La vida secreta de Walter Mitty – la película.

La vida secreta de Ben Stiller . Huy, perdón, que me he equivocado: “La vida secreta de Walter Mitty”.

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty01

Cuando vi por primera vez el tráiler me produjo dos sensaciones: una de enorme interés, porque la historia me seducía. Y por otro lado, sensación de pena, de frustración, porque algo de lo que se cuenta en esta película, me gustaría contar a mí alguna vez en una novela.

He dudado en ir a verla, pero al final, y tras una cola en el cine, sí, había cola en el cine, he ido.

La primera pregunta de toda reseña que se precie escrita por mí: ¿De qué va Jaime?

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty02

Pues ya que lo preguntáis, os lo cuento:

Va de un hombre, Ben Stiller. El pobre pues, de vez en cuando, como dice su hermana, se le va la olla. Sí, de repente escucha un ladrido (me refiero a un ladrido de perro, no a uno de humano), y cual héroe de cómic de la Marvel, se lanza al vacío para entrar por una ventana en una casa a punto de explotar por un escape de gas. Consigue salvar por supuesto al perro ladrador y sacar a todos los habitantes de la casa. La gente lo vitorea… ¡Es un héroe, Warter Mitty!, y el sonríe modesto y le da el perro a su dueña, que casualmente es la mujer de la que está enamorado en secreto, una nueva compañera de trabajo.

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty03

Walter el pobre tiene estas escapadas en momentos de los más inconvenientes. Por ejemplo, pues resulta que la empresa en la que trabaja, una conocidísima revista, ha sido comprada por unos nuevos dueños que quieren cerrar con alevosía la edición en papel y despedir a la leche de gente, claro. Pues al pobre Walter se le va la olla justo cuando debe presentarse al nuevo jefe, que parece un jefe Amis, con su barba y tal, o un tipo de esos de los primeros estadounidenses, esos que firmaron la Declaración de Independencia y 4 de julio de hace un par de cientos de años.

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty04

Pues, que el pobre Walter pues que se va de fiesta a ser un súper-héroe en cuanto puede. ¡Cáspita! Pero la pérdida de un negativo que estaba destinado a ser la última portada de la revista en papel, hace que el amigo Walter deba convertir sus sueños de héroe viajero en realidad. Y ahí tenemos (léase esto con tono engolado) a nuestro héroe surcando los mares, los cielos, arrostrando peligros a lo largo de este inhóspito mundo, para conseguir la salvación de la humanidad.

A mi me gusta el argumento. Yo de hecho es lo que hago. Yo soy Walter Mitty. Sí, lo reconozco. No, no he escrito el relato original en el que está basada esta película. Por cierto, si alguien quiere comprar un relato corto de los míos para hacer una película, pues estoy dispuesto a tratarlo. Mi correo está en el lateral. Y si alguien quiere invitarme a un café, un Príncipe azul, o verde, da igual, pues que también para ellos tengo el correo en el lateral.

Ya estamos, dejemos de dar vueltas a la madeja para llegar al punto culminante. ¿Qué te ha parecido Jaime?

Bueno, pues… na, que no. Que sí, pero que no. Tiene muy buenas intenciones, el planteamiento es bueno, pero… hace aguas, por lo menos para mi gusto.

Mezcla muchas cosas, muchos tonos y creo que no consigue que funcionen adecuadamente.

Primero falla Ben Stiller. Yo creo que dirigir y protagonizar hace que se ofusque en él mismo. Es el protagonista, pero creo que puede serlo de muchas formas, y en esta caso, al menos para mi gusto, no lo consigue.

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty05

La historia mezcla, claro, un mundo imaginario con el mundo real. Creo que ese engarce no está conseguido. En el sentido, además, de que el mundo imaginario puede tener unas licencias en lo que es posible o no, que en el real no es factible. Encuentras en el mundo real cosas que no tienen un sentido, que en otras películas incluso pensarías que es un fallo de raccord, a parte que muchos de los recursos que utiliza son muy previsibles, tanto que llegando a un punto, sabes casi paso por paso lo que va a suceder. Es una película, pues, que en principio debía sorprenderte, y al final no lo hace, al revés, te la sabes.

