I Semana de la música: Dídac nos habla de la guitarra.

Debo confesar que cuando escucho una guitarra, muchas veces la asocio con el agua de una lluvia de tormenta al impactar en la tierra, me pasa eso de asociar determinadas cuerdas con el agua. Os confesaré que con el Arpa me ocurren sentimientos similares, aunque aquí es como si esas gotas caen sobre más agua.

La Guitarra es esa caja de resonancia maravillosa que te muestra lo más profundo de un quejido y de igual manera se eleva a lo más altivo de una carcajada, la guitarra es pasión, alegría, es bulería y adagio, es jota y folk, posiblemente es uno de esos cofres donde mejor se guardan esos tesoros distintos que acaban siendo las partituras. Su universo es tan grande que puedes ir de galaxias como Carlos Santana y su versión más eléctrica hasta Granados con ese leve movimiento tan sensual de una mueca frente a una fachada encalada y resplandeciente por el sol.

Cuando oyes a los franceses, dicen aquello de que el amor y sus lenguajes tienen como banda sonora esa acordeón del París de cabaret y noche de luz. Andan muy equivocados, el amor tiene más sonido de guitarra en la luz y también en la oscuridad es zambra y es un recuerdo de la Alhambra, sin olvidar que el amor es también contemplar una puesta de sol escuchando a Paco de Lucía y sus aguas imposibles, que son maravilla para los oídos. Y como no, la guitarra es un jardín con colores tenues de invierno, con verdes de primavera y amarillos de verano, con hojas secas de otoños en un alma llamada Aranjuez.

.

 .

La verdad que Mattias Jacobsson es un gran guitarrista sueco, sensible, excelente persona y además enamorado de España y de su música, pone pasión y oficio cada vez que interpreta una pieza de guitarra española. Que mejor que el concierto de Aranjuez, una obra bellísima emocionante y con notas que son caricias para el espíritu. Joaquín Rodrigo era un compositor poeta que escribió el amor con notas musicales. La historia de la música tiene en él uno de sus mejores ángeles y una persona cuyo tesón es digno de admiración.

Muy probablemente la guitarra sea la esencia mediterránea más variopinta. La guitarra, como decía Rubén Darío, hace pintar miradas. Nuestro oído se acomoda con la música y muchas veces encasilla un instrumento en un determinado estilo musical. A muchas personas les pasa eso con la guitarra, que la asocian al flamenco y sin duda hay sonidos del flamenco que son auténticas obras de arte, pero también mucho antes de la zambra y la solea, hubo guitarra en lo sublime como la de el concierto de Antonio Vivaldi. Concierto para guitarra y cuerdas en Re mayor que interpreta John Williams otro maestro de la guitarra, y en un escenario como los Reales Alcázares de Sevilla

.


.

Muy probablemente cuando estéis leyendo, os asaltará la mente un montón de piezas y diréis eso de: “Pues podía haber hablado de Asturias de Albéniz o de las danzas de Turina o de Falla o de las fusiones de Quetama o lo que para la generación de mi padre supuso Triana”. Pues de eso se trata de que cada cual incorporé una pieza que le guste, la busque y la escuche y ponga en marcha esa sencilla maquinaria de sonreír.

Eso es lo que yo hago con Antón García Abril. Me pasa porque es una excelente persona, un músico genial. Me pasa porque es paisano mío, lo cual me enorgullece. Me pasa porque además ejerce de aragonés y si ya me quedé embobado cuando escuché por primera vez piezas de tanto talento como El hombre y la Tierra o como Divinas Palabras, que voy a decir del concierto mudéjar, que tuve la suerte de escuchar en la Catedral de Teruel bajo su dirección; pues emocionarme y enorgullecerme y disfrutar de este universo de cuerdas conde violines, cellos y violas enamoran y se dejan enamorar por la guitarra.

.

.

Una de las ventajas que tiene la guitarra es que te permite saltar de una pieza que te lleva al misticismo envolvente a una noche de media luz, ambiente propicio y sonido mágico de jazz, y en ese aspecto a mí me emociona mucho Charlie Byrd. Como dirían en una peli de vaqueros de esas que no me han gustado nunca porque yo siempre iba con los indios: Al “buen Charlie” me lo presentó mi padre cuando yo todavía llevaba pantalones cortos e iba al colegio de la mano de alguien, y desde entonces el buen Charlie y yo hemos compartido muchas noches de apuntes y de algún que otro tabaco de ese que te lías a las doce de la noche. Este genial guitarrista norteamericano nos dejó en 1999 pero siempre nos queda esa marea de acordes y trastes sonoros con la fusión del Jazz más canalla que es el que me gusta a mi.

.

.

Y tendré que terminar más que nada porque tatojimmy va a pensar que capitalizo su espacio y nada más lejos de mi intención. Quiero hacerlo como no, con Francisco Tárrega, nuestro gran compositor de Guitarra, ese desconocido para muchos y admirado para los que consideramos que la música es algo que se forja en el alma y que cuando sale y entra de nuevo en ella te hace mejor.

Francisco Tárrega nació en Villareal de los Infantes, actual provincia de Castellón y fue sobre todo un estudioso de la música. Tuvo una maravillosa amistad con compositores como Granados, Albéniz, Chapí o Debussy y nos envolvió en maravillosos sueños de la Alhambra y en Danzas moras exquisitas. Claro que para muchos modernos y Chonys de centro comercial Tárrega que no saben quién es, pone una nota de color en su vida aunque sea a través del móvil, bueno yo prefiero está versión del Gran Vals que la de Nokia.

.

.

Por último me vais a permitir que me acuerde de una persona especial que aprendió a tocar la guitarra de oído y que aunque tiene tres hijos músicos, ninguno toca tan bien el “Romance Anónimo”.

Anuncios

3 pensamientos en “I Semana de la música: Dídac nos habla de la guitarra.

  1. Desde luego la guitarra tiene un encanto especial y hay quien sabe sacarle sonidos maravillosos y transmitir emociones de una forma inmejorable… Me encanta topar con gente como ese interprete del “Romance Anónimo” que mencionas… Conozco un caso parecido.

    Por cierto, Vivaldi escribió esas obras para laúd y mandolina, como es lógico, pero las interpretaciones a la guitarra son preciosas.

    Un abrazo.

    • Si PFE, pero encontrar de unos 100 años a esta parte concertistas de Laud no resulta fácil haberlos haylos pero………………..
      Un abrazo

  2. Fíjate que a ninguno se nos había ocurrido antes hablar de la guitarra, con lo importante que es en nuestra música. Aunque has venido a cubrir ese olvido con creces. Ha sido un repaso por lo que es la guitarra y sus distintas facetas muy completo e interesante. Y con piezas estupendas.
    Para la siguiente semana de la música, podríamos incluir ese aspecto erótico que tienen algunos instrumentos, por su forma y demás. Ya, ya se que escandalizará a algunos, pero… creo que es un aspecto interesante y del que apenas se habla
    😉
    Estoy esperando ya tu contraportada a esta Semena de la música. Además si no me equivoco, será justo en el día de la música.
    Muchas gracias de nuevo por colaborar conmigo.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s