Israel sale en “Tómate otra”, mi primera novela.

jimmy220613-tomate otra portada

Mis recuerdos de Israel son muy vagos. Sobre todo al principio. Era un chico como triste. Yo siempre pensé que le faltaba algo de cariño. Estaba necesitado.

Luego me enteré que su madre se fue y que su padre, lo de dar cariño a su hijo, no había entrado en el curso sobre vida que le impartieron sus padres.

Definitivamente, Israel estaba necesitado.

Pero Israel, como muchos, se inventó una careta de alegría exuberante. Tenía una verborrea incontenible y una gestualidad excesiva con las manos y con la cara. Era un muecas.

Intentó encontrar ese cariño que le faltaba en algunos amigos, con el fin de adecuar su yo a la careta. Con Alfonsito hacía sus prácticas de la mamada y otras destrezas sexuales, pero sin cariño. Su verdadero objetivo era Pepelu, un chico mayor que él que vivía al otro lado del descansillo.

Pero Pepelu en el fondo, hacía lo mismo que Israel hacía con Alfonsito: prácticas.

Isra luchó por Pepelu. Hasta se puso a régimen: sustituía una comida, en general la cena, por otro tipo de comida de menos calorías, e incluso podríamos decir que, por eso del ejercicio al practicarla, resultaba un gasto de calorías interesante.

Alfonsito acababa extenuado muchos días. Y ya si Alfonsito se ponía unas falditas de su hermana… ni te cuento las ganas que tenía Isra de “cenar”.

Su amor por los miembros viriles era un secreto. A ver, entendamos secreto como que su padre no se enteraba, que Alfonsito no era el único con el que hacía prácticas e intereses de su retoño. Que por mucho que quieras… el uno comenta, el otro dice “pues yo me apunto”, y se corre la voz. Y al final, todo el mundo se entera, menos papá.

Quizás influyera que papá le daba a la botella casi con tanta insistencia como Isra le daba a las cenas sin calorías. Papá también le daba a ese tipo de cenas pero con las mujeres del club de alterne de la esquina. ¿Qué esquina, se preguntarán? Pues la esquina.

Esmeralda, de la que ya he hablado, va a tener sus más y sus menos con papá y con el propio Israel. Y la vecina, y el vecino de enfrente, con una edad provecta reencontrado a la causa gay, y dos modelos de los de meterse en la cama “A 200 eurazos el ratito”… y un chico callado que solía ir a la cafetería casi todos los días.

Majo Israel.

Por cierto, la cafetería se llama “Tómate otra, Sam”.

.

Israel es uno de los protagonistas de “Tómate otra” mi primera novela, que deberías comprar a la voz de ya. Comprar y luego leer, claro.

¿Y dónde la puedes comprar?

En la FNAC, en Amazon, en la Casa del libro, en Google plays y en iTunes. Y a lo mejor en más sitios, vete tú a saber.

Anuncios

3 pensamientos en “Israel sale en “Tómate otra”, mi primera novela.

  1. Para mi, como ya he leído la novela, es un gustazo enorme esto de que vayas trayendo a los personajes, para poder rememorar de nuevo sus historias y poder revivir las buenas sensaciones que tuve leyéndola.
    Muchas gracias.

    Abrazos

  2. Buena idea ir presentando a los personajes. Hoy le ha tocado a Israel, pero hay muchos más.

    Pobre Peaceforever, Tatojimmy piratea tu propio libro y pásale una copia, por favor.

    Un abrazo.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s