El personaje de Walter creo que, aunque te va desgranando un poco lo que pasa con él, por qué es como es, o bueno, o digamos que lo justifica con algunas píldoras de su pasado, el resto de personajes son un poco estereotipados y muy planos. Su amor platónico te imaginas cosas, casi mejor no profundizo por no destripar alguna cosa, pero en el fondo se queda ahí, en lanzar cositas sin concretar demasiado. Deja pues al personaje un poco cojo. Claro, si cojo está el protagonista, la musa que poco sentido más tiene en la historia, no va ser más.

jimmy050114-la visa secreta de walter mitty06

En realidad el resto de los personajes no son nada, son humo o focos para iluminar al dueño de la historia.

Tiene cosas interesantes, como el recurso del hombre de la página de contactos que lo llama de vez en cuando para completar el perfil de nuestro hombre. Sale también un rato Sean Penn, pero vamos, na, como un cuadro para adornar. Y sale Shirley Mclaine, también para adornar un poco.

El malo es de opereta, es malo de cómic. Y creo que su actor tampoco le aporta nada especial. El actor es Adam Scott.

Tampoco acierta me parece en el ritmo, por no decir que, como pasa mucho últimamente, el tráiler te engaña miserablemente. El tráiler tiene un ritmo estupendo, que en la película se convierte en absolutamente cansino.

Podríamos hablar del mensaje, pero… es tan evidente, que no merece la pena.

Pues hasta aquí ha llegado el tema, aunque me dejo alguna cosa en el tintero, pero no quiero aburriros.

Por lo menos me quedo más tranquilo, porque algún día podré escribir lo que tenía pensando sin que alguno me tache de copión.

El tráiler:

.

Más información en La Butaca. , en Cine 365

Y para que tengáis referencias de otras críticas con distinta visión de la película que yo, Filmaffinity

Ismael responde: otra carta de amor.

Carlos escribe la primera carta de amor. Pincha y lee.

______

Hola Carlos.

Acabo de recibir tu carta. Me he emocionado al leerla. Ahora debo contestarla para seguir nuestra apuesta de San Valentín. Me cuesta esto de escribir, ya lo sabes. Por eso lo has hecho, claro. Me cuesta esto de hablar de sentimientos. Soy más de hacer, de ir a verte mientras estás de guardia o de esperarte despierto y dormir contigo, como cuentas. Te cojo de la mano cuando vamos por la calle, me gusta, o me paro te doy un beso, pero me cuesta decirlo, aunque de vez en cuando se me escape. Por ejemplo, no recuerdo eso que dices que el día de Navidad, en la cama te dijera “Te amo”. Si tu lo dices será verdad. Se me escaparía sin darme cuenta.

A lo mejor todo empezó aquella vez, cuando era niño. No tan niño, ya 16, aunque ahora parezca un niño. Ya tengo 33, qué mayor. El tiempo pasa muy deprisa. He descubierto que pasa deprisa desde que te conozco. Es todo como más tranquilo, más llevadero, estoy tranquilo porque te tengo a ti, conmigo, detrás, empujándome.

Eso debe ser amor también.

No lo llamamos así durante muchos años. Éramos los amigos toca-pelotas de todos, porque no nos entendían. Sabiamos antes de hablar, con solo mirarnos. Mi último novio no te podía tragar. Ya lo sabes, no sé para qué te lo digo. Creo que esto de escribir no es lo mío. Debería dejarlo, pero como me has prometido un premio si te contesto a la carta, yo continúo.

El premio lo elijo yo. Seguro que después no se te va a ocurrir volver a jugar a las cartas conmigo y ponerme en esta situación. Me dan ganas de ir a la cocina, te oigo trajinar allí, y cobrarme mi premio de escritor.

No te voy a decir el premio que me he ganado hasta el sábado que viene. He mirado tu calendario laborar y no tienes guardia ese fin de semana. Va a ser estupendo. No hagas planes. Y si los has hecho, cancélalos.

Te decía que éramos muy buenos amigos, o eso me decía yo. Creo que tú no estabas tan de acuerdo con esa situación,según reconoces en tu carte, pero te lo callabas. Yo lo sabía, lo notaba, pero también callaba. Tenía miedo de perderte. Sabía que no podía estar sin ti, pero me aterraba que al vivir juntos o follar, la cosa no funcionara y todo se fuera a la mierda. Te imaginaba abrazado a mi, pero me costaba imaginarte teniendo sexo conmigo. Son cosas de la mente, tú que eres médico sabrás como interpretarlo.

