III Semana del libro: “Sedom” de Marisa Rubio, por Pere.

jimmy091213-Sedom portada

SEDOM, indebidamente tuyo de Marisa Rubio

No es igual de comprometido ser judío a secas, que ser judío, homosexual y novio de un polaco alemán. Eso ya roza el disparate de los riesgos que uno debe asumir en la vida”, le había dicho su amiga Gaddith a Yoel.

A veces me pregunto cuántos pudo haber de esta situación en el gueto de Varsovia. No es una historia triste, es una historia para reflexionar en un mundo en el que sólo predomina el egoísmo y la soledad del individuo.

Sin lugar a dudas, Yoel es el protagonista absoluto de la obra. Un personaje que defiende su idiosincrasia hasta el final. Un egoísmo de su personalidad enfrentado a la realidad del día a día que debe de vivir. La relación, el amor, son temas secundarios para él; su objetivo es la liberación del estatus humano frente a la barbarie a que se enfrentaban.

Es siempre un empezar que a través de todas las épocas, la persecución a seres diferentes se les ha marcado sea con la estrella de David o con el triángulo rosa. La destrucción de un mundo que no llegó a saberse prácticamente hasta el final de la contienda de la Segunda Guerra Mundial, aún sigue ahí, aún está presente en todos los días de nuestra vida y existencia.

La novela refleja muy bien la escalada de intensidad de toda la operación burocrática que llevó a la “solución final”. Metódica y eficaz, sin resquicios, quebrada solo con la lucha de seres como Yoel que se enfrentan a la maquinaria destructora de la operación montada por el III Reich. Ambientada en el Gueto de Varsovia podemos extrapolar el horror y las masacres al resto de Polonia. No es un relato dramático, que lo es, es un acercamiento a la situación vivida y sufrida por muchos judíos, pero también y, dramáticamente, por los homosexuales y otros seres diferentes. El personaje de Isajar representa la traumática vivencia que puede simbolizar la persecución a los homosexuales (estimación de unos 50.000 que fueron eliminados) en la Alemania nazi. Es solo un esbozo de lo que se permitió en el escaso conocimiento que decían de tener los aliados.

Con lenta y progresiva corriente la autora nos va adentrando en un imposible manifiesto de explosión de sentimientos y destrucción del entorno de los protagonistas. La maquinaria y la industria de la muerte fue el manifiesto de la historia que nos cuenta Marisa como un mal absoluto que se desató o desató los acontecimientos feroces del Holocausto en el gueto de Varsovia.
Marisa nos adentra en una tarea intelectual puramente histórica que convierte en una novela brillante y, nos recuerda que no debemos de olvidar la historia que paulatinamente el tiempo parece que va desdibujando. El recuerdo de los Yoel’s y de los Isajar’s no deben de quedar arrinconados en el olvido. Es una tarea que nos convierte a todos en la paulatina y completa del conocimiento de aparentes generaciones lejanas que deben de conocer la realidad pura y dura de la triste situación de todo lo ocurrido. No hay que olvidar el proceso de aniquilación de la historia que muchas veces se pretende.

Es un recital de encuentros furtivos en casa de Gaddith y, más tarde, como la degradación que se va produciendo, terminan en su particular Sedom donde los silencios se convierten en dramáticos complots que van marcando la humillación a que se ven sometidos.

Andaban en silencio por la Varsovia ocupada, como dos extraños, separados para no ser confundidos y arrollados por los ocupantes nazis. Andrzej y Joel empezaban a sentir el menoscabo de su amor, de la cólera de Andrzej cuando por la calle era humillado Joel. Llegaban al piso de Gaddith por separado y era el momento de “abrazarse muy fuerte, como si fuera la última oportunidad de hacerlo”. Yoel “rogaba cada noche a Adonai, de cuya existencia empezaba a tener serias dudas”.

Más tarde, Marisa, continuando con toda la progresiva degradación y envilecimiento de la situación, nos los describe situándolos en su Sedon; un cuartucho de mala muerte para sus encuentros amorosos. Ya no hay vuelta atrás, es el fin de una tragedia que va desmenuzando las situaciones conforme se va deteriorando la resistencia del ghetto. Hay una serie de medidas reflejadas en el relato de una muerte lenta y una muerte súbita; la que determina el tiro en la nuca o la que incurre en las más abismales humillaciones. La ferocidad de los ocupantes nazis cada día es más expresiva con las situaciones que nos describe Marisa en su libro.

