en conocimiento y no necesite ya de la brutalidad para conseguir preservar una voz maravillosa, que actualmente las hay y de gran belleza.

El verdadero Broschi fue la sensación de la corte de Felipe V, el primer monarca de la dinastía borbónica, que es de suponer amenizaba con la música de Farinelli la firma de decretos de ajusticiamiento contra los pueblos rebeldes derrotados en la guerra de sucesión y a los que había sometido, como dice el decreto de nueva planta, “por derecho de conquista”.

La película fue nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera, y ganó el Globo de Oro también a la Mejor Película Extranjera. La voz musical es la soprano polaca Ewa Małas-Godlewska (nacida en 1957), y como indicaba anteriormente se mezcló con la voz del tenor norteamericano Derek Lee Ragin, para así conseguir el tono de voz de un Castratto. Solo hay una canción en la película en la que su voz no fue mezclada, esta es Lascia Ch’io Pianga, que os traigo para que escuchéis; a mí me parece que es un aria de una belleza envolvente. Canta Ewa Małas-Godlewska