Ahora no puedo imaginarme junto a ti sin follar. ¿Debería haber dicho hacer el amor, más suave? Pero solo lo vas a leer tú, no importa. De todas formas no sería verdad, porque yo contigo he hecho el amor siempre, de mil maneras. He hecho el amor al mirarte, al bromear contigo, al reírnos juntos, al llamarte por teléfono con cualquier excusa. Recuerdo un día de octubre de hace 3 años. El día anterior a la presentación de aquel proyecto tan importante para mí y mi empresa. Recuerdo que estuve buscando una excusa para llamarte durante horas. Todas me parecían tontas, que no ibas a tragártelas, no quería parecer un débil. No, no era debilidad, no quería darte la impresión de que te necesitaba más allá de la amistad, de que eras tan importante para mí, como para necesitar oír tu voz para tranquilizarme.

Lo hice al final, te llamé, y me relajé. No te dije al final nada, y tú tampoco me dijiste que eran las cuatro de la madrugada y te había despertado. No me echaste en cara que no pudiste dormir, ni siquiera me dijiste nada.

Creo que los griegos tenían una forma de llamar al amor de pareja y otra forma de llamar al amor de amigos, porque es amor. Pero lo nuestro no fue amor de amigo,estoy seguro, aunque a parte de todo, seas mi amigo. Siempre fue amor de pareja pero ya te digo, yo estaba aterrado por perderte, me asustaba el sexo, me asustaba que pudieras irte de mi lado, me veía absolutamente inútil sin ti.

Llevo ya escritas muchas líneas y no te he dicho todavía que te quiero. No te acostumbres, no lo voy a repetir mucho, no me sale decirlo. Aunque luego tú vayas diciendo que te lo digo en la cama, antes de dormir, o cosas así.

Creo que te iba a contar por que me cuesta mucho decir eso de te amo, o te quiero. Sirva esto para repetir que te amo, te quiero, te necesito. (Esta repetición merece dos premios, hay que valorarlo).

16 años. El día en que aquel mendrugo, Juan, pasó de mi como de la mierda, después que me tuvo una semana persiguiéndome para que le besara y le dijera guarradas al oído, salpicadas de un montón de “te quiero”, o “te amaré hasta la muerte, Romeo”. Bobadas. Luego le vi con otro más mayor dándose el lote, y luego, con una chica. Luego ese mismo chico se casó con una mujer después de volver loco a Román, un tío majete al que perseguí un tiempo, pero que como estaba por Juan, no me hizo ni caso. Juen se aprovechó y fue por ahí mofándose de mí.

Tanto “te amo” desperdiciados con aquel tal Juan, me hicieron coserme la boca antes de decir esas palabras. Hugo me lo reprochaba mucho.

Ayer vi a Hugo. Está todavía enfadado. Pero es tonto, no sabe todavía que si hay algo que no soporto son las discusiones, el aceleramiento, el levantar la voz. Empezó como siempre, con eso de nosotros y que le tomamos el pelo, se le inyectaron los ojos en sangre, me di media vuelta y me fui. Pensar que estuve cinco años con él y que pensé que lo quería de verdad. Me hubiera equivocado si hubiera aceptado su propuesta de casarnos. No entiende que mientras estuve con él, todo fue para él, el amor digo.

Acabo de releer este párrafo último y me he dado cuenta de que no, es mentira. No lo amé nunca. Me convenía, solo eso. Era agradable y me gustaba follar con él. Tengo que hablarle y pedirle perdón. Es cierto, siempre te he amado, y me he perdido ocho años de tu amor por tener miedo.

Voy a acabar esta carta, me acabas de llamar para cenar. Mañana tienes guardia y yo me voy por la tarde a Madrid. Te dejaré la carta para que la leas cuando llegues del hospital, pasado mañana. No quiero ver tu cara al leerla.

Creo que es una mierda de carta. Es la primera vez que escribo algo así, es la primera carta que escribo en mi vida, querías que la enviara por correo, pero no sabría qué hacer. Estoy pensando que casi mejor me voy a un estanco y que me digan. No quiero que te saques de la manga ninguna escusa y me pierda el premio.

Me he dejado muchas cosas que decirte, es por no tener costumbre y estar un poco desorganizado.

