Seguimos con verdades o mentiras.

 

La ficción es buena para contar casi todo y hacerla llegar de una forma más directa. Yo escribo ficción. Casi todo mi blog es ficción. Ni siquiera los personajes que llamo como yo, son reales, aunque alguno tienda a pensar que si un personaje en mi blog se llama Jaime, estoy contando mi vida. O si escribo en primera persona. Como piensan que, si llamo a un personaje Saúl, estoy hablando de Saúl. O Borja. O Aarón. O si lo llamo Ricardo, piensan que si tengo un amigo que se llame así, estoy contando su vida. Adri no es real, o sí, porque habrá Adris en la vida, pero no viene a celebrar mi cumpleaños conmigo a casa. En ese sentido no es real. Pero dice cosas y da voz a otras personas que sí lo son. Y se expresa de otra forma.

Y si llamo a un personaje Sonia, no estoy hablando de mi Sonia.

El otro día Luis hizo un comentario en un post antiguo sobre Areko Martiánez. Areko dibujaba, me imagino que lo seguirá haciendo aunque no lo comparta con la gente. Sus dibujos estaban tomados muchas veces de fotografías provenientes de estudios de porno. Incluso hizo alguna versión de un par de fotos de Biron, y el mismo Biron le agradeció su versión.

Luego él se inventaba una historia que en general, protagonizaba. Yo creo que todos sabíamos eso. Yo incluso alguna vez he publicado las fotos originales y sus versiones. Luis está muy enfadado… dice incluso que son Photosop. Eso no lo creo, porque a veces sus versiones no son exactas al original. Yo he intentado alguna vez hacer alguna versión de las fotos que tengo, y no me ha dado el resultado que yo buscaba, ni parecido al de Areko.

Hay dibujantes que lo hacen al natural, los hay que tienen en fotografías su modelo, e incluso existe la técnica de la calca, con papel cebolla. Bocetan sobre el original y luego perfilan y dan volumen y vida. Por cierto, quién diga que eso de la calca es muy fácil, le invito a que coja cualquier foto y la calque con un lápiz. E intente dar vida a ese dibujo.

Un tío mío, pintaba con paleta, y pintaba teniendo como modelo fotografías. Se recorría Euskadi, la tierra de mi tía, o la suya, Castilla la Mancha, sacaba fotos y luego pintaba esos paisajes que antes había fotografiado.

Así que lo hiciera como lo hiciera, creo que algún mérito tendrá.

Areko y sus dibujines no nos ha costado llorar por él como una desgracia, ni preocuparnos porque no puede casarse, o porque haya muerto su amigo del alma, o porque intenten asesinarlo unos traficantes de droga, como otras historias en las que nos hemos implicado.

Pero… claro, no siempre leemos todo con atención. Ni las etiquetas de los post, ni sus categorías, ni leemos todo, todo. Y cuando lo leemos, aún así nos la meten. Porque a veces vamos con una idea, y no nos desviamos de ella. O porque necesitamos que eso sea así, y no como es en realidad. O porque sencillamente, nos la meten.

En el caso de Areko, evidentemente si no conoces la historia de las fotos o su procedencia y te crees que son los chicos con los que Areko y su pareja se lían en su casa, si un día te encuentras con esas fotos en otros blogs con el anagrama del estudio de procedencia, evidentemente, puedes llevarte una gran decepción. Pero a lo mejor, en ese caso, lo importante era el personaje creado, y no exactamente la persona que lo escribe. Y para mi gusto, los dibujos que hacía, utilizara la técnica que utilizara, tenían encanto.

Cuidado, que puede que sus historias fueran reales, solo que no las protagonizaran los chicos de sus dibujos. Pero, eso, creo que no era lo importante. Yo a veces ilustro mis relatos con fotografías de modelos que no tienen nada que ver con la historia. O incluso muchas veces, veo una foto y me imagino una historia alrededor de ella.

En fin. ¿Verdad o mentira?

