I Semana del cine: “Mother” por Pucho.

MOTHER de Bong Joon-ho

 

TÍTULO ORIGINAL Madeo

TÍTULO INTERNACIONAL Mother

GÉNERO Thriller

PAIS Corea del sur

DURACIÓN 128 minutos

AÑO 2009

DIRECTOR Y GUIONISTA Bong Joon-ho

SINOPSIS: Una chica aparece asesinada en una pequeña comunidad rural. La policía culpa a la última persona a quien se vio con ella: un chico que a pesar de sus 27 años, tiene la mentalidad de un niño. El chico es huérfano de padre y ha crecido sobreprotegido al lado de una madre que tiene por ese hijo un amor incondicional, casi obsesivo. Él lo representa todo en su vida. A partir de ese momento la madre emprenderá una cruzada sin límites por demostrar la inocencia de su hijo.

Esta propuesta podría parecer una historia más de otra madre coraje, y lo es, pero es también mucho más. Recuerdo haberme quedado totalmente atrapado en medio de una intensidad narrativa que iba en aumento a medida que avanzaban los minutos, de alternar ratos de intriga agobiante, con otros desesperadamente emotivos, de haberme hecho a mí mismo muchas preguntas a partir de esa confrontación entre la verdad, la justicia y el amor que plantea la película, y de quedar finalmente sumergido en un sentimiento de inquietud inexplicable.

Mother” presenta elementos de suspense presentes en el cine de Hitchcock, pero sale de los límites propios del género y emparenta con el nuevo thriller coreano, muy en auge en los últimos años de la mano de directores como Park Chan-Wook (el creador de la famosa trilogía de la venganza ), Kim Jee-Woon (“I saw the devil”, “A tale of two sisters”…), o con la estrella emergente de Na Hong-jin (“The Chaser“ y ”The yellow sea” ). Quizás no hayan reinventado el cine de intriga, pero han conseguido darle una dimensión nueva y fascinante

El enorme éxito de público y crítica que han alcanzado en estos últimos tiempos, tanto en el continente asiático como en los numerosos pases de festivales de cine de todo el mundo (las dificultades a nivel de distribución complican su acceso al gran público de otros continentes), se cimenta en el magnetismo de su gran riqueza narrativa. No parten de planteamientos complicados, pero nunca resultan obvios, sorprenden mediante elipsis y giros argumentales nada predecibles, y acaban culminados en finales casi siempre contundentes, inesperados. Su uso de la violencia tiene también personalidad propia. Se presenta en clave muy oriental, de forma explícita, y sin embargo causa más desasosiego por la agresividad emocional que transmite que por lo que realmente puede verse en pantalla. Pero lo que a mí más me atrae de estas propuestas, su mayor atractivo, está en su enorme capacidad dramática, que viene de la mano de unos personajes verdaderamente humanos, emocionales, intensos, a menudo excesivos, tan directos como ricos en matices. Poseen con frecuencia un perfil menos estático y acartonado que sus homólogos occidentales, cambian al tiempo que lo hacen sus circunstancias, evolucionan y se llenan de contradicciones, llevando la natural empatía del espectador a límites difusos.

Todo esto y más está presente en “Mother”. A excepción quizás de la violencia, que en este film es menor y menos explícita que en otros ejemplos del género. Está igualmente presente pero de una forma casi sugerida, lo que no hace sino conseguir dar mayor relevancia al resto de las virtudes de la película. Lo mejor es una vez más la marca de la casa, los personajes. La madre, que no se detiene ante nada, transmite una fragilidad conmovedora. Es radicalmente visceral, pasional hasta el límite, pero posee un fondo en el que se adivina una frialdad inquietante, impredecible, y que contrasta con ese hijo que provoca la inquietud contraria, la de un ser totalmente vacío e inexpresivo.

Otra de sus grandes cualidades es que, a pesar de toda la rotundidad de su planteamiento, la película no renuncia a los pequeños detalles, a ser contada en retazos de emociones sutiles, a pequeños momentos de poesía arropados además por una fotografía y una banda sonora verdaderamente brillantes.

En definitiva, si todavía no habéis caído rendidos ante el cine coreano, ésta es una buena forma de darle esa oportunidad que sin duda merece.

Os dejo el tráiler oficial, creo que da una idea bastante aproximada de su contenido. Está con los subtítulos en inglés, pero no representa un obstáculo para entender la propuesta. La película puede encontrarse tanto con los subtítulos traducidos y también en versión doblada. Aunque en este caso se hace evidente, como en otros muchos, que es mucho más recomendable afrontar un pequeño esfuerzo de lectura.