Pero lo importante es que te amo, y eso te lo he dicho. Y me cuesta, ya sabes. Juan tiene la culpa. Después de aquel Juan, me dije que no haría el ridículo más, después de todo lo que dije y que después me sentí por ello absurdo. Estaba todos los días ensayando para mí como decirle lo que me gustaba, con la pasión de los 16. Él me rechazó, jugó conmigo, y se mofó de mí. Por cierto, al Juan ese lo has visto también en el “Tómate otra, Sam”. Es el que se sienta siempre al lado de la ventana, con un libro en la mano, el mismo desde hace muchos meses. Va con su marido, aun que parecen dos extraños. Ni se acuerda de mí, aunque a veces me mira con cara de deseo, pero no de recuerdo. Tendrá razón mi abuela al decir que ahora soy mucho más guapo que a los 16.

El Juan ese me trae a mal traer. No sé por qué ahora tanto repetir cosas de él.

Espero que nunca seamos como esa pareja, que no tienen nada que decirse ni desearse. Yo no digo mucho, pero si hago como si lo dijera.

¿Me he ganado el premio?

Te amo, Carlos.

 .

 Ismael.

.

____________

Ismael, Carlos y Juan son tres de los protagonistas de “Tómate otra”, mi primera novela publicada.

____________

He escrito más cartas de amor. Pincha si quieres leerlas.

____________

 

Músicas del amor.

Toca, en esta semana del amor, tocan músicas para vivir, para sentir el amor. ¿Suena pasteloso? Algo sí, quizás, pero… el amor es así, por mucho que queramos disimularlo.

.

.

.

.

.

Para esta selección musical han colaborado Virginia, Pucho y Dídac.

Gracias.

PD. Siempre podéis incluir vuestra música en los comentarios.

17 imágenes del amor.

jimmy160214-amor14-17

Hay tantas imágenes del amor como momentos en cada una de las millones de parejas de todos los tipos que hay en el mundo. Cada uno lo expresamos de una manera, y en cada momento, esa forma de manifestación puede ser distinta, porque el amor en si mismo es distinto también.

Cada uno piensa que su forma es la mejor, claro. Porque cada uno piensa que ama como nadie. Eso no es en sí mismo ni bueno ni malo, solo incierto. Es quizás también la causa de que a veces ese amor que sienten dos personas no pueda crecer y perdurar.

Que el amor no sea eterno no es malo en sí mismo tampoco. Es una pena que a veces sea por tonterías, por malentendidos, por no tener la ambición de conocer al otro cada día. Cuando llevamos un tiempo, pensamos que todo está hecho, que nuestra pareja ya no tiene secretos para nosotros. Sabemos que le gusta la carne poco hecha, que duerme del lado izquierdo, y que cierra la tapa del dentífrico. Sabemos cuando empieza a coger la gripe por como le brillan los ojos. Y creemos que eso es todo, que ya está todo hecho. Pero cada día lo empezamos con unas vivencias y lo acabamos con algunas más. Y todos esos detalles de nuestro día, puede que nos hagan ir evolucionando, nos haga otra persona distinta. Esa nueva persona es la que deberíamos ir conociendo.

Un amor cada segundo, cada instante. Un amor distinto. Cambiante.

Lo malo del amor  de sus infinitas manifestaciones, es cuando nos encontramos con alguien que quiere imponernos a todos la forma de amar. No solo no entienden otras formas sino que quieren que la suya sea la única.

Pobres hombres.

17 imágenes para el amor. En este caso, imágenes de amores entre hombres. Hombres de hoy, de ayer, jóvenes, maduros, de distintas razas, en la calle, en casa…

Porque lo importante es el amor. El amor con respeto.

Respeto.

.

jimmy160214-amor14-01

jimmy160214-amor14-02 jimmy160214-amor14-03 jimmy160214-amor14-04 jimmy160214-amor14-05 jimmy160214-amor14-06 jimmy160214-amor14-07 jimmy160214-amor14-08 jimmy160214-amor14-09 jimmy160214-amor14-11 jimmy160214-amor14-12 jimmy160214-amor14-13 jimmy160214-amor14-14 jimmy160214-amor14-15 jimmy160214-amor14-16

jimmy160214-amor14-10

Creo que esta semana deberíamos dedicársela al amor. Seamos un poco pastelosos, venga. Así que espero vuestras historias. Y sobre todo, espero vuestras canciones de amor. Pero debe ser algo rápido, no os durmáis y enviadme vuestra canción de amor.