Quizás la finalidad sea lo que cuenta. O los modos. Areko no pedía que te implicaras con él, pedía que miraras sus dibujos y disfrutaras con sus historias. Este grupo de “Audiovisuales”, pedían que te implicaras, que estuvieras a las 6 de la tarde para ver la boda del supuesto padre con el supuesto novio, supuestamente mucho más joven. Pedía tu implicación emocional, aprovechando que hay casos así, y casos mucho más sangrantes en este mundo de Dios, que aunque camina, no lo hace al ritmo que todos desearíamos. Para muchos hombres y mujeres que se sientan gays, será tarde, salvo que el azar les sitúe en la misma dimensión espacio-tiempo con alguien o con algo especial que le empuje a tomar otros caminos y ver el futuro con esperanza. Y no solo me refiero a gente con una cierta edad, sino también a personas, hombres y mujeres, jóvenes. Yo conozco casos de chicos jóvenes, en España,  que no tienen las fuerzas necesarias para enfrentarse a su mundo y ser como son.

Yo pretendo que leas mis historias, que te emociones con los personajes, y a lo mejor que pienses sobre ellos. Puede ser que te sientas identificado y eso te haga sentir un poco mejor. Si un día acierto y sucede eso, ¡Albricias!

Y si te compras mi libro, mucho mejor. Esto último es broma. ¿O no?

Hagamos preguntas:

¿Cuánto de verdad ponemos en nuestras amistades virtuales?

¿Cuánto de verdad contamos a nuestros amigos?

¿Hay alguien que no se ha dado cuenta que un amigo virtual es totalmente ficticio?

¿Hay alguien que no se haya dado cuenta que un amigo real es más falso que las pesetas falsas? ¿Que nos la ha metido doblada teniéndonos horas y horas hablando sobre una situación que es totalmente adulterada?

Si tu respuesta es que no… a lo mejor es que todavía no lo has descubierto… siento ser tan pesimista al respecto.

¿Verdad o mentira?

Os invitaré a mi boda con Adri. La emitiré en streaming. Espero asistáis. Incluso os mandaré un trozo de tarta by streaming. El regalo, os rogaría, me lo enviarais por correo ordinario, o en su defecto, por transferencia bancaria.

Muchas gracias por anticipado.

¡Vivan los novios!

Anuncios

7 pensamientos en “Seguimos con verdades o mentiras.

  1. Hay mucha falsedad en internet y mucha maldad, hay quien se engaña a si mismo y hay quien juega con los demás. Me parece muy triste porque se pierde la oportunidad de conocer gente maravillosa por no ser sinceros.

  2. Yo no me pregunto tanto sobre lo que es verdad y lo que es mentira en internet. En cierta forma estoy convencido de que todos vivimos bajo dos verdades, una es la de los hechos ciertos y concretos de nuestras vidas, y otra la de de quienes somos realmente en esencia. A veces estas dos realidades conviven de manera que una permanece supeditada a la otra y es en internet donde por las carácteristicas propias del medio, se puede mostrar de manera radicalmente clara y disociada. Estoy convencido de que muchas veces, esas realidades inventadas cuentan más la verdad intima de quien se esconde tras ellas, que la del día a día. Según yo lo veo, esto no significa lo mismo que el que se inventa una historia con un personaje, porque aquí “el personaje” es el que en verdad y en esencia muestra el “yo” auténtico del individuo
    individuo
    Tengo un “colega” por Tumblr que es un buen ejemplo de todo esto. Habla siempre desde si mismo, con una misma voz, que se percibe como rotunda y sincera, pero los hechos concretos que manifiesta divergen tanto a lo largo del tiempo que es imposible saber ni siquiera su edad auténtica, ni su procedencia, ni hasta el género. Una vez alguien, no se si cansado o molesto, le pidió que ya de una vez dijese cual era de verdad su vida y quien era realmente. La contestación literalmente fue: ” I live in a world of fantasy. So keep your reality away from me. I see what i want, i want what i see and that is all okay by me”.
    Quizás el error sea ese empeňo en tratar de ubicar una realidad en el marco de la otra, cuando a veces tienen naturalezas y verdades distintas.

