Edu. Uno de los protagonistas de “Tómate otra”, mi primera novela.

jimmy220613-tomate otra portada

Edu.

Hay personas que son capaces de dominar los tiempos de la vida. De ir haciendo en las etapas lo que deben hacer. De romper con las ataduras, las de fuera y las de dentro.  No tienen ningún reparo de apartar a la familia cuando estorba, a los amigos que son una rémora. Son capaces de romper sus propios miedos o incluso de romper sus mundos particulares, las burbujas en las que tendemos a refugiarnos.

Edu no era uno de esos.

Se pasó los primeros treinta y tantos años viviendo la vida de sus padres. Se quedó en casa y les cuidó cuando se fueron haciendo viejitos. Podríamos pensar que era un buen hombre, pero a lo mejor no supo hacer otra cosa, o tuvo miedo de volar el solo.  A lo mejor ayudó ser el pequeño, o ser el marica de la familia.

El caso es que cuando murieron, se miró un día en el espejo y no vio gran cosa. Se miró a los ojos y no descubrió la chispa de la vida. Y claro, surgió la pregunta: ¿Qué hago?

Buscó. Durante un tiempo. Siguió los consejos de algún amigo bien intencionado, pero que no le sirvió de mucho. Se lanzó a vivir la vida, a bailar, a beber, a follar. Buscó su alma gemela por las calles, por los garitos, pero no encontró nada. Y aunque lo hubiera encontrado, no lo hubiera reconocido porque estaba borracho.

Un día, le tocó la primitiva. Montó una cafetería estupenda y decidió buscar su vida en los demás, observando a sus clientes y sintiendo dentro de ellos, para comprobar si alguna de esas vidas le llenaba.

El local se llamó: “Tómate otra, Sam”.

¿Queréis saber más sobre Edu?

Pues en “Tómate otra”, podréis hacerlo.

¿Que es “Tómate otra”?

Pues es mi primera novela publicada.

Jo, es mi primera novela publicada… yo creo que deberías comprarla. Sí, tú, también va por ti.

¿Y dónde la puedes comprar?

En la FNAC, en Amazon, en la Casa del libro, en Google plays y en iTunes.