Los raros. ¿Una especie a extinguir o a reivindicarse?

El otro día hablaba yo de si los superhéroes fueran gays. Y el día 14 de agosto, lo hizo el diario “El país”.

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/08/14/actualidad/1376504639_697440.html

Qué bonito es saber que alguien de “El País” me lee.

Espera que saco pecho y levanto el mentón para que me hagan un retrato para la sala de “importantes” de… mi casa.

Ejem.

Si Spiderman fuera gay, pues resulta que no se vendería, por ejemplo en Rusia. Es alucinante lo de Rusia, están casi al nivel de Uganda o de Irán. Les falta un pelo.

Pero hoy no quería hablar de gays en Rusia, ni de la importancia que da el COI a los gays y sus derechos a la hora de celebrar unos Juegos olímpicos. Creo que esas leyes va contra el espíritu de la carta olímpica, pero bueno, ya sabemos que lo que importa de verdad, es el dinero.

Hoy quiero hablar de los raros.

Hay dos tipos de raros: los raros guays y los raros “directos al paredón”. Hasta ahora, en las películas, en las series de televisión, los raros “era un poco raro” y tal, eran los asesinos, los violadores “Tenía una mirada rara”. Pero ahora, empiezan a proliferar los raros guays. Sí, los que busca la policía para descubrir antes a los asesinos y demás. Una visión diferente de las cosas. Es lo que aportan los raros.

Hay un escritor de novela policíaca infiltrado en la policía de Nueva York, un mentalista en la policía de California me parece que es, un nuevo Sherlock Holmes, con sus tics y todo, uno que sabe cuando mientes, aunque también con los tics que hace no sé como no se pone nervioso hasta el más inocente de los inocentes, uno que dispara flechas en pleno siglo XXI, y algunos más que ahora no recuerdo.

He visto algunas películas de chicos raros últimamente. Raros, raros. Estos eran más raros de paredón, pero bueno. En “Turistas” todos los que salen son raros, raros. Pero raros. Hasta el apuntador. ¡Joder! A lo mejor os hablo un día de esos.

Los malos de “Elysium”, son malos, malos, y raros, raros. Pero son de los de paredón.

Ahora que cada vez se lleva más lo de la uniformidad, la clasificación perfecta: Yo de derechas, tú de izquierdas, él es marica, nosotros somos guays y amigos de Face, y ellos quieren a su mamá por encima de todas las cosas, lo que parece que se impone, son los que se salen de la norma. El estilo diferente, la mentalidad abierta y que no sigue una moda establecida. El que viste de azul, ahora que se llevan los tonos de verde y malva. Al que le ponen los pantalones de peto, aunque al común de los mortales les parezca una horterada. Lo sexi que es un peto, pantalón, con pecho descubierto… bueno, bueno.

Me voy del tema.

Ahora espera a ver si me encuentro. Me he emocionado con lo del peto…

Pero eso no quiere decir que los petos, digo perdón, los raros sean aceptados con naturalidad en los tiempos modernos. No. qué va. Es al revés. Son raros, no encajan en ningún grupo, y por tanto, están destinados a la soledad. Los solitarios son raros en un mundo en el que todo es comunicación y cientos de amigos en el Face, o en tuiter, o en tuenti o en google +. hay que estar permanentemente conectado al wash – up. Lo que lleva a la paradoja que mientras estás con personas en carne y hueso, prestas más atención a los que no están y no dejan de mandar wash-up. Yo alguna vez con algún amigo, he tenido ganas de sacar un libro y ponerme a leer mientras él contesta al wash-up.

A mí cuando alguien me dice que siga su Face para enterarme de su vida, me entra la risa floja… si en el face se miente, se hace un papel, uno de tantos, que no nos vayamos a pensar, cada uno tiene muchos papeles, uno para cada grupo, para cada circunstancia.

Yo en el Face, lo único que pongo son los post de este blog. Lo que pasa es que soy raro, tengo una vida tan aburrida… podría decir: “Me voy a hacer una tortilla de patatassssssss para comer”. Pero eso no es… guay. Podría preguntar: ¿Dónde está mi Príncipe? Pero eso sería deprimente. Además como alguno se debe pensar que salgo con los modelos que publico en el blog, menuda decepción se llevarían.

Los raros son frikis. ¿O los frikis son raros?

Pero claro, para la literatura o la tele y tal, no vamos a hacer unos personajes normales, de los de “hechos en serie”. Entonces ya los policías normales aburren, hay que llevar a un escritor de novelas, divertido y ligón, claro, para que solucione el tema. O a uno que se dedicaba a engañar a la concurrencia sobre sus poderes para leer la mente y ver a muertos y esas cosas. Un tipo listo, atractivo, que es tan raro, que siempre va con chaleco.

Hay otra serie en la que hay un chico que dice leer la mente, pero en realidad lo que hace es fijarse mucho.

Todos estos personajes raros y protagonistas, son perfectamente heterosexuales. Estaría guay que uno de esos fuera raro y gay. La leche de raro.

Los gays hemos sido raros, y los somos para muchos, no nos engañemos. Y están luego, los raros entre los raros, los gays que no encajan entre los demás gays. Pero aunque seamos raros, todavía no lo somos tanto para darnos un papel protagonista en una serie destinada a un público mayoritario, un héroe, un poli súper-poli.

Esto ya lo conté el el post de los Súper-Héroes.

Voy a tener que escribirla yo, lo estoy viendo. La serie con protagonista gay guay, que es más listo que ninguno y que no sale a correr en chándal rosa por las mañanas.

Por cierto, ya sé que wash-up no se escribe wash-up.

Ejem.

Y ahora que daba por terminado el tema, pues… se me ocurre otro punto de vista, pero eso mejor ya para otro día.

Anuncios

3 pensamientos en “Los raros. ¿Una especie a extinguir o a reivindicarse?

  1. Esta claro que todo el mundo tiene derecho a ser respetado, aunque sea más raro que un perro verde… Otra cosa es aceptar a un friky en nuestras vidas, a eso no nos puede obligar nadie, pero creo que todos por una razón o por otra acabamos inevitablemente teniendo uno cuando menos…

    Un tema interesante.

    Un abrazo.

    • PFE, nadie puede obligarnos a aceptar a nadie en nuestro círculo. Incluso, nadie puede obligar a nadie a aceptarnos a nosotros en sus círculos.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  2. Pingback: Más sobre los raros y los cómics. | el rincón de tatojimmy v.2.0

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s