    Abrazos

    • Pucho, tu idea está muy bien, pero… creo que, aunque pueda haber casos, muchos incluso, que sea como dices, no creo que enturbie mi idea.
      😉
      Posiblemente ha mucha gente que se muestra en Internet como son en realidad. Vale. NO creo que haya dos formas en cada uno de nosotros: una la que mostramos, y otra la que somos. En principio porque no creo que mostremos una sola cara. Creo que no nos comportamos igual delante de nuestra familia, de los compañeros de trabajo, de nuestros amigos, de los del barrio, que los amigos del Futbol. Incluso cada amigo, aunque sea del mismo grupo, verá a una persona distinta. Una parte, porque la apreciación que harán de nosotros,está condicionada por sus ojos, y otra parte, proque no nos comportamos igual ni siquiera con los componentes del mismo grupo de amigos.
      Esto además, es muy literario y cinematográfico. Es un hecho utilizado mucho en novela y en televisión. Muchas series de policías se basan en eso. la mitad de los episodios de “Sin Rastro”, por ejemplo, podemos constatar eso de que cada uno, ve a una persona distinta en la víctima o en el verdugo.
      volviendo a Internet, seguramente hay gente que se muestra como es en verdad si no tiene que dar la cara. Muchos gays con miedo, por ejemplo. Pero también hay muchos que se inventan un personaje completamente distinto. No quieren ser como son. en todo caso, algunos podría querer ser como sueñan que serían.
      Parte de los casos que cito aquí, y no es la primera vez que lo hago, son personas que no solo han creado una trama de mentiras, de personajes falsos, han creado unas sinergias con otras personas que, con buena fe y ganas de apoyar y ayudar a quién lo pudiera necesitar, se vuelcan, sufren con ellos, pierden horas de sueño y dinero incluso, todo por apoyar a unas personas que te están tomando el pelo. Están minando tu confianza, están atacando a tu sensibilidad.
      Si quieres hablamos de perfiles falsos en páginas de contactos, o personas que buscan amor y se encuentran de repente que, de esa persona que se han enamorado, es falsa. con un poco de suerte. no es ni del género que dice ser.
      Y ahora que pienso, podríamos hablar largo y tendido sobre eso de que, uno en realidad es como es, y no como se muestra. Porque al final, puede que como somos, aunque no somos, es simplemente un sueño de cómo querríamos ser.
      Interesante debate.
      Gracias Pucho.
      🙂

      besos.
      muchos.
      envueltos.

  3. Pienso que todos sabemos muy bien cómo somos (o cómo creemos que somos), otra cosa es cómo queremos mostrarnos, y cuánto queremos mostrar de nosotros mismos. Tanto en internet como en la vida real.

    Respecto a lo que hablas en esta entrada, veo claro que una cosa es crearse un personaje de uno mismo, de lo que te gustaría ser y otra muy distinta montar una historia e implicar a otras personas en algo que es mentira.

    En el primer caso incluso la persona misma se llega a creer su historia (soñar, lo llaman), y puede perjudicar, sin haberlo previsto, a otras personas con las que interacciona. Yo esto lo podría perdonar…Le declararía inocente.

    En el segundo caso está clara la mala fe y la intención de engañar desde el principio, jugando con los sentimientos de las personas que caen en ese juego. Y se toman muchas molestias para ello, es un trabajo a conciencia. En definitiva que hay premeditación y alevosía, y eso los convierte claramente en culpables, ¿no? 😉

  4. Un tema complejo, ya que la mayoría de nosotros nos engañamos a nosotros mismos, negando aquello que no nos gusta de nuestra realidad. Siendo esto así resulta complejo saber cuando faltamos a la verdad porque queremos engañar o cuando lo hacemos porqué estamos convencidos de lo que estamos diciendo aunque sea falso…

    Dicen que mentir necesita intencionalidad de engañar… Por eso creo que no siempre que damos una imagen falsa de nosotros mismos estamos mintiendo.

    Me gustó tu reflexión.

    Un abrazo.

Sería interesante que nos dijeras algo. ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s