¡Por fin! He visto “Esto no es una cita”, la película.

Ocurrió el sábado pasado:

He visto “Esto no es una cita”, como había anunciado con delicada insistencia. ejem.

Y ahora llegó el momento:

Voy a hablar de “Esto no es una cita”.

jimmy060813-esto no es una cita - cartel

Podía seguir esta tradición tan española de criticar a la gente que triunfa, aunque sean amigos. Ya sabéis que en España parece que no se perdona el éxito ajeno.

Pero no me sale.

Hay muchas razones para que no me salga, pero la principal, es que hace tiempo que no me reía como lo he hecho viendo “Esto no es una cita”. Me he reconciliado con la comedia sin otros apellidos. Comedia, comedia. De la mejor tradición española: Muñoz Seca, Jardiel Poncela, Alfonso Paso.

Era un sábado, 21 de septiembre. Madrid. Sala Artistic Metropol. 20,15 h. Allí estaban entre otros, los actores principales, Darío Frías, Virginia Rodríguez, Jorge Pobes… el director Guillermo Groizard. Y el guionista, Pablo Flores.

jimmy220913-esto no es una cita03

Es una película hecha con cuatro duros, mucho esfuerzo, muchas ganas y mucha ilusión. Como decía el director en una carta que envió al equipo de la película antes de empezar a rodar y que Virginia Rodríguez leyó en el acto, “tener la ilusión de los principiantes, aunque algunos tuvieran ya muchas horas de vuelo en este mundo del celuloide, para levantar un proyecto complicado”. Es una cita más o menos, que lo de la memoria de grabadora, no es lo mío.

Lo de los cuatro duros es engañoso, porque parece que te predispone a ver una película de una factura técnica un poco mediocre. Y no es así. Solo los tres minutos primeros, dejan claro que, los que han hecho esta cinta, son profesionales, buenos profesionales, que saben su oficio y que han puesto todas las ganas del mundo, como si hubiera sido una gran producción apoyada por un gran estudio.

Pero además, lo de los tres duros al espectador nos debe dar igual, pienso. Lo importante es si, lo que vemos, nos gusta, nos llega, nos divierte. O sea, si cumple las expectativas que hemos puesto al ir al cine.

Yo creo que lo consigue.

Venga, va, os cuento un poco de la historia.

jimmy220913-esto no es una cita02

Darío Frías ha dejado a su novia de toda la vida. Una mujer guapa y radiante. Pero… no funcionaba algo. Así que la deja.

A Virginia Rodríguez le ha dejado su novio de unos meses. El ex la dice que la quiere pero… que no sabe por qué, que falta algo en su relación. Así que saca el pañuelo para blandirlo al aire y decirla… ¡¡Adiós con el corazón… que con el alma… bla, bla, bla!! La mujer queda así como destrozada.

Darío quiere conquistar a Virginia. Virginia… detesta educadamente a su compañero de trabajo, Darío. Es pesao, pesao. A veces Virginia olvida la educación para detestarlo un poco más.

Darío es inasequible al desaliento. Pesao, pesao.

Tenemos al amigo de Darío, Jorge Pobes, que hace de confidente, de consejero matrimonial y de saco de los lamentos. El pobre.

jimmy220913-esto no es una cita01

Tenemos a la amiga de Virginia, Alexandra Jiménez, que se dedica a similar actividad en el bando contrario. La pobre.

Esto es la guerra, la conquista del castillo, el asedio de la alta torre de Virginia Rodríguez por las huestes (o sea los encantos) de Darío Frías.

La comedia es un género un poco desprestigiado. Pocas comedias llegan a la carrera de los Oscar o de los Goyas. Parece que hacer reír con una historia es un poco… es como si fuera lo más sencillo del mundo y no mereciera ningún reconocimiento, porque cualquiera lo puede hacer. Yo creo que es un criterio muy equivocado. Para hacer reír debes tener una historia con gracia, bien hilada, con unos diálogos chispeantes, vivos. Debes tener unos actores que tengan su filing, que sepan decir su personaje con naturalidad. La gracia está en que los diálogos tienen que tener chispa, deben ser auténticos, réplica, contra-réplica, interrupciones a tiempo… eso es profesionalidad y es ensayo, coordinación. Naturalidad.

Las miradas son importantes, porque solo una mirada puede representar un párrafo de diálogo. Y esas miradas deben acabar en la carcajada del espectador. Deben decirlo todo. No todo el mundo, aunque sea actor, es capaz de decir con la mirada tantas cosas.

Y la concepción de la escena, su coreografía, debe ser la adecuada para realzar todo esto, sin que tenga importancia, sin que ella misma tome demasiado relevancia como para que mate el resto de los condimentos de la ensalada perfecta.

Todo esto no tiene por qué darse cuenta el espectador. Pero todo esto debe ser un engranaje perfecto con un solo fin: la diversión, la risa.

Por todo este engranaje debe circular la música, que debe acompañar, realzar cuando debe hacerlo, pero como todo, no matar al resto de los ingredientes.

jimmy220913-esto no es una cita04

Y por último, hay que montarlo todo de forma adecuada, buscando un ritmo trepidante con sus pequeños momentos de relajo, para no aturullar. Y lo más difícil: no hay que caer en la tentación de alargar la historia para que dure más. Si debe durar 75 minutos, debe durarlos y no buscar la forma de llegar a las 2 horas.

¿Os he dicho que me reí como hacía tiempo, mucho tiempo? ¿Hace falta que os diga que ese engranaje, guión, actores, música, dirección, fotografía, montaje, funciona estupendamente en “Esto no es una cita”?

Así que hoy estoy contento. He visto una comedia maravillosa, me lo he pasado en grande, me he reído con ganas… y he saludado a algunos amigos que hacía tiempo que no veía.

El 8 de noviembre se estrena en salas. Así que ese mismo día, o al siguiente a lo más tardar, al cine. A ver a Virginia Rodríguez, a Darío Frías, a Jorge Pobes, a Alexandra Jiménez, a Fernando Cayo, a María Galarrón en un pequeño papel. Carlota Cosials, José Ángel Trigo, Gerald B. Fillmore. Y sobre todo ver la historia escrita por Pablo Flores. Dirige el cotarro, Guillermo Groizard.

Y una recomendación. Sin levantarse de la silla hasta que aparezca el último cartel de los créditos. Y puntuales a la hora de la sesión. Os perderéis si no, unas cuantas risas.

Y también atentos al “nerd” de la oficina de los protagonistas. Es un pequeño papel… pero fundamental. Un gran actor con mucho futuro. Buscad su nombre en los créditos del final.

😉

El tráiler.

.

Y para acabar, una entrevista con algunos miembros del equipo para “El palomitrón”.

.

.

Fíjate si me ha gustado que, si tengo suerte y una de las ciudades en las que se estrena es Burgos, iré a verla de nuevo.

Para ver más cosas, su web.

O su Facebook.

Anuncios

3 pensamientos en “¡Por fin! He visto “Esto no es una cita”, la película.

  1. Pingback: 3 Bodas de más, la película. | el rincón de tatojimmy v.2.0

  2. Pingback: El consejero – la película. | el rincón de tatojimmy v.2.0

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s