Y qué decir del personaje de Gaddith, menuda y vivaracha se estrella contra el muro de la intolerancia y la incomprensión. Luchadora, rebelde, apasionada… muchas veces descarada. Conoce a Yoel y se enamora de él. Desconcertada acepta la peculiaridad de Yoel y la sorpresa de que tiene novio. Un Volksdeutsch. Otro personaje que se enfrenta a su soledad y lucha contra la barbarie y brutalidad de los invasores alemanes, los compatriotas de su padre, los Einsatzgruppen, admirados por su progenitor.

Una historia que hace pensar y rebelar todas las situaciones de homofobia que se están viviendo y que nunca han dejado de existir. Un libro o documento inapreciable, impecable, que con la minuciosidad y rigor con que está escrito, se acerca progresivamente a la vulnerabilidad tanto política como de la raza humana. Verdaderamente un libro muy interesante para leer y releer y ordenar curiosamente la cronología de todo el proceso de lo que fue la creación del gueto de Varsovia con la rebelión y exterminación del mismo. Los personajes muy acertados y con una credibilidad sin exageraciones y muy realistas.


jimmy091213-sedom-portada-contra

El final, para mi, es demasiado precipitado, sin una continuidad de los hilos que quedan colgados de algunos personajes. Quizá la autora no quiso o no ha querido incidir en desenlaces no atrevidos o mal intencionados que pudieran mal interpretarse de las actuaciones no demasiado claras de algunos de ellos.

Último apunte: El artículo 175 del Código Penal Alemán, que prohibía las relaciones sexuales entre hombres, estuve en vigor desde el 1871 al 1994. Hasta 49 años después del final de la segunda guerra mundial no fue derogado este artículo.

Alea jacta est. La suerte está echada.

 

Pere

Agost 2013

 .

 .

PD: Este año 2013, 5774 de los judíos (año nuevo el 4 de Setiembre), Israel erige un monumento a las victimas homosexuales del holocausto.

 

Anuncios

10 pensamientos en “III Semana del libro: “Sedom” de Marisa Rubio, por Pere.

  1. Antes de nada Pere, felicitarte por la reseňa. Me parece verdaderamente interesante y aporta muchos puntos de reflexión. Tu has hablado de plantearse cuantas víctimas homosexuales habría en el gueto de Varsovia. A mi me ha dado por pensar en cuantos homosexuales habría entre las filas nazis, y es que la identidad sexual no excluye cualquier otro factor humano, ni existe por origen, o por ideología. Es seguro que entre los nazis habría también homosexuales. Es incluso probable que alguno de los verdugos de estos pobres desgraciados lo fuera, obviamente con otras circunstancias, posiblemente en secreto, pero homosexual igualmente
    La otra cuestión de fondo que siempre me planteo con edta historia es el por qué, la razón última de todo esto. Recuerdo que durante aňos, mientras fui conociendo estos hechos, no lograba comprenderlo. Veía documentales, películas y relatos que describían aquella tragedia y luego me paraba a pensar en la imagen democrática y civilizada que tenía de la Alemania actual y sólo se me ocurría imaginar algún tipo de enajenación mental colectiva. No entendía nada. No empecé a poner medianamente en claro estas ideas hasta que cayó en mis manos la autobiografía de Stefan Zweig “memoria de ayer”, en la que explica los cambios políticos y sociales que condujeron a la primera guerra mundial, y de ésta a la segunda. Zweig era un judío austríaco, y fue también víctima indirécta de esta contienda, ya que, aunque consiguió huir a Brasil, no pudo superar el dolor del exílio y se suicidó al poco tiempo. A las reflexiones de zweig se unieron mas tarde las de Haneke, otro austríaco que relataba en la película “La cinta blanca” como se germinó el odio que dió origen al delirio. Haneke dibujaba en los momentos previos a la primera guerra mundial una sociedad enferma por el fundamentalismo religioso cristiano, por La represión moral y por la intolerancia que predicaba, y que como si fuera un veneno letal era absorbido por los niňos de la época. Haneke sugiere muy a las claras que aquel veneno fue el germen del mal. Los niňos de entonces, acabaron siendo los nazis de unos aňos más tarde.
    En general la fuente dirécta de la homofobia en occidente procede del fundamentalismo cristiano. Esta es una verdad un tanto incómoda, a la que nos gusta buscarle las vueltas, porque al fin y al cabo, nosotros formamos parte se una sociedad cimentada en la moral cristiana. Pero verdad al fin y al cabo. Tampoco somos los únicos.
    En realidad la primeta causa de mortalidad en el mundo ( desastres naturales y epidemias a parte) han sido históricamente las religiones, y es que independientemente de que el otro sea minoría o mo, el hecho religioso aparece una y otra vez vinculado a la desgracia humana, ya sea como causa dirécta o como vehículo necesario.El propio holocausto judío, por mucho su fin último fuera el económico, sólo pudo ser posible bajo la razón del odio religioso. El argumento que fomentaba el rechazo era precisamente ese, que eran judíos. Más o menos que a la par que estos hechos los japoneses arrasaban todo lo que encontraban a su paso por el Pacífico bajo las órdenes de un emperador que afirmaba ser descendiente directo de los dioses (shintoistas) y que además su pueblo era “el elegido”, por tanto los demás eran seres inferiores, prácticamente sin derecho a la vida. Finalmente el presidente Truman aniquilaba ciudades enteras de la faz de la tierra y condenaba a las siguientes generaciones a la radiación siguiendo ( según sus palabras) los deseos de Dios. Mientras en Espaňa, nuestro propio fascista, caudillo de Espaňa por la gracia de Dios, no pestaňeaba por purgar igualmente a los homosexuales que le daba la gana. A los Rusos de hoy en día, l

