I Semana de la música: Obertura “1812” de Tchaicovsky.

Vamos a ver. No sé muy bien que traeros… aunque ya en el título, que pondré después, claro, vosotros si sepáis que música he elegido al final.

Son muchas las piezas que podría elegir.

Sí, ya me he decidido.

1812.

jimmy190513-portada 1812

Sí, porque fue una de las primeras piezas que descubrí. Cuando era peque y buscaba entre los discos de mis hermanos. Fue de esas que me llamaron por su espectacularidad. Tenía mi hermano mayor un disco. Si no recuerdo mal era la 1812 y el Lago de los Cisnes. Pero… 1812… me conquistó. Corrijo, era Cascanueces la pieza que acompañaba a la obertura 1812. Ante la evidencia de la portada, uno debe corregir.

¿Qué cuenta? Pues cuenta la invasión de Rusia por los ejércitos de Napoleón. Y luego, la reconquista de los ejércitos del Zar. Puedes ir recreando al escucharla quién gana… al principio algunos compases de “la Marsellesa” marcan la victoria de Napoleón; y luego, “Dios salve al Zar” marca los tiempos en que los ejércitos franceses se baten en retirada.

Empezamos recreando la vida tranquila y maravillosa en los campos rusos. Os podéis imaginar a las mujeres preparando la comida mientras sus maridos siegan los trigales, y los niños juegan o ayudan a sus padres a recoger la paja.

Pero de repente… ¡Bum! A lo lejos se vislumbra el peligro. Mensajeros anuncian el avance de los ejércitos napoleónicos. Algunas columnas de soldados heridos viajan penosamente hacia la retaguardia… en busca de tranquilidad y ayuda médica. Los ejércitos enemigos se acercan… ¡Vamos a luchar contra el invasor! ¡Ganaremos! Pero… nadie puede contra el ejército de Napoleón.

Arrasan todo por dónde pasan. Destruyen, queman, matan, violan…

Podéis sentir la desesperación de los campesinos al ver arruinados sus campos. Las lágrimas de las mujeres al ver morir a sus maridos y verse solas con sus hijos. Y luego… la esperanza de que las cosas puede ir a mejor, la esperanza de la victoria sobre los invasores. Los cañones rusos protegiendo el avance de su infantería. Y por último, sentiréis la alegría de la victoria, la alegría de recuperar su vida, como vitorean a sus soldados que vuelve victoriosos. Las campanas, el júbilo del pueblo… los cañones de nuevo…

Emocionaros, coño. Qué estáis solos, que no os ve nadie…

La versión aquella que tenía mi hermano era con cañones de verdad y con campanas de iglesia repicando. Una maravilla.

Si habéis visto “V de Vendetta”, cuando estalla el parlamento inglés, esa música tan maravillosa que te eriza el pelo de los brazos… eso es la Overtura 1812 de Tchaicowsky.

Tchs. Escuchad. Desde el principio ¿eh?

1ª Parte:

2ª Parte:

Obertura 1812 de Tchaicovsky.

Orquesta: Joven Orquesta Sinfónica “Teresa Carreño” de Caracas – Venezuela.

Dirige: Manuel López-Gómez.