Navidad 2012 – Relato: “El Príncipe Tornil”, por Dídac y Lorién.

EL PRINCIPE TORNIL, por Dídac y Lorién.

Todo estaba preparado. Un año más la corte del príncipe Tornil, se disponía a cumplir con su cometido, era el punto y final a la Navidad, la noche del 6 al 7 de Enero. Desde su castillo de la montaña roja, donde la nieve nunca llega a la cota fina, el príncipe Tornil emprendía su cabalgar en las nubes a lomos de su gran Camello alado.

El gran príncipe Tornil, pertenecía a una de las estirpes más importantes de la realeza navideña, pues era primo hermano de Baltasar, Melchor y Gaspar, aunque no tenía la dignidad de rey, ya que su título era de Príncipe quizás porque su labor era la de poner punto y final a la Navidad y dar cobijo y amparo a aquellos detalles que una vez pasada ésta, nadie tenía en cuenta.

Quien le conocía quedaba admirado de su porte, de sus grandes ojos verdes, su pelo castaño y su mirada de calor. Durante todo el año supervisaba personalmente que todo estuviera listo para la noche de su salida, aquella que pondría final a la Navidad de cada año y así desde hacía muchos, tantos, que nadie recordaba cuando empezó a verse al  príncipe Tornil por las noches estrelladas la noche del día 6 al 7 de Enero.

Y llegó el momento, cuando el sol se escondía entre las nubes de algodón rosa que rodean el palacio, el príncipe Tornil, salió con su camello alado, una año más cumpliría su misión, poner punto y final a la Navidad, el recoger y dar cobijo a todas las cosas que los seres humanos damos por concluidas al terminar las fiestas, cada año su trabajo se hacía más intenso, pero el príncipe tenía gran tesón, “este año” – se decía a sí mismo – “seguro que son muchas más la figuritas de belén a las que hay que dar cobijo, y a esas bolas del árbol que son abandonadas por que se han pelado, también las cintas y las piñas y las casitas del belén que cambian los humanos porque se quedan viejas, hasta tendremos que dar asilo a todos los soldados de Herodes que son cada año enviados a la basura.”

Y ese era el gran cometido del príncipe Tornil, recoger y dar techo a todos los adornos de navidad, que una vez pasaban las fechas, eran desechados por sus dueños, abandonados y olvidados, durante todo el año en los grandes salones del palacio del príncipe se les devolvía el esplendor, y minuciosamente se ordenaban para estar a la vista y que fueran útiles de nuevo. Durante el mes de octubre Tornil recibía la visita de sus ilustres familiares de la realeza navideña, Melchor, Gaspar y Baltasar y también otros amigos como la Bruja Befana que venía desde Italia –el príncipe Tornil la quería mucho- y Papá Noel que cuando no puede venir porque está con gota por su glotonería manda a los duendecillos de embajada al palacio del príncipe Tornil y así recoger aquellos adornos que una vez restaurados, volverán a lucir en muchos hogares.

Una noche más pondría final a la Navidad, recogiendo los adornos, las luces, los juguetes rotos, las bolas del árbol y también los abetos artificiales que cuando empezaban a estar viejos acababan fuera de cada casa. Pero Tornil estaba triste, porque antes eran muy pocos los sentimientos de bondad que recogía y aquellos hombres y mujeres los guardaban mucho tiempo, pero ahora….se daba cuenta que cada vez más ya en la madrugada del día seis eran muchos los que ya se abandonaban, y los almacenes de su palacio que antes no tenían problemas para guardas estos sentimientos y bondades y una vez restauradas eran devueltas, pero últimamente nadie pedía como antes estos regalos, así que, el príncipe Tornil sabía que los años venideros serían difíciles, aunque él estaba acostumbrado a una labor sorda y complicada, pocos lo conocían, nula era su popularidad y muy crítica su opinión sobre el despilfarro de los humanos y su hipocresía con los verdaderos sentimientos. Pese a todo miro el cielo crepuscular con el sol escondiéndose entre las nubes y cogió las riendas de su camello alado y salió a poner punto y final un año más a la Navidad.

Anuncios

Un pensamiento en “Navidad 2012 – Relato: “El Príncipe Tornil”, por Dídac y Lorién.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s