    • (…) lo siento lo envié sin querer
      Decía que a los rusos, tras su paso por el comunismo ateo, les ha entrado ahora el fervor religioso y destilan homofobía a manos llenas. Y podría seguir con las bondades actuales de los judios, pero lo dejo ya, porque como siga de un fanatismo religioso a otro esto se va a hacer eterno.
      Mis disculpas también por la extensión del comentario

      Abrazos

  2. Hola Pucho… me ha sorprendido gratamente tu larga reseña. Gracias.
    Te cuento la moralidad NAZI. Para empezar no hay peor represor que un homo arrepentido de su tendencia o condición. Su venganza es ir contra nosotros y su máxima de la represión contra todo lo que pueda “oler” a homosexualidad. Y aquí puedes incluir a Putin, el de la actual Rusia; ya corren rumores de su tendencia gay.
    La historia:
    Los “camisas pardas” eran un cuerpo de élite al inicio del nacionalsindicalismo nazi. Estaba liderado por Ernst Röhm, declarado homosexual que según dicen tuvo también relaciones homosexuales con Hitler, del cual ya se conoce o se sabe su ambigüedad sexual que nunca se ha querido llegar a investigar en profundidad. Hay algunas reseñas que llegan a informar incluso de que Hitler ejerció la prostitución masculina en su juventud en Viena, junto con su amigo y compañero August Kubizek, el cual escribió un libro con relación a su amistad de juventud con Hitler… nunca lo he querido buscar ni leer. “Adolf Hitler, mi amigo de juventud”.
    Los camisas pardas eran escogidos meticulosamente y férreamente como la raza aria perfecta y superior. Se consideraban superiores como homosexuales y herederos de los guerreros de la antigua Grecia. A pesar de que Ernst era un bodrio de tipo.
    Organización para militar conocida como los SA o “Camisas pardas” por su uniforme de color pardo. Fue en 1920 que lo creó el mismo Hitler con el nombre de Ordnumgsdienst (Servicio de orden) y que fue compuesto por ex soldados que su función era velar por la seguridad de los mítines de Hitler.
    Llegó a ser un cuerpo muy poderoso y se reafirmó en Noviembre de 1921, el día 4, cuando aplacaron una revuelta en Munich. Después de este acontecimiento pasó a llamarse Sturmabteilung, (SA – Cuerpo de asalto), liderado por Röhm, declarado homosexual y que se dedicó a reclutar homosexuales para el cuerpo, sobre todo chavales de 14 a 18 años para tener también su harén particular. Luego a estos jóvenes los afiliaba a las Juventudes Hitlerianas.
    Röhm formó un triunvirato junto con Karl Ernst y Röhrbeim Paul; también homosexuales. Röhm siempre tuvo el apoyo de Hitler.
    Pero, llegó el momento de que Hitler, junto con Goebbels y Hess, pusieron en marcha la operación Colibrí ante el poder que estaba consiguiendo Röhm con su cuerpo de 400.000 hombres; que empezaban a hacer sombra al poder de Hitler. Y aquí llegó la “noche de los cuchillos largos” (30-06/01-07, 1934). Röhm fue detenido y acusado de conspiración (para no decir de homosexualidad y de relaciones con el Führer) y conducido a la prisión de Stadelheim donde fue asesinado. No se sabe a ciencia cierta la cantidad de muertos que hubo aquella noche. Fue una masacre que también se aprovechó para liquidar a muchos oponentes y opositores a la política de Hitler y tener el camino libre para sus intenciones. También fueron masacrados o asesinados Karl y Röhrbeim… de todas maneras, la mayoría de aquel ejercito, el que se salvo de la masacre, fue afiliado a la SS (Gestapo), y que las dudas de homosexualidad continuaron en este cuerpo pero ya mas disimuladamente.
    A partir de este momento es cuando se inicia una incipiente represión homosexual en la Alemania nazi. Primero tímidamente, pero con el tiempo se recrudeció hasta extremos ya conocidos.
    Hasta aquí un poco de lo que fue el “nacimiento” nazi en Alemania. Curioso, no?
    Pucho, solo decirte, que cuando estuve en Auswitch, lloré, lloré cómo un maldito imbécil de rabia y impotencia.
    Y no creo que en aquel entonces fuera la religión el hilo conductor de todo lo que aconteció. Creo más bien que fueron las “finanzas”, el poder económico que estaba en manos de los judíos. Había una disoluta sociedad muy relajada de valores morales (como hoy en día), y que abogaba mas por la diversión y desenfreno que no por un sentido común de religiosidad. Sí, eran y son religiosos, pero no de un extremismo exacerbado como el de nuestra cultura mediterránea. Si te fijas, excepto las autoridades eclesiásticas del momento, el Vaticano, en su país, Alemania, no tenían demasiado claro si acercarse a las teorías y prácticas que aplicaba el régimen nazi o quedarse quietecitos.
    La crisis político-económica-ideológico llevó al fascismo de la época a amalgamar toda una serie de ideas de rechazo convirtiendo a las masas en agresivos entes contra… contra quién? Pues contra los judíos que eran quienes tenían el poder económico del momento y sin ellos la economía alemana era nula. La falta de escrúpulos y la ambición desmedida de Hitler, junto con su oratoria, bien arropado por todo un seguicio de impresentables ambiciosos, hizo el resto.
    Solo comentarte que mis abuelos eran muy amigos de un matrimonio alemán de Saarbrüken. Él había sido capitán del ejército nazi sin tener nada en contra de ser solo un militar de un ejército vencido. Pasó unos años en prisión y cuando venían a casa, muchas veces le oí decir que “la primera guerra mundial la perdimos, la segunda nos aplastaron, pero la tercera también la ganaremos”. Cómo puedes ver hoy en día, no es una guerra bélica, sino económica, y si que la están venciendo “masacrando” económicamente el sur de Europa… o no?
    Habría tela para rato con las religiones, Pucho, pero nos marcaríamos un paso de alargar en demasía este post…
    La homosexualidad en la religión. “Tela marinera”. Buff… el que me alargado demasiado he sido yo. El Tato nos va a masacrar.
    Un abrazo,
    Pere

