Nico se despereza.

jimmy201212-despertar

A Nico siempre le ha costado levantarse. Desde pequeño su madre luchaba con él todos los días para que llegara al colegio. Hoy Nico, a sus 24 años sigue luchando con sus pocas ganas de comenzar el día. Ahora además, lo debe hacer solo. Buscar las fueras para encarar un nuevo día y conseguir llegar al trabajo, para poder ir después a la universidad.

Durante un tiempo, Tomás le empujaba de la cama cada mañana a las 6. Lo tiraba literalmente de ella. Una vez que incluso en el suelo seguía medio adormilado, le tiró a la cara el vaso de agua que todas las noches llevaba a la mesilla de noche. Aún hoy en día, y eso que ya han pasado dos años de aquello, Nico sonríe al recordarlo. Porque iniciaron una lucha de almohadas y acabaron besándose entre risas y otras carantoñas. Ese día, Nico llegó tarde a trabajar. Pero su jefe no le dijo nada, al verle la luz que desprendía cuando llegó.

Pero la vida no es fácil ahora y Tomás tuvo que ir a buscarse la vida a Canadá. Y Nico tuvo que quedarse en Burgos.

Nico, ahora, mientras despierta y se mete en la ducha para llegar a la cafetería en dónde trabaja por las mañanas, sueña con el reencuentro. Con Tomás mordiéndole la oreja antes de empujarlo al suelo. y como al pasar le gira un poco y le da un pequeño-gran azote en el culo, que resuena en toda la casa y Nico se queja con voz melosa.

Y sonríe.

Y a regañadientes se levanta. Como ahora… pero no es lo mismo, porque Tomás no está. Se para antes de llegar al cuarto de baño recordando la conversación de la noche anterior con él, por skype. “Qué guapo está el condenado”. Pero el despertador de seguridad le recuerda que la ducha le espera y su jefe. “Luego recordaré”. Y sonríe. Y abre el grifo del agua.

Anuncios

8 pensamientos en “Nico se despereza.

  1. Me duele que Tomás no estuviera nunca en mi cama para despertarme, yo soy como Nico me cuesta horas despertarse completamente. Mis primeras horas del día son muy malas…

    Una narración preciosa.

    Un abrazo.

    • Vaya, PFE, ya siento que Tomás no estuviera en tu cama. Aunque Nico creo que no piensa lo mismo… jijijiji.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s