    • Bueno Pere, no se como agradecerte tus explicaciones. Yo teorizaba con suposiciones, pero ni de lejos podría haberme imaginado todo lo que has contado. Me parece todo un lujo haber podido obtener toda esta información. Muchas gracias de verdad por tu interés y tu tiempo.
      En cuanto a la vinculación entre la guerra y las religiones ( igual que el tema de la homosexualidad), tienes razón, no se puede debatir con cuatro palabras, y de hecho yo lo hice a partir de un esbozo bastante superficial, y a lo mejor frívolo. Pero para mi la relación es clara. Hace un tiempo traje aquí la propuesta de un libro de Oé titulado “Cuadernos de Horoshima”. Yo lo abordé desde el punto de la tragedia humana, porque me pareció lo más relevante, pero Oé trata también el hecho religioso, vinculando diréctamente aquel suceso bélico con la moral cristiana, explicándolo a través de lo que él denomina ” moral de compensación cristiana”, que simplificándolo mucho es eso según lo cual unos deben sacrificarse para que se salven otros. Oé traza una analogía con el arca de Noé, pero realmente esto comforma la base misma del cristanismo, presente desde la Pasión de Cristo, hasta a nivel de moral individual ( sufre en vida y ganarás el cielo). Hiroshima tenía que morir (y sufrir después durante generaciones) para que salvaran otros. Y no me refiero sólo a la explicación oficial que lo justificaba como forma de acabar el conflicto. No olvidemos que el ejército japonés estaba en ese momento ya derrotado, de hecho llevaban meses intentando conseguir una capitulación lo más honrosa posible. Ellos fueron el objetivo real de las bomas, pero los destinatarios virtuales eran los rusos, que en aquel momento se paseaban por Berlín triunfantes y “amenazaban” con quedarse con toda Europa. El gobierno americano necesitaba un escenario en el que demostrar su poder destructivo.
      En cuanto a lo que ocurre hoy en día, no se si esto se podría argumentar como ” la tercera guerra”. No somos los judíos que hay que masacrar para “salvar” Alemania, entre otras cosas porque necesitan que les paguemos la deuda y les compremos las lavadoras. Pero si reproduce de nuevo esa teoría de la compensación. Ahora son los paises del sur los que deben ser sacrificados para salvar Europa. Más patético es todavía que dentro de nuestro propio pais el modelo se reproduzca a nivel gobierno o empresas. Oé concluía aquella reflexión diciendo que el dios cristiano le parecía cruel e injusto. Yo también lo creo.
      En cuanto a los campos de concentración. Yo no he estado en Austwich, pero imagino lo que sentiste. Si he estado visitando el campo de prisioneros (transformado en museo) que existe donde el famoso río Kwai en Tailandia, en el que murieron más de 6.000 soldados aliados. También visité el museo de la bomba en Hiroshima y creo que para lo que hay allí no existen palabras . Yo no me considero una persona impresionable, pero aquel horror excedió para mi lo soportable y en más de una ocasión tuve que apartar la mirada. Con todo, lo que más me impactó de aquello es que el museo estaba lleno de visitas de escolares ( en realidad la ciudad entera). Algunos de aquellos niňos no tendrían mucho más de 5 aňos, y estaban allí, con la mirada fija, en completo silencio. A muchos se les caían las lágrimas. Me impresionó mucho aquello. No creo que lo olvide nunca.

      Lo dejo ya. Gracias de nuevo por todo.

      Abrazos

  3. Pues Pere, Pucho, podéis seguir tranquilamente con el debate, me parece muy interesante.
    No os preocupéis por la extensión o el número de comentarios.

    Muchas gracias a ambos.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

  4. Acabo de llegar de Barcelona y no puedo pasar de responderte.
    Pues con el beneplácito que nos da Tato, ahí voy, Pucho. Primero de todo, Pucho, si existe un Dios cristiano seguro que no es católico, a pesar de Francesco. A Oe lo conocí precisamente a través de tu reseña que hiciste y que recuerdo que en su momento me impresionó. Me quedé distraído por la fuerza de sus palabras y la dedicación a su hijo con problemas neurológicos. Que no hace mucho, si no recuerdo mal, se había o se ha publicado algo que había escrito precisamente su hijo todo y sus problemas. De la cultura oriental sólo conocía a Mishima (el escritor, no el grupo musical); escritor “maldito”, homosexual y rebelde contra la decadencia moral y espiritual de la sociedad que le tocaba vivir. Obsesionado por la muerte se suicido con 45 años para no llegar a la decadencia y decrepitud del cuerpo. Esta obsesión arraigó en él por lo que tuvo que vivir y soportar con su abuela. Dices que Oe hace un paralelismo con el arca de Noé, el cristianismo y la vida de Cristo. Bueno, pues no quería enviárselo a Tato, pero tengo también una reseña de “El informe Pheaton” de Albert Salvadó que creo que se la voy a enviar para que la publique. Un extraño informe con relación al diluvio o diluvios, que fueron muchos según informes y culturas antiguas, con una historia que por inverosímil se puede llegar a creer o no. Se basa en un supuesto diario de Noé, en el apócrifo Libro de Enoc y en el poema de Gilgamesh, a parte de una bibliografía consultada que solo ver la relación que aporta en el libro ya marea. Con un Gabriel que se alía con los poderosos y un Lucifer que apoya al pueblo que tiene que renacer de las inundaciones y del desastre. Una gozada cuando lo lees por segunda vez y vas relacionando los hechos y situaciones que el autor describe. Creo que serviría para editar un buen cómic por lo fantástica de la historia. De todas maneras no creo que le gustara al autor: también andorrano y un tanto creído de su capacidad de escritor y personalidad. Ahora está escribiendo un guion para la película que quieren hacer de su trilogía de la vida del rey Jaime I con un presupuesto bastante elevado.
    Dices que a Oe el dios cristiano le parecía cruel e injusto, (¿existe?, que yo sepa nadie lo ha visto nunca ni tampoco nos ha sido presentado). ¿Qué Dios no es cruel con sus criaturas? Solo hace falta repasar un poco la historia de las religiones y ninguno se salva de la crueldad y menosprecio que, según el ser humano, han tenido siempre por sus acólitos. Si eres bueno vas al cielo y, si no, te jodes; como dijo la parlamentaria aquella en el parlamento español. Y qué coño ganar el cielo!, ¿qué cielo? Cómo no lo tengas claro en esta vida que el cielo es una utopía de malversación de emociones dichas cristianas o musulmanas o judías o veté a saber de qué sintonía religiosa, la depresión puede ser de un suicidio colectivo. Buff, me estoy pasando, y eso que había ido para cura.
    Si volvemos al tema de la economía y con los judíos, voy hacerte un paralelismo no demasiado ortodoxo pero si un poco en esta línea. Estudié económicas que era en aquel momento una salida a mi situación. Empecé con números, con administraciones, con tinglados de impuestos y otros temas semejantes… un buen día me cansé y me metí a fotógrafo… al año volvía estar en números sin haberme dado cuenta en la empresa donde trabajaba… volví a dejarlo y me hice hotelero, qué? Pues que cómo nadie me hacía el peso como contable en el negocio, allí que yo me las arreglé, otra vez a los números… lo dejé, me metí de socio en un Receptivo Turístico cómo coordinador de los diferentes departamentos. Se largó el contable y, ¿a quién le tocó la lotería? Al menda de marras. Mi sino siempre han sido los números y al final me dije: Siempre números, pues me lanzo y monto una empresa de administraciones, y ahí estoy. Por qué esta comparación. Todo ente, persona, familia, colectivo, sociedad, pueblo, nación, etc… tiene su sino, y ahí los judíos han sido o son un colectivo que han estado siempre marcados por la economía. Su estatus y manera de trabajar les ha conducido a jugar con las finanzas, créditos o la industria bancaria e industrial de la economía mundial. ¿Por qué la expulsión de los judíos de España? Sí, posiblemente por el tema de la religión, pero el trasfondo fue la enorme deuda que Isabel tenía con este colectivo por causa de la financiación de los viajes de Colón y la guerra que mantenía para la reconquista de España, y sobre todo con la comunidad judía de Girona. Que mejor ocasión que con su expulsión se librara de esta deuda, cuantiosa como puede ser la de EEUU de hoy en día que nunca podrá ser devuelta por mucho que se tenga la voluntad de hacerlo. Son miles de millones de dólares la deuda que tiene EEUU y sin ninguna posibilidad de ser devuelta aunque quintuplicara su existencia en años de los que lleva existiendo, incluso de poder hacer frente al pago de los intereses que esta deuda está generando.
    Tengo amigos Israelís y algunas veces hemos hablado de ello; tienen la misma sensación, siempre su máxima ha sido el dominio de la economía y hoy en día, si el estado de Israel se mantiene, es gracias a la contribución de las grandes fortunas judías mundiales que contribuyen a ello y sus intereses en la industria armamentística. Aún siguen moviendo los hilos de la gran industria alemana prácticamente a todos los niveles.
    Me ha sorprendido un “No somos los judíos…” Bienvenido al club, aunque siempre me he sentido muy condicionado cuando he viajado a Israel por toda la vigilancia que hay por todas partes y metralletas apuntando a ves a saber quién.
    Muy sentido tu comentario de los niños. En verdad que es en muchos lugares que se está concienciando a la mas pequeños para que empiecen a tener una visión de lo que es capaz de llegar a manipular la mente humana.
    Saludos,

  5. No conocía este libro, pero parece muy interesante, una nueva perspectiva desde la que contar la degradación y sufrimiento que soportaron las víctimas de la Polonia ocupada. Seguro que lo leeré.
    Y bueno, el debate que tenéis montado a raíz de esta reseña no lo es menos. Estoy asombrada de vuestros conocimientos y vuestras respectivas vivencias. Aprendo mucho por aquí…

    • Pues yo igual que tú, virginia, aquí con Adri leyendo atentamente el debate de Pucho y Pere.
      Me ha dicho Adri que quiere comprar el libro y que lo leamos juntos frente a la chimenea. A lo mejor le hago caso.
      😉

      besos.
      muchos.
      envueltos.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s